Los beneficios de pintar tu casa tu mismo

Cada cierto tiempo las paredes de nuestra casa comienzan a pedir un cariño, ya sea una mano de pintura para recuperar su vida y brillo, o incluso, algunas reparaciones en alguna parte que ha cedido a las inclemencias del ambiente. Por supuesto, esto implica la difícil decisión de contratar a un profesional que se encargue del trabajo, o ahorrarnos esa suma y poner nosotros mismos manos a la obra, con todo lo que eso implica.

Aunque muchos optan por llamar al profesional- la comodidad cuesta-; aquel que decide hacerse cargo de la remodelación de sus ambientes goza de muchos más beneficios que solo un ahorro para el bolsillo.

Y es que pintar puede ser una actividad lúdica e incluso relajante. Podemos encontrar en ella una oportunidad de evadirnos o de hacer algo en familia, porque tanto niños como mayores pueden echar una mano.

Por ejemplo, puede que seas de los que les resulta relajante armarse con una brocha o un rodillo y pasarla sobre una pared una y otra vez, hasta que ésta se llene de color; mientras que vas recibiendo los muchos beneficios de haber “agarrado la brocha por el mango”. Aquí algunos de ellos:

Beneficios de pintar tu casa tu mismo

  • Pintar es saludable y favorece la línea. Las tareas del hogar son un excelente ejercicio físico para mantenerte saludable y en la línea, e incluso pintar es el mejor entrenamiento aeróbico de todos ellos. Esto porque representa un modo de gastar calorías casi sin darte cuenta. Con pasar sólo 20 minutos pintando una habitación, habremos quemado casi 100 calorías. Imagina si estás toda una mañana de domingo: quemas todos los excesos del fin de semana.
  • Pintar es divertido. Si protegemos correctamente todo aquello que no queremos que se manche, pintar es un poco como volver a la infancia y mancharte con las témperas. Si además incluyes a todos los miembros de la familia y pones música, sobrará la diversión. Así, en lugar de terminar cansado, de seguro acabas renovado y lleno de energía gracias al momento divertido y diferente junto a los tuyos, y a que al ver cómo vas avanzando y el aspecto de la pared va mejorando, provoca ilusión y orgullo de que ese fantástico resultado sea todo tuyo.
  • Pintar une a la familia o a los amigos. Como dijimos en el punto anterior, si conviertes el momento de pintar en una actividad divertida de experimentar y jugar con los colores, y además, incluyes a familiares o amigos; pintar será la excusa perfecta para pasar más tiempo con aquellos con los que estamos más a gusto, creando recuerdos agradables y estrechando los lazos que nos unen.
  • Pintar es terapéutico. Cuando uno pinta puede conectarse y escucharse a sí mismo. Conectarse con los colores y especialmente con el agua, permite relajarse, permitiéndonos disfrutar de un momento para nosotros mismos. De hecho, esto se conoce como arteterapia, y se usa con éxito desde hace mucho tiempo. Otra razón para dar rienda suelta a tu creatividad pintando un mural en casa, por ejemplo.
  • Pintar tú mismo es más barato. Además de poder disfrutar de todas las ventajas anteriores, la última pero no menos importante es que también podrás ahorrarte el dinero de pagar a un profesional. Sin mencionar que nada queda mejor, que cuando lo hacemos nosotros mismos.

Así, los beneficios son tantos que incluso se recomienda pintar las paredes de una casa al menos cada dos o tres años, de esta forma también las recuperamos de la perdida de lucidez y la acumulación de polvo que suelen experimentar con el paso de los días.

Colores curativos para pintar nuestras paredes

Además de pintar tu mismo tus paredes y disfrutar de todos los beneficios que te comentamos en el punto anterior, también te recomendamos utilizar colores que traigan cualidades curativas a todos los espacios de tu casa. Por ejemplo, hay colores que te hacen sentir más vibrante, lleno de luz, e incluso algunos que traen calma, paz y relajación a los lugares que pintamos con ellos.

