Remodelar nuestra vivienda para disfrutar del tiempo libre en familia

Con el paso de los años, hay muchas personas que se han ido dando cuenta de que el dinero no lo es todo. Está claro que este es un factor muy importante a la hora de obtener la felicidad que tanto buscamos a lo largo de nuestra vida, pero es evidente que solo con él no obtenemos ese propósito final. El tiempo libre es otro de los factores que resulta clave para ello. Y, como decimos, hay muchas personas que, en nuestro país, se han dado cuenta de ello. Sin tiempo libre, ya puedes tener todo el dinero que quieras: no lo podrás apenas usar.

Es cierto que el modo de vida español es bastante raro en algunas ocasiones y que merece cierta crítica. El portal web Libre Mercado publicó hace algún tiempo una noticia en la que aseguraba que los españoles dedicamos mucho tiempo a comer y a dormir, pero que luego decimos no tener demasiado tiempo para, por ejemplo, estudiar. Es evidente que esto es perfectamente criticable y que no beneficia en nada al futuro de nuestro país. Por suerte, no todo el mundo está metido dentro de ese saco. Podemos dar las gracias por ello.

Otra noticia, en este caso publicada por el portal web de la agencia de noticias Europa Press, se hacía la pregunta de cuánto tiempo libre tienen los españoles. La conclusión es que depende de varios factores:

  • Depende de dónde vivamos. En los pueblos se suele tener bastante más tiempo libre que en las ciudades. En los primeros, el número de horas es de 5 y media y en las segundas, de 3’8 horas.
  • Depende, por desgracia, del sexo. Las mujeres siguen teniendo menos horas de tiempo libre porque todavía asumen una mayor parte de las obligaciones en lo que respecta a la educación de sus hijos y a las labores del hogar.
  • Depende de la edad. Tienen más tiempo libre los niños y los ancianos. La edad crítica es entre 35 y 44 años, donde el tiempo libre se reduce de una manera considerable.

La noticia también concluye que hay gente a la que le gustaría tener más tiempo para estar con amigos o amigas y para asistir a actos y eventos culturales, entre otra serie de cosas. Y es que lo más común, según apunta la noticia, es tener menos de 4 horas libres al día.

La mayoría de nuestro tiempo libre lo pasamos en casa

La mayor parte del tiempo de ocio del que disponemos lo pasamos en casa, normalmente viendo la televisión o surfeando por Internet. Son tendencias que son reconocidas por la mayor parte de la población y que son habituales entre personas de diferentes edades, con diferentes gustos y de diferentes posiciones socioeconómicas, por lo que parecen tendencias que van a seguir siendo habituales durante muchos años más.

Si pasamos la mayoría de nuestro tiempo libre en casa, es evidente que tenemos que configurar una vivienda que sea lo más cómoda y segura posible para que sea completamente imposible que se nos amargue nuestro tiempo de ocio por causas derivadas de la misma. Los profesionales de Cubiertas Estévez nos lo vienen comentando desde hace algún tiempo: son muchas las familias que, a la hora de acometer una reforma en el tejado de su casa, manifiestan que lo hacen para ganar en comodidad y para evitar que cualquier tipo de problema en el mismo no acabe con la felicidad de la vida tranquila y ociosa del hogar. Un acierto en toda regla.

Los beneficiarios de este tipo de apuesta son todos y cada uno de los miembros de la familia: los padres y madres, que no tendrán que estar pendientes de que su casa pueda sufrir algún tipo de desperfecto y podrán emplear ese tiempo en disfrutar de su familia; y los hijos e hijas, que sienten miedo si ese tipo de problemas afecta a su vivienda. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda, teniendo todas estas consideraciones en cuenta, que una reforma puede ser el principio para disponer de un tiempo de ocio mucho más reconfortante en el hogar.

El ser humano necesita descansar y disponer de tiempo libre. De lo contrario, no rinde cuando llega la hora de trabajar. Está más que demostrado que, teniendo la oportunidad de conciliar la vida laboral con la familiar, la felicidad y la productividad de ese ser humano aumenta de una manera realmente interesante. Hay que tener siempre este tipo de cuestiones en cuenta para que, a la hora de acabar cada día, pensemos que ha merecido la pena y podamos sentir al mismo tiempo que hemos aprovechado hasta el último segundo del mismo. Será, desde luego, una señal de que todo marcha bien en nuestra vida.

