10 características que las personas buscan en los hoteles

Cada vez más, las personas buscan servicios y productos más personalizados y con mayores exigencias. Por supuesto, poderse conectar al Wifi desde cualquiera de los espacios del hotel está de mi primero en la lista de requisitos a la hora de escoger alojamiento. Más, las exigencias van mucho más allá y es importante saber que es lo que hace sentir al cliente promedio bien atendidos y cómodos para que los negocios hoteleros pueden cubrir dichas necesidades en pro de prosperar.

Los servicios más apreciados en los hoteles son:

  1. Wifi gratuito en las habitaciones

Según algunos estudios basados en encuestas de satisfacción, como la encuesta Hotel Amenities Surveyde hotels.com, los clientes reservan en función de si hay o no Wifi gratis en las habitaciones, y es que si hoy en día todo se maneja a través de Internet, elegir una habitación donde no podamos acceder a la red es como elegir alojarnos dentro una caverna.

Ya sea por viaje de negocios o por placer, contar con Internet directo en la habitación y más si es de forma gratuita es vital para que los clientes puedan sentirse cómodos. Si no, imagina a tus huéspedes intentando descargar las diferentes presentaciones de la reunión de trabajo confiando solo en su plan de datos o a los pequeños de la casa inquietos de un lado al otro de la habitación sin poder distraerse con sus tablets o sus videos de Youtube. Es un caos que nadie pagará por vivir.

2. Habitaciones del tamaño adecuado

Por supuesto, el tamaño que se considere ¡adecuado! Variará dependiendo del número de personas que se alojarán en la habitación, el número de camas que se apartó, el tipo de habitación que se reservó y en muchos casos el presupuesto que se invirtió. Es verdad que un cliente no puede esperar que una habitación sencilla sea igual de espaciosa que la habitación presidencial, pero lo que sí está en manos del hotel es que las diferentes ofertas en habitaciones sean lo suficientemente espaciosas para alojar al número de personas estipulado.

Nadie puede sentirse cómodo y disfrutar de una estadía en un hotel con una habitación en la que las puertas de los armarios chocan con la cama al abrirse o la mesita de noche no tuvo otra opción que bloquear las tomas de corriente.

3. Televisión pantalla plana

Está de más decir que así como el Wifi, la televisión es un aspecto de especial cuidado en una habitación de hotel. Aunque quizá no siempre tiene que ser la última tecnología en el mercado, lo básico es que las habitaciones cuenten con televisiones pantalla plana.

4. Sistemas de aire acondicionado o calefacción

Por supuesto, no todos los hoteles ofrecen esta comodidad, y muchos de los que lo hacen cobran lo justo por el servicio, así que los huéspedes saben que si quieren disfrutar de esta ventaja, ya es responsabilidad de su bolsillo.

Igual, en Mercer House, hotel de lujo en Barcelona, se piensa que el hotel debe ofrecer estas amenidades y los huéspedes deben poder modificar la temperatura de la habitación y regularla al gusto.

5. Servicio de limpieza a diario

En hostelería, la limpieza es la clave del éxito. De hecho, las quejas más habituales en los hoteles tienen que ver con la limpieza de las habitaciones, en particular los cuartos de baño, pero otros elementos como cortinas, alfombras, cubrecamas, cojines pueden ser otros elementos que pueden estar sucios, al igual que las sábanas.    

Por esto, es importante tener un servicio de limpieza a diario que se encargue de una limpieza profunda de las habitaciones para evitar que los huéspedes descubran manchas sospechosas o noten cierto olor a cerrado que les quite las ganas de volver a repetir estadía en las instalaciones.

6. Un colchón que proporcione un buen descanso

Una de las características principales de un hotel que nos hará sentirnos como en casa, es la comodidad y el descanso que nos ofrezca su cama.

Dormir en una buena cama es primordial, que sea ancha. Estas cada vez son de mayor tamaño, Queen and King size. La cama debe ser firme; elástica, para que no produzca dolor de espalda; y cómoda. Incluso, muchas cadenas hoteleras han realizado estudios para mejorar la calidad del descanso en sus habitaciones.

 Aunque es verdad que quizás estas no sean siempre del gusto de todos, se debe buscar satisfacer a la mayoría.

7. Habitación insonorizada

Conseguir el aislamiento acústico es primordial, ya sea con cerramientos de ventanas que impidan que el sonido de la calle se perciba en la habitación, o con el aislamiento entre habitaciones, de forma que nos libremos de librar al vecino mientras ronca o los ruidos del pasillo.

8. Iluminación

Que de día ofrezca la claridad necesaria para realizar las diferentes actividades que el huésped necesite hacer en la habitación y que por la noche más bien ofrezca la oscuridad necesaria para poder descansar con  comodidad.

