Alfombras y moquetas que, tras su vida útil, se convierten en abono

Investigadores de la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC) han ideado un sistema basado en tecnología biológica que permite fabricar alfombras y moquetas biodegradables. El producto, totalmente natural, permite que, una vez finalizada su vida útil, pueda ser triturado de manera que la materia orgánica pueda emplearse como abono agrícola.

El sistema ha sido ideado por el Doctor Tzanko Tzanov, investigador del Grupo de Biotecnología Molecular e Industrial del Campus de la UPC en Terrassa (Barcelona) y por su colaborador Carlos Díaz, que trabajaron durante un año en un encargo de tres empresas holandesas que buscaban una tecnología para fabricar alfombras y moquetas de lana sin usar látex como base de sujeción.

La utilización de una capa de látex para sujetar la lana supone emplear un material muy caro, que representa el 70 por ciento del peso de la alfombra y que para poder aplicarse es necesario vulcanizarlo a 150 grados de temperatura, lo que implica un elevado gasto energético, además de no ser reciclable. La idea de estos investigadores fue sustituir este látex con un adhesivo producido enzimáticamente a partir de compuestos naturales, como la lignina, un producto residual de la industria papelera que no tiene valor en sí mismo y suele ser quemado.

Así, en lugar de utilizar el látex, la base de la alfombra se impregna con una pasta hecha a base de compuestos fenólicos naturales y enzimas oxidativas, y se calienta a temperaturas no superiores a los 95 grados, generando un potente adhesivo que servirá como plataforma de sujeción de las fibras de lana, con un ahorro energético del 50% respecto de la fabricación convencional. La lana queda sujeta de forma tan compacta y resistente que supera en dos puntos los estándares de resistencia de las alfombras y moquetas de lana fabricadas de forma convencional.

Además, frente a los 1.200 gramos de látex que hacen falta para sujetar un metro cuadrado de alfombra, sólo son necesarios 200 gramos del producto natural por metro cuadrado, lo que redunda en un menor peso de estas alfombras.

Las moquetas resultantes, totalmente biodegradables, permiten que al final de su vida útil puedan ser trituradas. La materia orgánica resultante puede ser aprovechada como abono que, según los investigadores, podría destinarse a los pastos de los que se alimentan las ovejas que producen la lana: de este modo se completaría el círculo del reciclaje.

La presentación mundial de este sistema será en el mes de abril, en Holanda

La presentación oficial mundial de este modelo de alfombra fabricado con esta nueva tecnología se hará en abril en la Floriade 2012  de Holanda, la exposición de horticultura más importante del mundo. La patente para la comercialización del sistema pertenece a las empresas holandesas Bond Textile Research, Best Wool Carpet y James, que encargaron al equipo de la UPC la búsqueda de una tecnología que pudiera sustituir al látex en las alfombras de lana.
En Europa se fabrican unos 700 millones de metros cuadrados de alfombras y moquetas al año, mientras en los Estados Unidos esta cifra se multiplica por 10.
El grupo de Biotecnología Molecular e Industrial de la UPC está formado por un equipo multidisciplinar de químicos, biólogos e ingenieros químicos que desarrollan su actividad en el ámbito del estudio de las moléculas biológicas y en el campo de las proteínas con aplicaciones biomédicas y biotecnológicas.

Via: Muy Interesante

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Comparte este entrada:

    Enviar un comentario

    Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

    Activo
    Activo