Espeleología para toda la familia

No a todas las personas les gusta la espeleología. Antes de poder practicarla, incluso si a nivel turista, debes tener clara tu capacidad de aguante y calma en sitios cerrados y oscuro, incluso convendría saber exactamente el trazado de ruta que vas a hacer para confirmar si hay tramos con agua o tramos de altura con el fin de descartar ciertas visitas en caso de que sufras de vértigo por ejemplo. Sin embargo, si todo eso no te influye, es posible que vivas una de las mejores experiencias de tu vida en una visita guiada espeleológica.

La espeleología es la ciencia que estudia la morfología y formaciones geológicas en las cavidades naturales del subsuelo. Lógicamente, cuando hablamos de hacer una ruta o una visita espeleológica, no nos referimos a convertirnos en científicos y expertos en la materia en un solo día y acabar analizando la situación de una cueva, lo que pasa es que también se ha llamado espeleología, de forma errónea, a la actividad, más bien turística, de visitar cuevas acompañados por un guía profesional.

Esto debe quedar claro desde el principio: nadie debe entrar en una cueva que no conoce sin un guía especializado, absolutamente nadie. Los peligros de las cuevas pueden ser muchísimos, y de todo tipo, por lo que adentrarse en una sin conocimientos y sin guía puede ser una auténtica locura. De hecho, antes de hacer una barbaridad así, si tienes tentaciones, te recomiendo ver alguna película al respecto, pero no de miedo con monstruitos, sino de verdad, tipo “La Cueva” o “El Santuario”.

Una vez dicho esto he de reconocer que me encanta la espeleología. La primera vez que entré en una cueva de este tipo fue en Almería, con una agencia especializada. Y digo de este tipo, porque a las típicas Cuevas del Drac en Mallorca o a las Cuevas de Canelobre en Alicante he entrado más de una vez pero no tiene nada que ver.

Nuestra última experiencia

Mis hijos, lógicamente, no pueden hacer maravillas aún. Tienen cierta experiencia, y eso hace que haya deportes y experiencias que puedan vivir mejor que otros niños de su edad, pero obviamente son niños y, por ende, hay ciertas cosas que no pueden hacer como un adulto. Eso implica que cuando vamos a hacer alguna actividad tengamos que preguntar, antes de nada, si es apta para niños. Esto tenedlo muy en cuenta antes de reservar nada pues es muy decepcionante ir a algún sitio con una idea en la cabeza y llevarte luego el chasco de tu vida porque no puedes hacerlo. Esto, sobre todo, es primordial tenerlo en cuenta por ellos, ya que cuando tienen ilusión por algo y luego se cae la actividad por su propio peso los niños son quienes lo pasan peor.

Nuestra última experiencia espeleológica fue en Nerpio, Albacete. Tuvimos la suerte de alojarnos en El Cortijo El Sapillo, una casa rural que suele estar siempre llena por la demanda que tiene. Fuimos recomendados por unos amigos y merece la pena reservar con antelación pues no es solo la situación de la casa o lo bien conservada que está lo que hace de El Sapillo un lugar excepcional, sino también la amabilidad de los gerentes de la finca que, lejos de darte las llaves y desaparecer del mala, se ofrecen a ayudarte en lo que haga falta. Fueron ellos quienes nos pudieron en contacto con varias agencias de la zona que organizaban actividades de senderismo, rutas 4×4, tirolina y, por supuesto, espeleología.

Tengo suerte de que toda mi familia sea deportista y activa, porque de lo contrario no podría practicar ni la mitad de las cosas que hacemos en familia.

Al final, y tras mucho meditar, optamos por hacer la Ruta de la Cueva del Tejo. No es complicada, pero debemos tener en cuenta la altura a la que se realiza la ruta (1500 metros) y el desnivel que tiene, unos 153 metros. Dicho esto, repito, no es una ruta compleja, de hecho mis hijos no tuvieron problema para hacerla. Además es una ruta circular, lo que a mi me encanta porque odio pasar dos eveces por el mismo sitio.