Escápate por Extremadura como hizo el Emperador Carlos V

De todas las comunidades autónomas de España, una de las más desconocidas es la de Extremadura y lo cierto es que no entendemos por qué, puesto que goza de paisajes y enclaves de valor incalculable que nos sirven para llevar a cabo un bonito fin de semana o una escapada larga de desconexión. Extremadura cuenta, en sus dos provincias, Cáceres y Badajoz con zonas repletas de historia que nos harán transportarnos hasta otras épocas, así como también conseguirá que nos quedemos pasmados durante el camino con sus gentes, sus tradiciones y, por supuesto, su cuidada gastronomía. Es por ello por lo que os queremos proponer un itinerario curioso, una ruta plagada de historia para que la llevéis a cabo con vuestra familia o amigos y disfrutéis de unas zonas únicas que os harán olvidar por completo la rutina del día a día. En concreto, esta ruta cuenta con más de 500 años de historia, por lo que podéis aprovechar para leer un poco al respecto antes de iniciar el camino y así, además de aprender vosotros mismos historia, también se la podéis transmitir a los más jóvenes, en el caso de que os acompañen en esta aventura. 

El Valle del Jerte y más concretamente la conocida como Ruta de Carlos V, fue el camino que siguió este hasta su última morada. El Emperador Carlos V, cansado de su larga travesía desde Laredo, decidió hacer el recorrido más corto entre Tornavacas y Jarandilla, en lugar de la ruta prevista que le llevaría por Plasencia. El monarca fue llevado en silla de manos y en ocasiones a cuestas por lugareños acostumbrados a recorrer estos senderos escarpados a través de lo que ahora se conoce como Puerto de las Yeguas, que une las comarcas del Jerte y de la Vera.

La ruta comienza en Tornavacas, localidad situada en la cabecera del Valle del Jerte, y nos dirige hacia la Ermita del Cristo del Humilladero, donde giramos a la izquierda y continuamos siempre en paralelo al río Jerte por un camino señalizado que pasa a través de un bosque de robles y castaños. Tras un par de horas de caminata llegamos al Collado de las Losas, donde cruzamos la pista para seguir rectos y comenzamos el descenso que nos llevará hasta el Puente de Carlos V (Puente Nuevo). El camino cruza la Garganta de la Serrá, que más abajo formará la Garganta de los Infiernos.

Desde el Puente Nuevo retomamos el camino enlosado para comenzar la subida. La fuente de Roblehermoso nos sirve de referencia para seguir hacia la izquierda en la bifurcación del camino, con destino al Collado de la Encinilla, a unos 1.590 metros sobre el nivel del mar. Si todo va bien, a estas alturas llevaremos ya unas 4 horas caminando y llegaremos a lo alto del collado, desde donde podemos ver nuestro siguiente punto de destino: el Puerto de las Yeguas. Nos adentraremos en la Garganta del Collado de las Yeguas y subiremos hasta alcanzar un altiplano situado en la parte superior. Cruzaremos la garganta a través de una pasarela y llegaremos en pocos minutos al Puerto de las Yeguas, a unos 1.480 metros de altura. El lugar perfecto para contemplar la Comarca de la Vera, aunque bien es cierto que esta ruta podría mejorar en caso de contar con alguien experto en el lugar, por lo que si vosotros, al igual que a nosotros, os gusta la historia, el turismo activo y rural y sobre todo desconectar y pasarlo bien, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Naturaccion, dado que ellos son expertos en este tipo de actividades y seguro que os servirá para hacer de las jornadas de desconexión, algo mucho más lúdico y activo, además de que contaréis con la garantía de su experiencia para no perderos y disfrutar del entorno.

Si seguimos el itinerario, hemos superado ya el ecuador de la ruta y ahora nos queda la bajada hacia Jarandilla. Por lo que comenzamos el descenso que nos llevará en primer lugar a la Garganta del Yedrón. Un lugar verdaderamente paradisíaco. Y si seguimos la ladera, atravesaremos un bosque de robles y castaños y cruzaremos la carretera de Guijo de Santa Bárbara a Jarandilla. Avanzamos unos metros a la izquierda y encontramos la el camino a la derecha que nos lleva hasta el Puente de Palo, que cruza la Garganta de Jaranda. Solo unos pocos metros más allá ya se verán las primeras casas de Jarandilla, por lo que habremos llegado al final de nuestra ruta.

