Accesorios para el vino de cenas y celebraciones.

Legado el mes de diciembre y tras él, el mes de enero, nos enfrascamos en las fiestas más mágicas y al mismo tiempo más consumistas del año: las Navidades. En estas fiestas es costumbre hacer un regalo a nuestros seres queridos y tener un detalle con nuestros amigos o compañeros del trabajo. Si bien es cierto que nuestros familiares nos lo suelen poner más fácil a la hora de ayudarnos a escoger el regalo más adecuado, nuestros compañeros del trabajo o algunos amigos nos dificultan la tarea al no tener claro cuál podría ser el presente más acertado.

Las Navidades son esas fechas en las que por fin conseguimos reunir a la familia entera, tanto a aquellos a los que vemos más a menudo como a aquellos que nos visitan con menos frecuencia quizás porque vivan lejos o siempre estén más ocupados para acudir a todas las celebraciones. Por eso en estas fechas es costumbre regalar un presente que se lleven consigo y que vayan a utilizar a menudo y, cada vez que lo hagan, aunque vivan lejos, siempre se acordarán de nosotros y de aquel momento en el que les hicimos el regalo. Nuestros amigos, por fin, han cuadrado una fecha y han podido venir todos, como cada año, a nuestra cena de navidad entre amigos, momento que aprovechamos para ponernos al día y averiguar qué cambios han habido en sus vidas y si son felices y están conformes con la misma. Los regalos que solemos hacernos entre nosotros en este tipo de cenas tienen que ver con el mismo sorteo que hacemos en nuestro trabajo para regalarnos algo entre nosotros con nuestros compañeros de trabajo, creando así lazos afectivos y desarrollando el compañerismo. Se trata del famosos sorteo del “amigo invisible” que consiste en cortar trozos de papel en pequeño tamaño y escribir en ellos el nombre de cada una de las personas que participarán en el sorteo, luego se introducen en un recipiente y cada uno de los participantes saca una papeleta con un nombre que guardará en secreto, pues es el nombre de la persona a la que le ha tocado hacer el regalo por Navidad. 

El tipo de regalos que se suele hacer en este sorteo son artículos de broma para que la velada resulte divertida. Por ejemplo, al más mayor del grupo se le regala un bastón, al que tiene poco o nada de pelo, un peine o un juego de secador de pelo, la camiseta del equipo de fútbol rival al que sigue esa persona; o si es un compañero de trabajo que siempre pide un bolígrafo se le regala un estuche con montones de ellos, etc. Así, uno por uno, van abriendo sus regalos y los demás se ríen si el que ha hecho el regalo ha tenido sentido del humor y ha acertado. Sin embargo, tanto en estas ocasiones como con amigos o familiares, algunas veces deseamos hacer un regalo elegante y sincero, un regalo que de verdad vaya a utilizar esa persona y que nos lo agradezca con sinceridad. Podría ser el caso de que, en la cena de empresa, nos haya tocado hacer un regalo a nuestro jefe, con quien no tenemos la confianza para bromear, o en nuestra familia a nuestros suegros, o entre nuestros amigos, al que valora los detalles y de verdad los aprecia. Para todos ellos, existe el regalo perfecto: elegante, útil y de muy buen gusto.

El regalo perfecto para nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo.

El regalo perfecto es aquél que cubre una necesidad y que al mismo tiempo consideramos un lujo del que preferimos prescindir antes que comprarnos nosotros mismos. Por ello, si nuestra iniciativa es regalarlo, siempre acertaremos y será muy apreciado. Si en todas las cenas a las que acudimos no puede faltar el vino, ¿por qué han de faltar unos accesorios o detalles que complementen al mismo? Estos detalles son, por ejemplo, un dispensador de vino, algo que todos los demás invitados desearían tener en sus casas, unos bonitos decantadores que aportan mucha elegancia a la mesa y a la hora de servir el vino, un termómetro digital que nos asegure que la botella se encuentra a la temperatura óptima para ser servida o un elegante enfriador de copas. Todo esto nos lo ofrece la empresa Exportcave, quien posee un amplio abanico donde seguro que encontraremos el regalo perfecto para esa persona elegante a l que es tan difícil sorprender con un regalo útil y original. Así, estas Navidades acertaremos por fin con un regalo para todos aquellos a quienes deseemos sorprender con un regalo singular y que seguro valorarán por su utilidad y buen gusto.

Las claves en la última tendencia en decoración minimal.

Decorar nuestra casa es la parte más entretenida de construir nuestro hogar, pues con ella hacemos por fin una vivienda a nuestro gusto que refleje nuestra personalidad. Siempre hemos soñado con algunas ideas de decoración que harían de nuestra casa un espacio acogedor donde nuestros invitados alabarían nuestro buen gusto y la comodidad que sienten cuando se encuentran en ella, y donde nuestra familia crecería y aportaría también algunos cambios que construirían recuerdos y que harán de una casa el feliz hogar de su infancia.

Cuando por fin conseguimos independizarnos para construir nuestro propio hogar y nuestra propia familia, lo primero que consideraremos al alquilar o comprar una casa es si cubre nuestras necesidades de espacio y de localización geográfica en primer lugar y, en segundo, si la vivienda es lo suficientemente luminosa o si cumple con nuestras expectativas en cuanto a elementos adicionales como plaza de garaje, piscina o trastero. Una vez hemos escogido la que será nuestra futura casa, es hora de convertirla en nuestro hogar, trasladando nuestras cosas en la mudanza pero también decorando con muebles y accesorios.