Se supone que tiene una duración de unas 4 horas pero nosotros tardamos unas 5 en hacerla, supongo que somos algo más lentos por los peques, pero no demasiado. Eso significa que hay que llevar agua suficiente y un bocadillo o un sándwich para aguantar. También recomiendo algo de azúcar que nos dé un aporte extra de energía. Lo mejor, según mi experiencia, las chocolatinas.

La ruta hasta llegar a la cueva, por la Sierra de las Cabras, a pesar de que no ser muy espectacular guarda cierto encanto y cuenta con rincones muy interesantes, sobre todo llegando a la cueva, pues las vistas son maravillosas.

Sin embargo, lo verdaderamente gratificante para quienes hacemos esta ruta, no son las vistas panorámicas del paisaje exterior, sino las vistas del interior de la cueva.

Cueva del Tejo es angosta, estrecha y, por supuesto, oscura. No tiene dificultad, repito, no tiene dificultad, pero quienes esperen vivir una experiencia en una cueva grande es mejor que no planifiquen entrar en esta pues los espacios amplios brillan por su ausencia. Es una cueva repleta de estalactitas y estalagmitas, e incluso puedes jugar con los niños, si tienes, a buscarles formas, puede ser muy divertido.

También es especialmente interesante, cuando llegues a una zona más o menos espaciosa, optar por sentarte, junto al resto de tu grupo, en el suelo y, una vez estéis todos cómodos y seguros, apagad todas y cada una de las luces que llevéis encima, ya sean linternas de mano o de casco. Esta es la única forma de comprobar la verdadera oscuridad.

Estando en el campo, sin luces de ciudad cerca, puedes pensar que si apagas todo vivirás un momento de oscuridad, pero eso no es ni por asomo un atisbo de lo que realmente es no ver absolutamente nada. En este tipo de cuevas, una vez adentrado un poco y lejos de la entrada, no hay ni una sola gota de luz por lo que la “oscuridad” toma su forma más real y plausible.

No obstante, si no tenéis muy claro si podéis aguantar esta experiencia, es mejor no hacerla pues un ataque de pánico en esta situación podría ser bastante sencillo de obtener y eso no le gusta a nadie.

En general, tanto a los niños como a mí nos encantó la experiencia y repetiríamos sin pensarlo. Tal vez, la próxima vez, busquemos algo para hacer solo los adultos pues siempre te quedas con ese punto de ¿hasta dónde podría haber llegado sin los peques?

De todos modos, si la espeleología no es lo tuyo (sé que hay quien siente claustrofobia al adentrarse en una cueva) podéis probar otro tipo de deportes de aventura. Cuando estuvimos en Jaén contratamos varias actividades con Ocio Aventura Cerro Gordo que nos encantaron. Yo os recomendaría las carreras de orientación, el senderismo y el paintball (aunque este último duele un poco si te da de lleno la bola, aviso)

Prácticas de hoy y de siempre que estimulan cuerpo y mente

A continuación te vamos a hablar de las dos actividades más de moda en la actualidad, que si bien, son diferentes, lo cierto es que ambas tienen algo en común, los enormes beneficios que aportan al cuerpo y a la mente. ¿Quieres conocerlas? Pues presta atención a este artículo.

Meditación y Mindfulness

La meditación es una práctica en la cual el individuo entrena la conciencia y hace referencia a un amplio espectro de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación, construir energía interna o fuerza de vida (Qì, ki, chi, prāṇa, etc.)

En la cultura occidental la palabra meditación viene del latín meditatĭo que originalmente indicaba un tipo de ejercicio intelectual; mientras que la palabra contemplación se reservaba para un uso más religioso o espiritual. Aparte de su uso histórico, la palabra meditación es empleada en la traducción de conceptos provenientes de prácticas espirituales asiáticas como el dhyana. De esa manera, la palabra meditación adquirió una nueva definición que la hace similar a la contemplación.

En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra «meditación» para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales. No obstante, hay que notar que este tipo de práctica no es ajena a la historia de Occidente, como muestran descubrimientos de vasijas celtas con figuras en postura yóguica.6​

Para Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía, la meditación es el camino para el conocimiento del mundo espiritual y requiere ejercicios especiales.