Y es que un hogar, además de muchas otras cosas, debe ser un refugio de paz, libre de estrés, en el que desconectar del ajetreado día a día, poder descansar y sentirse lo más a gusto posible nada más entrar por la puerta,

Pensando en esto, el equipo de La Casa del Pintor nos recomienda algunos colores bonitos y actuales, con los que se puede pintar cualquier estancia, incluso un pequeño rincón, y, que a la vez son colores relajantes:

  • Azul pálido. Uno de los colores más relajantes que hay es el azul y, en sus tonos más claros, como los azules pasteles o azules pálidos, la sensación de paz que transmite se intensifica. Además es un color que se puede utilizar en cualquier espacio, desde un dormitorio infantil, hasta un cuarto de baño, pasando por el salón, cocina o dormitorio de matrimonio.
  • Lavanda. Después del azul, la lavanda es el color más relajante que podemos encontrar. Es una variación del color morado, pero menos saturado, por lo que la lavanda nos ofrece espacios más tranquilos y serenos. Precisamente, es por su escasa saturación, que este color, además, es extremadamente versátil, encajando a la perfección en cualquier estancia. Eso sí, como es un color que se encuentra en la parte fría del círculo cromático, se recomienda añadir algún complemento textil cálido o algún material como la madera para compensar dicha frialdad.
  • Beige. Se trata de unmaravilloso color cálido y relajante que hace los espacios más luminosos, creando una atmósfera envolvente al reflejar la luz. Al igual que el azul, este color también sirve para pintar las paredes de cualquier estancia, ya que siempre queda bien. En especial, te recomendamos combinarlo con tonos maderas.
  • Rosa polvoriento. Este, además de ser un color tendencia, es elegante, combina en cualquier estancia, es un color relajante y positivo. Esta tonalidad se diferencia de los rosas tradicionales en que tiene un matiz arenoso que lo hace más cálido y acogedor, sin perder una pizca de elegancia.
  • Gris claro o medio/oscuro. Un color gris medio tirando a tono oscuro es un color relajante y sobrio, igual que el gris claro, que te permite crear espacios serenos y tranquilos. También, al ser el rey de los colores neutros combina con el resto de los colores. Puedes pintar cualquier estancia con el, pero si lo combinas con tonos madera y blanco el resultado será aún mejor. Además, si colocamos objetos de colores cálidos para complementar su falta de calidez, crearemos un ambiente de lo más relajante.
  • Tonos agua y menta. Colores como el azul aguamarina o el turquesa claro, así como los menta, además de ser relajantes, también son colores tendencia hoy en día. Con estos colores podemos crear varios ambientes: desde un dormitorio infantil alegre y fresco, hasta un elegante salón clásico, pero siempre conservando esa frescura y sensación de paz que transmiten.
  • Verdes suaves. Por su parte, los tonos verdes suaves, son otros de los colores más relajantes que hay para pintar cualquier espacio. Son frescos, vitales, serenos, pero sobre todo, relajantes.

Errores que debes evitar si vas a pintar las paredes de tu casa

Lo primero es tener en cuenta los gastos. Por ejemplo, si tu presupuesto es muy ajustado, haz de saber que una pincelada de color puede cambiar cómo nos sentimos en nuestra casa. No es necesario tirar la casa por la ventana y cambiar muebles y el resto de decoración, ni siquiera tenemos que pintar todas las paredes. Por ejemplo, podemos crear paredes de acento que se llevan todas las miradas, a la vez que conseguimos un ambiente más sereno y relajante, en unas pocas horas y que hoy más que nunca es necesario tener.

Al mismo tiempo, si se debe intentar invertir lo necesario en la pintura y los materiales a escoger, ya que de su calidad dependerá el resultado final de nuestra obra de arte.

Aquí, algunos otros errores que debemos tomar en cuenta a la hora de pintar nuestras paredes:

No te cases con los colores que te gustan

Esto quiere decir que si por ejemplo tu color favorito es el rojo o el fucsia, estos quizá no son una buena opción para pintar nuestro dormitorio o el comedor. Lo ideal es hacer una prueba de color y buscar el tono que mejor quede con nuestra decoración, con nuestros muebles y con el tipo de ambiente que queramos crear.

Elegir el blanco como única opción

Suele ocurrir que las personas no se arriesgan y directamente deciden pintar su casa con el color blanco.

Si es verdad que el color blanco ayuda a sumarle luz a las estancias, pero también puede ser una opción pobre y poco arriesgada. Más bien, intenta buscar un ocre, un amarillo claro o alguno que le de un toque más personal a tu hogar, o combínalo con otros colores que le den más vida.

Lo mismo pasa con el techo. Existe la falsa creencia de que el techo tiene que ser de color blanco. Pero, mientras ayuda a que la estancia sea o parezca más amplia, también se debe procurar utilizar otro tono que combine a la perfección con el de la pared y así darle un toque personal y original al techo.

