Disfrazarse en Halloween, una alternativa ideal para disfrutar del tiempo libre en familia

Llega el mes de octubre y, con él, las primeras fiestas del curso para los niños. Si el día 12 de dicho mes se celebra una festividad como la de la Hispanidad, el día 31 llega otra que llama mucho más la atención para los más pequeños, la de Halloween. La fiesta del terror se apodera de cada una de las calles de nuestro país y no cabe la menor duda de que eso genera una gran emoción entre todas aquellas personas a las que les encanta, por ejemplo, disfrazarse. Y es que, junto al Carnaval, esta es la ocasión ideal para hacerlo.

Son muchas las familias que pasan días pensando de qué manera puede conseguirse la organización de una fiesta que realmente cumpla con las expectativas de los más pequeños. Desde luego, esta no es una fiesta al uso. Tiene que tener algo que la convierta en diferente en comparación con el resto y la mejor manera de conseguirlo es apostar por los disfraces. Y es que no cabe la menor duda de que no hay nada que tenga mayor capacidad de llamar la atención de los niños que un buen disfraz. Todos los dicen y los padres y madres que apuestan por esto, por lo general, aciertan.

Un texto que fue publicado en la página web Guía Infantil buscaba dar ideas a los padres y madres para organizar una fiesta de Halloween. Entre esas ideas, la de conseguir un buen disfraz formaba parte de las más destacadas. Y es que no es para menos, porque sin ese disfraz es completamente imposible conseguir el objetivo de divertirse de la manera más exitosa posible. Sin un disfraz, la fiesta de la que estamos hablando perdería su razón de ser. Y esa sería una verdadera lástima, ¿no creéis?

Una fiesta mucho más española de lo que pensamos

Hay muchas personas que se manifiestan en contra de Halloween porque, según ellas, es una fiesta que nos han vendido de manera brutal desde los Estados Unidos. Pero lo cierto es que este asunto es algo que está relacionado con España es una medida mucho más grande de lo que podemos llegar a pensar. Así lo hace saber una publicación de la página web de la Cadena Ser, que asegura que esta festividad se celebra en nuestro país mucho antes que en el gigante americano. Y es que tenemos que valorar en una medida mucho mayor este tipo de fiestas.

A pesar de que ha llegado el mes de octubre y de que ya llevamos un mes de rutina, son muchas las posibilidades que tenemos para disfrutar de las fiestas que están porvenir durante este mes. Una de ellas es la de Halloween, que es una oportunidad perfecta para disfrutar del tiempo de ocio con los más pequeños. Es un momento ideal para la diversión provocada por los disfraces. De hecho, y según lo que nos han comentado desde La Casa de los Disfraces, una entidad dedicada a la venta de este tipo de objetos, de cara a la fiesta terrorífica por excelencia, la primera elección para garantizar el disfrute es siempre un buen disfraz.

No cabe la menor duda de que este asunto es primordial en un momento como este. Como decíamos más arriba, no tener un disfraz en Halloween hace que la fiesta pierda toda su gracia. Y no salir a la calle hace que también pierda la gracia. Desde luego, y a pesar de que el otoño ya ha entrado y que las temperaturas han descendido notablemente con respecto a septiembre, salir de casa es una alternativa ideal para disfrutar de un día genial en familia o con amigos.

Porque Halloween también es para disfrutarlo en familia

Existe la tendencia a asociar Halloween únicamente con amigos. Pero, ¿por qué no es posible asociarlo a la familia? Es una actividad perfecta para hacerlo, sobre todo si todavía tenemos niños y niñas pequeñas en casa. Desde luego, está claro que las familias que aprovechan este tipo de ocasiones para disfrazarse en conjunto disfrutan mucho más de esta festividad que las personas que deciden ‘pasar’ del asunto o celebrarlo única y exclusivamente con sus amigos. Y es que la familia es siempre la mejor elección.

Es increíble la manera en la que una fiesta como esta puede llegar a unir a una familia. Este tipo de actividades siempre las recomendamos a la hora de hacer posible que exista una verdadera conexión entre cada uno de los miembros que la componen. Y, cuantos más seamos, es probable que disfrutemos más. Es algo que se ha encargado de ir demostrando el propio paso del tiempo y que tenemos que implementar a fin de tener una vida realmente feliz y plena. Seguro que no os arrepentís en absoluto de hacerlo. 