Características propias de la meditación:

  1. Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente
  2. Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos
  3. Una concentración en la cual la atención es liberada de su actividad común y es focalizada en Dios (propio de las religiones teístas)
  4. Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o la recitación constante de un vocablo o de una sucesión de ellos (ejemplo de recitación constante y ritmada de vocablos es la recitación de mantras en el yoga, el más célebre de los mantran o mantras es el que se pronuncia «Oṃ»).

El fundamento de la vida es la creatividad: cultivar una mente serena desvela la inspiración sencilla y fresca que es la base de toda aventura.

Inspirare es una escuela de meditación y un espacio de psicoterapia integral en Málaga cuya misión es el amor, la verdad y la belleza al servicio del crecimiento y del desarrollo consciente y armónico, tanto personal como colectivo. La base de su trabajo en las clases de meditación es su propio compromiso y la confianza en la integración innovadora de las filosofías y ciencias orientales y occidentales.

Fitness o forma física

Fitness o forma física es una práctica deportiva que incluye ejercicios de flexibilidad, resistencia cardiovascular, fuerza muscular y resistencia, constitución física, agilidad, constancia, disciplina, equilibrio y velocidad. Está muy de moda en la actualidad y se consiguen los siguientes beneficios si se hace con regularidad:

  1. Ganar en salud. Como consecuencia de la práctica de actividad física de forma moderada en el tiempo conseguiremos ganar en salud al mejorar y aumentar aquellas capacidades de las que carecemos cómo puede ser la flexibilidad, resistencia, coordinación o fuerza.
  2. Bajar de peso. Por desgracia en España un 13% de la población tiene sobrepeso, siendo el segundo país de Europa con mayor índice de obesidad. Gracias al Fitness se consigue reducir este sobrepeso y la vida sedentaria de los habitantes debido a la práctica de un estilo de vida saludable. Todo ello, conlleva una mejoría y ganancia en salud debido la bajada de peso, lo que hace que ganemos en calidad de vida gracias a la práctica de ejercicio físico junto con una dieta saludable, equilibrada y nutritiva.
  3. Relax y bienestar general. Acompañando a lo anteriormente mencionado, también conseguiremos no sólo mejorar a nivel físico y motor, sino también a niveles mentales y psicológicos. Como consecuencia de ello, conseguiremos mejorar y reducir nuestros niveles de ansiedad y estrés producidos. Todo esto, supone un aumento de la autoestima por parte de la persona, cambiando así su forma de pensar a la hora de realizar acciones cotidianas.
  4. Mejora de la presión arterial y del corazón. La práctica de actividad física de forma regular puede prevenir la aparición de determinadas enfermedades como la diabetes, la presión arterial alta o aquellas que están relacionadas con las enfermedades cardiovasculares.
  5. Lograr metas y objetivos. Esta disciplina o mención hace que nos planteemos determinadas metas u objetivos para conseguir aquello que deseamos conseguir. Aunque es cierto, que en ocasiones este factor puede ser negativo, puesto que puede llegar a la obsesión de la persona por conseguir algo fuera de lo saludable mediante el uso de estupefacientes u otros químicos derivados.
  6. Mejorar la resistencia aeróbica. Gracias a la práctica de actividad física implicamos a nuestro cuerpo a un mayor rendimiento lo que hace que mejoremos la resistencia aeróbica, así como en la ganancia de fuerza muscular.
  7. Reducir las posibilidades de padecer osteoporosis. La aparición de esta enfermedad ósea se ve reducida debido a la estimulación de las células de la estructura ósea, provocando un beneficio y mayor fortalecimiento de nuestros huesos.