Las preguntas más frecuentes sobre la utilización de la piedra natural en la construcción explicadas por un profesional

La piedra natural es uno de los elementos más utilizados hoy en día en el mundo de la construcción, sin embargo, su uso genera una serie de dudas en los arquitectos de obras: ¿cuál tipo de piedra natural es la más idónea? ¿Cómo es su durabilidad? ¿Qué aspectos debo tener en cuenta a la hora de comprar piedra natural para mi proyecto?

Por eso, nuestros amigos de Pizarras y Derivados Ardoises Despagne, expertos en la distribución de piedra pizarra y derivados para su uso en la construcción y reforma, nos responden a las dudas más comunes:

1.- ¿Por qué debería utilizar piedra natural?

La piedra es un producto natural. Es respetuosa con el medio ambiente, no lo destruye. Además, en el mundo de la construcción, se ha usado este material durante siglos, debido a su resistencia y durabilidad. Es fácil de usar, limpiar y obtener. En cuanto a estética, la piedra natural reúne belleza, historia, cultura y, está intrínsecamente asociada a los conceptos de lujo, calidad y permanencia.

2.- ¿Puede mi cliente permitirse comprar piedra natural?

Independiente de cual sea su presupuesto, lo más probable es que sí, ya que existen variedad de ofertas en piedras naturales a precios, que van hasta los precios más económicos. Incluso, cuando se compara el ciclo de vida de la piedra frente a los de otros materiales alternativos, el precio de la piedra natural resulta definitivamente asequible

Así mismo, para cada proyecto, se puede encontrar una piedra natural que satisfaga las preferencias del cliente y se ajuste a su presupuesto. Y para el caso de proyectos con presupuestos más elevados que busquen un producto de lujo, también pueden encontrar la solución en  piedras realmente exclusivas que pueden conseguirse hoy en día en el mercado.

3.- ¿Cómo puedo encontrar la piedra natural adecuada para mi proyecto?

Para encontrar la piedra natural ideal que satisfaga tus necesidades y exigencias, debes hacerte las siguientes preguntas: ¿En qué clima y para qué aplicación se va a utilizar esta piedra? ¿El clima es extremo, muy frío o muy caliente, es moderado, es húmedo o es una combinación de varios climas? ¿Se va a utilizar la piedra natural en aplicaciones de exteriores o de interiores? ¿En una pared o en un suelo?

Dependiendo de las respuestas a estas preguntas, es que vamos a buscar nuestra piedra natural ideal según sus propiedades físicas y químicas y las normativas locales.

4.- ¿Qué tipo de piedras naturales son adecuadas para mi clima?

Para determinarlo debemos analizar las propiedades  físicas y químicas de los tipos de piedra que se pueden encontrar en el mercado, basándonos en las siguientes preguntas: ¿Es para uso interior o en exterior? ¿Se va a utilizar en el revestimiento de una pared interior o en un suelo con mucho tráfico? ¿Va a ser para una encimera de cocina, para un baño, o se va a usar en escaleras, o en los marcos de las ventanas?, etc.

5.- ¿Qué gama de colores existe dentro de la piedra natural?

La gama de colores es infinita, pasando desde el blanco más puro hasta el negro más intenso, e incluyendo todo el espectro de colores.

6.- ¿Cuál es el origen geográfico de las piedras naturales?

Este producto natural, único y maravilloso puede conseguirse en casi todos los países del mundo en mayor o menor medida., ya que básicamente es el resultado de una formación geológica cuyo proceso comienza en la fase inicial de la formación de nuestro planeta, hace ciento de millones de años.

7.- ¿Qué diferencia hay entre granito, mármol, caliza, arenisca y pizarra?

Estas son las diferencias entre los distintos tipos de piedra natural:

– El granito es una roca ígnea formada por magma con al menos un 20% de cuarzo en volumen.

– El mármol es una roca metamórfica no foliada compuesta de minerales carbonatados recristalizados, principalmente calcita o dolomita..}

– La caliza es una roca metamórfica no foliada compuesta de minerales carbonatados recristalizados, principalmente calcita o dolomita.

– La arenisca es una roca sedimentaria compuesta principalmente de minerales de tamaño grano de arena o grano de roca.

-La pizarra es una roca metamórfica homogénea foliada de grano fino, derivada de la roca sedimentaria original tipo esquisto, compuesta de yeso o ceniza volcánica mediante un metamorfismo regional  de grado bajo.

