Jaime Almaraz

Una escapada familiar a Barcelona

Los datos dicen que las familias pasan muy poco tiempo. El estrés de vida que tenemos provoca que apenas nos veamos. Ni se ven los padres ni se ven los hijos. Todo es por culpa del trabajo y del colegio. Ya no se lleva eso de que el niño llegue a casa a las 5 y están los padres. Para nada. Los padres llegan a las 8 de trabajar y en ese rato, los más pequeños han estado en las ya famosas actividades extraescolares. Y cuando llegan los fines de semana, pues más de lo mismo. Los padres quieren descansar, pero los niños tienen que jugar al fútbol o al baloncesto.

Leer más »