Una comida, la mejor actividad familiar

A lo largo del año hay varias fiestas que tienen un marcado carácter familiar para todas las familias y que se suelen celebrar con una comida familiar, como es el caso de las navidades, la celebración de los cumpleaños, los santos…, pero comidas familiares son también las que realizamos cada día. Hay una célebre frase que dice: “Comer juntos en familia es beneficioso en más de una forma”, y tiene mucha razón porque compartir la mesa con nuestros seres más queridos nos aporta muchísimos beneficios, por ejemplo, a nivel emocional podemos destacar:

  • Favorece la unión familiar. Es un momento idóneo para estar todos juntos, los niños se sienten seguros, queridos y protegidos, es un buen momento para hablar entre los miembros de la familia, para expresar las emociones, dar a conocer las novedades y poder comentarlas o felicitar, si es el caso, a algún miembro de la unidad familiar que se deba. 
  • Produce relajación y satisfacción. La comida además de cumplir la necesidad básica alimentaria, también nos aporta unos momentos de satisfacción, relajación y un tiempo de calidad. 
  • Aporta salud emocional. La familia aporta seguridad, nos da sentido de pertenencia a un clan, algo que los adolescentes necesitan, por ello los expertos aseguran que comer en familia evita muchas conductas de riesgo, se relaciona con un menor consumo de sustancias adictivas en los jóvenes, disminuye el riesgo de que los hijos se unan a malas compañías y caigan atrapados en algún tipo de adicción. 
  • Favorece la comunicación. Alrededor de un buen plato de comida es un buen momento para ver y escuchar los distintos puntos de vista que pueden surgir en el seno de los miembros de una familia sobre un tema en concreto, también es el lugar idóneo para la típica pregunta: ¿Cómo te fue en el colegio?, ¿en la oficina?, lo que abre un amplio intercambio de opiniones y pareceres. 
  • Ayuda al aprendizaje de los más pequeños. Puesto que pueden participar en las conversaciones de sus padres y de los demás adultos.
  • Favorece el amor fraternal. Cuando los hijos mayores ya se han ido de la casa paterna familiar, porque han adquirido una independencia económica, porque han iniciado una nueva familia, etc. A veces ocurre que, por falta de tiempo, por trabajo o por simple comodidad, no disponemos de unas horas para estar con la familia. Por ello los padres deben insistir y organizar de vez en cuando una juntanza o comida familiar, ya que es el mejor momento para que los hermanos sigan manteniendo su contacto y no caigan en la apatía o falta de interés. En este sentido, cuando tenemos que hacer grandes comilonas, muchas veces no sabemos que cocinar, sin embargo, Paellas gigantes Rossini es la mejor solución para este dilema, dado que se dedican profesionalmente a elaborar paellas gigantes, paellas gourmet y menús con paellas gigantes, en las que reúnen todo el sabor de los guisos y arroces de la cocina tradicional, tanto para grandes como para pequeños eventos.  

A nivel educacional o alimentario, también podemos destacar los siguientes beneficios de comer acompañado:

  • Ahorro económico. Está comprobado que se gasta menos dinero cuando se come en grupo que en comidas individuales o ir a un restaurante, etc. 
  • Mejora la calidad de la dieta. Comer en familia asegura a los padres que sus hijos coman una dieta sana y equilibrada, evitando el consumo de la denominada “comida basura”.
  • Establece un horario. A veces por trabajo es difícil hacer cuadrar los horarios de los padres con los hijos, pero es importante intentarlo y mantener un horario fijo.
  • Crea buenos hábitos. Los niños, ya sea por imitación o por corrección de sus padres, aprenden unos buenos modales a la hora de comer en la mesa. Pedir por favor que nos pasen el pan, dar las gracias por ello, esperar nuestro turno para hablar, colaborar en las tareas domésticas, etc. son un pequeño ejemplo de algunas de cosas que se aprenden al comer en familia. 

Consejos de estilo de vida saludable

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha elaborado una nueva Guía de alimentación y Pirámide nutricional, en la que como principal novedad con respecto a la anterior se encuentran en su base los consejos de estilo de vida saludable:

  • Actividad física. Caminar unos 10.000 pasos al día o realizar una hora de ejercicio, es un buen referente. 
  • Equilibrio emocional. Nuestro estado de ánimo condiciona las necesidades alimentarias.
  • Balance energético. Es importante mantener un equilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos.
  • Técnicas culinarias saludables. La cocción al vapor, a la plancha, al horno o hervidos siempre es preferible a la fritura.
  • Beber agua. Se aconseja beber entre 4 y 6 vasos al día de agua, como mínimo y completar con otros líquidos hasta alcanzar los 2 litros en mujeres y los 2,5 l. en hombres.