Así mismo, ya que su composición es diferente, también lo son sus propiedades y aspectos, lo cual a su vez determina su idoneidad para cada aplicación requerida.

8.- ¿Cómo puedo saber todas las piedras naturales que existen?

Hay miles de variedades de diferentes tipos de piedra y constantemente están saliendo nuevas al mercado como consecuencia de la explotación de canteras en zonas nuevas de distintos países.

Puedes acceder a este amplio abanico de opciones a través de los catálogos y los sitios web de cada país, o de asociaciones, empresas, etc., que muestran las piedras que ellos están extrayendo, elaborando o comercializando. Eso sí, tienes que tener en cuenta que como son sus propios productos, no son bases de datos parciales, por lo que es una buena idea comprobar si se sigue extrayendo la piedra que hemos elegido para el proyecto e investigar más a fondo sus propiedades y funcionabilidad.

Así mismo, es sólo el primer paso en el proceso en la elección de una piedra natural. Después de analizar los catálogos, deberías proceder a pedir una muestra real de la piedra para corroborar que sea lo que necesitas. Además, En el caso de estar seleccionando una piedra natural para un proyecto de gran tamaño, deberás dar otra serie de pasos como:

  • Tras haber obtenido una muestra pequeña, debe pedir a su proveedor que le muestre una pequeña gama de esa variedad de piedra en particular para tener así una mejor información de las variaciones que pueden darse.
  • También habría que pedir muestras de mayor tamaño para tener una mejor idea de cómo será el aspecto final del proyecto.
  • Finalmente, puede que sea  necesario hacer un control e inspección de calidad en el propio sitio de trabajo, para corroborar que el resultado es el deseado.

9.- ¿Cuáles son los diferentes acabados que existen para la piedra natural?

Así como existen variedad de tipos de piedra natural, también hay una amplia gama de acabados. Todos ellos resaltan la belleza de la piedra natural y sirven para cada propósito de empleo. Algunos de estos son: pulido, apomazado, serrado, serrado con disco de diamante, abujardado, flameado, envejecido, cepillado, efecto seda (con o sin brillo), efecto piel, antiguo, lajado, etc. Además, la constante innovación de la industria nos permite disfrutar de nuevos acabados que se van agregando a la lista.

Las propiedades de cada piedra son las que definen qué acabados pueden aplicarse y qué cambios estéticos producirán en la apariencia del material.

10.- ¿Cuáles son los tamaños recomendados en la piedra natural?

Esto dependerá de la aplicación que se le vaya a dar a la piedra. Hay teselas para mosaicos disponibles en el mercado de tamaños tan pequeños como 1 cm x 1 cm, así como baldosas de piedra de 1,20 m x 1 m, e incluso mayores; siendo las medidas más utilizadas son 60 x 30 cm, 60 x 60 cm y 1,20 x 60 cm.

El arquitecto a cargo del proyecto decidirá el tamaño de acuerdo a los lineamientos del proyecto. Sin embargo,  la mayoría de los tamaños que los fabricantes suelen recomendar no solo están basados  en criterios estéticos, sino que también toman en cuenta el tamaño de los bloques extraídos en las canteras y la optimización en los sistemas de producción de las fábricas para conseguir una mínima pérdida de material.

11.- ¿Cuáles son las propiedades físicas generales de la piedra natural?

Cada piedra tiene propiedades muy distintas, por lo que debes solicitar una hoja técnica de la piedra en la que estás interesado y que contenga los siguientes datos:

a) Absorción de agua

b) Resistencia a la compresión

c) Resistencia a las heladas

d) Resistencia a la flexión

e) Densidad

f) Resistencia a los abrasivos

g) Resistencia del pulido de la superficie frente a las inclemencias del clima

Si la piedra se va a utilizar en exteriores, es muy importante que le hagas varias pruebas, aún más si el clima es húmedo; esto porque en países cálidos algunas piedras sufren alteraciones y la apariencia física puede cambiar.

12.- ¿Cuál es el tiempo de vida de la piedra natural?

La pregunta la responden las miles de edificaciones milenarias que ya conocemos y están hechas en alguna piedra natural: las pirámides que existen desde hace 4.000 años; las catedrales, templos, mezquitas, palacios e imponentes edificios oficiales que hemos visitado desde nuestra infancia y seguirán en pie en el final de nuestros días. Para ser más exactos, el ciclo de vida de la piedra está estimado en unos 80 años, pudiéndose decir que son casi eternas.