Para esta última tarea, es importante, si queremos hacer de nuestro hogar un lugar agradable y acogedor que invite a la paz y al descanso, priorizar e invertir gran parte de nuestro presupuesto en muebles como el sofá o en otros elementos como la cama y el colchón, atendiendo más a la calidad de los materiales que a su diseño. En segundo lugar, habremos de reflexionar detenidamente acerca de la temática de decoración que escogeremos para las estancias de la casa. Es importante visitar varias tiendas y leer revistas de decoración como puede ser la revista ELLE, o visitar algunos blogs antes de empezar a comprar, pues lo último que nos gustaría sería tener una casa con muchas cosas, muy recargada y que nada tuviese que ver entre sí. Normalmente, por miedo a no saber escoger adecuadamente, pedimos consejo a nuestros familiares y amigos, lo que es totalmente comprensible, sin embargo y como comprobarán o ya habrán comprobado, es muy inusual que dos personas coincidan y otra tenga el mismo gusto que nosotros, por ello y aunque siempre es bueno recibir consejos, debe prevalecer siempre nuestra opinión dado que seremos nosotros quienes vivamos en esta casa por mucho tiempo.

Como decía más arriba, a la hora de decorar nuestra vivienda habremos de visitar tiendas, consultar revistas y blogs para decidir la temática que recibirá la decoración de las estancias de nuestro hogar. A día de hoy, son varias las temáticas entre las que podemos escoger sin miedo a equivocarnos y que son tendencia además de las que son tradicionales y que nunca pasarán de moda por su elegancia y su fácil combinación de gama de colores. Entre estas últimas se encuentra el llamado estilo colonial que consiste en la combinación de muebles de madera con beige y otros colores tierra pero siempre en tonos claros o pastel.

Otro estilo tradicional es el de conservar las paredes en blanco con pocos cuadros y decorar con muebles en tonos neutros como es el gris o sus derivados y luego añadir algunas notas de color en los objetos como cojines, el mantel o la alfombra. En cuanto a las tendencias en decoración existen, en mi opinión, dos tipos: algunas más arriesgadas que puede que pronto pasen de moda, u otras que serán apuesta segura. Algunas tendencias de tipo arriesgado es por ejemplo la llamada “fiebre del oro” que consiste en añadir tanto muebles como elementos decorativos en tono dorado, lo que en mi opinión, resulta demasiado ostentoso y al final, poco sofisticado; en esta línea encontramos también la que aconseja revestir las paredes con papel pintado de mosaicos y estampados, produciendo un efecto de decoración excesiva si también deseamos añadir, por ejemplo, cuadros a nuestras paredes.

LA DECORACIÓN MINIMAL SIEMPRE ES UN ACIERTO Y NUNCA PASARÁ DE MODA

Hablemos ahora de las tendencias en decoración con las que no podemos fallar, pues nunca pasarán de moda y siempre podremos añadir algunos elementos a nuestro hogar sin que resulte ostentoso ni recargado a la vista. Se trata de las tendencias llamadas minimal o de “menos es más” que consisten en pintar las paredes de un tono blanco como puede ser el crudo, añadir muebles del mismo tono y luego basar la decoración en elementos de tonos pastel en cojines, manteles y alfombras, añadiendo además un color mostaza en los detalles y, como remate final, el objeto decorativo que aparecerá en algunos rincones de nuestra casa serán las plantas en tonos verdes, sin flores.

Este tipo de estilo ha recibido el nombre de botánico y es tendencia número uno desde hace un año puesto que, además de adaptarse a todos los gustos, se adapta también a todos los bolsillos, puesto que permite invertir menos en los muebles como la mesa del salón y las sillas para dar más relevancia a los detalles. Como decía, los muebles principales han de ser en tonos blancos o beige claro, pues así habrá dos elementos que destacarán sobre el conjunto: el verde de las plantas y las cortinas de las habitaciones.

Normalmente, compramos unas cortinas atendiendo al diseño y al color que encaje en el conjunto de la estancia sin percatarnos de que lo más bonito de las cortinas es el color de la luz que penetra a través de ellas en cada estancia. De esta manera, si colocamos cortinas en un tono mostaza o amarillo, la luz que entrará a través de ellas será cálida y acogedora, si es rosa, nos recordará siempre a la luz de un atardecer y si es azul, a un cálido día de primavera. Para la correcta elección de las cortinas, es importante acudir a un lugar en el que nos puedan asesorar en cuanto a los diferentes tipos de cortinas y toldos que podríamos tener a nuestra disposición. En Barcelona, ya existen algunas empresas como Toldos Clot que se acercan a su domicilio para tomar las medidas, asesorar e instalar las cortinas y toldos que mejor se adapten a sus necesidades. Esta compañía cuenta con la garantía de llevar en el mercado desde hace más de treinta años y de estar siempre atentos a las últimas tendencias, por lo que podemos confiar en que nos asesorarán sea cual sea el estilo de decoración por el que finalmente nos decidamos.