El pasado romano de Mérida

Más allá de esta ruta que os planteamos, Extremadura tiene mucho más que visitar y prueba de ello es el teatro romano de Mérida, un teatro histórico levantado por la Antigua Roma en la colonia Augusta Emerita, actual Mérida (España). Su creación fue promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa y, según una fecha inscrita en el propio teatro, su inauguración se produjo hacia los años 16-15 a. C. En la actualidad, ​el teatro es Patrimonio de la Humanidad desde 1993 como parte del conjunto arqueológico de Mérida.

Accesorios para el vino de cenas y celebraciones.

Legado el mes de diciembre y tras él, el mes de enero, nos enfrascamos en las fiestas más mágicas y al mismo tiempo más consumistas del año: las Navidades. En estas fiestas es costumbre hacer un regalo a nuestros seres queridos y tener un detalle con nuestros amigos o compañeros del trabajo. Si bien es cierto que nuestros familiares nos lo suelen poner más fácil a la hora de ayudarnos a escoger el regalo más adecuado, nuestros compañeros del trabajo o algunos amigos nos dificultan la tarea al no tener claro cuál podría ser el presente más acertado.

Las Navidades son esas fechas en las que por fin conseguimos reunir a la familia entera, tanto a aquellos a los que vemos más a menudo como a aquellos que nos visitan con menos frecuencia quizás porque vivan lejos o siempre estén más ocupados para acudir a todas las celebraciones. Por eso en estas fechas es costumbre regalar un presente que se lleven consigo y que vayan a utilizar a menudo y, cada vez que lo hagan, aunque vivan lejos, siempre se acordarán de nosotros y de aquel momento en el que les hicimos el regalo. Nuestros amigos, por fin, han cuadrado una fecha y han podido venir todos, como cada año, a nuestra cena de navidad entre amigos, momento que aprovechamos para ponernos al día y averiguar qué cambios han habido en sus vidas y si son felices y están conformes con la misma. Los regalos que solemos hacernos entre nosotros en este tipo de cenas tienen que ver con el mismo sorteo que hacemos en nuestro trabajo para regalarnos algo entre nosotros con nuestros compañeros de trabajo, creando así lazos afectivos y desarrollando el compañerismo. Se trata del famosos sorteo del “amigo invisible” que consiste en cortar trozos de papel en pequeño tamaño y escribir en ellos el nombre de cada una de las personas que participarán en el sorteo, luego se introducen en un recipiente y cada uno de los participantes saca una papeleta con un nombre que guardará en secreto, pues es el nombre de la persona a la que le ha tocado hacer el regalo por Navidad. 

El tipo de regalos que se suele hacer en este sorteo son artículos de broma para que la velada resulte divertida. Por ejemplo, al más mayor del grupo se le regala un bastón, al que tiene poco o nada de pelo, un peine o un juego de secador de pelo, la camiseta del equipo de fútbol rival al que sigue esa persona; o si es un compañero de trabajo que siempre pide un bolígrafo se le regala un estuche con montones de ellos, etc. Así, uno por uno, van abriendo sus regalos y los demás se ríen si el que ha hecho el regalo ha tenido sentido del humor y ha acertado. Sin embargo, tanto en estas ocasiones como con amigos o familiares, algunas veces deseamos hacer un regalo elegante y sincero, un regalo que de verdad vaya a utilizar esa persona y que nos lo agradezca con sinceridad. Podría ser el caso de que, en la cena de empresa, nos haya tocado hacer un regalo a nuestro jefe, con quien no tenemos la confianza para bromear, o en nuestra familia a nuestros suegros, o entre nuestros amigos, al que valora los detalles y de verdad los aprecia. Para todos ellos, existe el regalo perfecto: elegante, útil y de muy buen gusto.

El regalo perfecto para nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo.

El regalo perfecto es aquél que cubre una necesidad y que al mismo tiempo consideramos un lujo del que preferimos prescindir antes que comprarnos nosotros mismos. Por ello, si nuestra iniciativa es regalarlo, siempre acertaremos y será muy apreciado. Si en todas las cenas a las que acudimos no puede faltar el vino, ¿por qué han de faltar unos accesorios o detalles que complementen al mismo? Estos detalles son, por ejemplo, un dispensador de vino, algo que todos los demás invitados desearían tener en sus casas, unos bonitos decantadores que aportan mucha elegancia a la mesa y a la hora de servir el vino, un termómetro digital que nos asegure que la botella se encuentra a la temperatura óptima para ser servida o un elegante enfriador de copas. Todo esto nos lo ofrece la empresa Exportcave, quien posee un amplio abanico donde seguro que encontraremos el regalo perfecto para esa persona elegante a l que es tan difícil sorprender con un regalo útil y original. Así, estas Navidades acertaremos por fin con un regalo para todos aquellos a quienes deseemos sorprender con un regalo singular y que seguro valorarán por su utilidad y buen gusto.