Hacer turismo, la mejor manera de disfrutar de tu tiempo libre

¿Cómo disfrutas tú de tu tiempo libre? Seguro que esta pregunta te la han hecho en un millón de ocasiones o has sido tú mismo o misma quien la ha hecho en alguna ocasión. El tiempo libre es algo que a todos nos gusta, que a todos nos apasiona y de lo que disfrutamos todos. Y tiene una importancia que es brutal en nuestra vida. De no ser por él, sería bastante complicado encontrar un motivo para vivir. Pero, afortunadamente, disponemos de ese tiempo y de todas las ventajas que lleva asociadas, que no son pocas.

Las respuestas a esa pregunta pueden ser realmente dispares. Hay tantas respuestas como personas. Y es que el tiempo libre es algo que es tan abierto como la vida misma. Todo tiene cabida. Y, aunque en España son bastantes las actividades de las que la gente suele disfrutar durante su tiempo de ocio, lo cierto es que hay algunas cosas que son comunes a una buena parte de nuestra población. Una de ellas no es otra que la de hacer turismo, algo que va mucho con nuestro estilo de vida y que nos proporciona una energía que otras cosas ni tan siquiera pueden igualar.

Hablamos mucho de la cantidad de extranjeros que vienen a España a pasar unas vacaciones, pero a menudo se nos olvida que somos también los propios españoles los que nos movemos de un lado para otro dentro de nuestras fronteras en busca de unas vacaciones perfectas, o de una escapada cultural que realmente nos llene. Nuestra oferta turística es, en efecto, algo de lo que no todo el mundo puede presumir.

Una noticia que fue publicada en la página web de la agencia de noticias Europa Press informaba de que, en mayo de 2015, las familias de este país destinaban una media de 442 euros al mes en disfrutar de su tiempo libre, una cifra que no es para nada despreciable y que pone de manifiesto una cosa: el tiempo libre en España es sagrado y no tenemos reparos a la hora de invertir en él porque entendemos que es una buena manera de ganar en lo que a calidad de vida se refiere. Y hacer turismo es una de las mejores maneras que hemos encontrado para encargarnos de demostrarlo.

Son muchas las ciudades de nuestro país que se ven beneficiadas por todo lo que hemos comentado anteriormente, pero desde luego tenemos algunos nombres propios que son para enmarcar. Uno de ellos no es otro que el de la ciudad de Sevilla, que, según una noticia publicada por el ABC (en concreto, por la sección que la propia ciudad atesora en el periódico), vio cómo crecía un 15% el número de turistas del mes de marzo de 2018 con respecto al mismo mes del año anterior.

No cabe la menor duda de que disfrutar de nuestro tiempo libre es algo sagrado para todos nosotros y nosotras y que el turismo es una de las mejores maneras para hacerlo posible. La ciudad de Sevilla ha sido una de las más beneficiadas en este sentido con el paso de los años. Así nos lo han comentado desde Mercer Sevilla, uno de los hoteles de lujo de los que dispone la ciudad y que, según lo que nos han comentado sus profesionales, cada vez tiene más reservas de parte de personas de diferentes perfiles y procedencias.

Un ejemplo de lo que ocurre en todo el país

Lo que pasa en Sevilla es representativo de lo que ocurre en las demás zonas de España. Ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga, Alicante o Bilbao tienen cada vez un turismo más desarrollado y que llama más la atención de la gente. Por no hablar del que tienen ciudades de interior pero con un encanto brutal como lo son Salamanca, Burgos, Granada, Córdoba o Zaragoza. Y es que lo que tenemos en España es realmente valioso y merece la pena conservarlo.

Hay que seguir trabajando en esto. El turismo es la mejor manera de disfrutar del tiempo libre y de sacarle realmente un partido importante, encontrando de este modo la manera de olvidarnos de nuestra rutina, de nuestro trabajo y de, en definitiva, todo lo que nos da problemas en esta vida. Desde luego, está claro que muchas familias han encontrado la manera de hacer esto en alguno de los mágicos rincones que nuestra geografía esconde cuidadosamente. Si el resto todavía no lo ha conseguido, ¿a qué está esperando?