¿Por qué debemos reciclar los medicamentos caducados?

Si abrimos el botiquín de casa seguramente encontremos medicamentos caducados o que no utilizamos y cajas vacías. Un primer impulso puede ser tirarlos directamente a la basura o incluso por el inodoro sin pararnos a pensar en lo peligroso que esto puede ser. Los medicamentos, por su composición química, deben ser tratados en plantas especialmente acondicionadas para ello.

Se cumplen 10 años desde que SIGRE entró en las farmacias con sus puntos de recogida de medicamentos y la colaboración ciudadana ha ido en aumento cada año.: durante 2009 se recicló una media de 5,99% kilos mensuales de envases y restos de medicamentos por cada 1000 habitantes, cantidad que supone un incremento del 13,23% con respecto al año anterior. Y en Navarra estamos de enhorabuena ya que nuestra Comunidad está situada a la cabeza con una media de 8,02% de kilos mensuales por cada 1000 habitantes y un aumento del 22,07%.

El reciclaje de medicamentos tiene un doble trasfondo sanitario y medio ambiental. El primero de ellos es fundamental ya que acumular medicamentos caducados o en desuso puede poner en riesgo nuestra salud: por un lado los medicamentos caducados pueden resultar peligrosos ya que sus funciones pueden haberse visto afectadas, pero también es arriesgado guardar medicamentos que han dejado de servirnos ya que sus envases han podido verse alterados o hemos podido perder el prospecto, lo que nos haría no tener las indicaciones para futuras tomas. El factor medioambiental del reciclaje de medicamentos es muy importante y merecen ser tratados de forma particular ya que pueden poner en peligro nuestros suelos y aguas.

Recuerda seguir las siguientes indicaciones cada vez que tengas que reciclar algún medicamento o su propio envase:

  • Todos los restos de medicamentos caducados o no utilizados y sus envases deben llevarse al Punto SIGRE de la farmacia.
  • Los envases que han estado en contacto con el medicamento (frascos, blíster, tubos, aerosoles, ampollas, etc.) aunque estén vacíos, deben ser tratados de forma específica. Para ello, deben depositarse en el Punto SIGRE.
  • Para poder identificar los distintos tipos de medicamentos y los envases que los contenían y darles el correcto tratamiento, deben llevarse al Punto SIGRE dentro de su caja de cartón.
  • Cajas de cartón y envases de todo tipo, tengan aún restos del medicamento o estén vacíos, no deben tirarse al contenedor azul del papel, ni a la bolsa amarilla de los envases, ni al contenedor verde de vidrio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comparte este entrada:

    Enviar un comentario

    Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

    Activo
    Activo