13. ¿Cómo se puede comparar la piedra natural con otros materiales alternativos en términos de sostenibilidad?

En este caso, es necesario analizar factores tales como la preparación de la materia prima, la pre-elaboración de los productos, la fase de producción, el tratamiento de desechos, etc.; así como el consumo de energía, el consumo de materia prima, el efecto invernadero, la acidificación, la sobre fertilización, las toxinas ambientales y los desechos, entre otros.

Sin embargo, ya que la piedra natural se procesa a través de medios físicos y sus subproductos pueden ser reciclados, su impacto sobre el ambiente es bajo, convirtiéndola en el revestimiento ideal cuando la sostenibilidad y el “pensamiento verde” son los principales criterios.

El sector náutico sigue creciendo en España

España es un país que tiene lugares fantásticos para el turismo, y a medida que el tiempo pasa, este sector se ha visto en la necesidad de adaptarse a las nuevas formas de conocer nuestro territorio, atrás quedaron los días en los que hacer turismo era llegar a las grandes ciudades y ver únicamente lo que aparecía en las guías o lo que ofrecían los hoteles.

En la actualidad, hacer turismo es mucho más amplio de lo que era antes, el turismo gastronómico o vinícola, ha ido tomando espacios cada vez más amplios en lo que se refiere al turista local y al internacional, pues se trata de conocer no solo los lugares más emblemáticos de cada localidad, sino de conocer y disfrutar de las tradiciones propias del lugar.

Una forma que está haciéndose cada vez más conocido, es el turismo náutico, que en los últimos años ha crecido exponencialmente y que parece ser uno de los fuertes en los próximos años, gracias a las maravillosas costas de nuestro país. Para poder extendernos en el tema, contamos con el asesoramiento de los especialistas de Náutica Jiménez, quienes desde su experiencia nos hablarán del alza que ha tenido el turismo náutico y cuales son las bondades de elegir este tipo de actividades.

Turismo Nautico

El turismo náutico es un tipo de turismo alternativo cada vez más popular que se define como vacaciones activas en contacto con el agua, mediante la realización de actividades como pueden ser la navegación en barcos de vela o yates, así como otras actividades lúdicas y deportivas que impliquen el disfrute de la naturaleza en este entorno. Además, al mismo tiempo, el turismo náutico se complementa con el disfrute de la oferta turística y recreativa de la zona.

El turismo náutico va más allá de los tradicionales cruceros, y para entender lo que alcanza, hablaremos de esta clasificación a continuación:

  • Turismo de cruceros: se caracteriza por el uso de grandes embarcaciones exclusivas para turistas, con visitas a puertos que cuentan con atractivos para ellos. Los viajes en estos navíos son realizados con fines turísticos en diferentes épocas del año, y constituyen una actividad náutica. Su duración y extensión son variables. Es un tipo de turismo con el que se obtiene un importantísimo volumen de ingresos considerando los gastos de los turistas, de la tripulación y el aprovisionamiento del buque, atraque y servicios marítimos.
  • Turismo náutico-deportivo: En este caso el turista realiza el viaje con la motivación principal de realizar actividades náuticas deportivas, bien sea una vez situado en el destino escogido o a lo largo de todo el viaje, pudiendo utilizar una embarcación rentada (chárter náutico) o en propiedad. La característica principal que distingue a esta submodalidad de los cruceros es que la actividad que realiza el turista es principalmente deportiva, por lo tanto es un turismo activo, donde el viajero desea invertir el tiempo del viaje en una práctica deportiva determinada
  • Turismo náutico-deportivo de corto alcance (ligero): implica la realización de las actividades deportivas en el mismo punto del litoral, sin existir desplazamiento del turista a otros puertos. En este tipo de turismo, el viajero se desplaza al destino elegido para realizar algún deporte náutico siempre en las inmediaciones del puerto base. Asimismo, el turista se aloja en las inmediaciones del puerto base.
  • Turismo náutico-deportivo de largo alcance: se caracteriza por la práctica de actividades náuticas en embarcaciones de recreo que permiten al turista que las realiza su desplazamiento hasta otros países, puertos o marinas, pudiendo realizar actividades allí donde hace escala.

Turísmo nautico en España

España cuenta con amplias zonas costeras, ideales para el turismo náutico que beneficia no solamente al visitante, sino que le genera grandes beneficios a la economía local y al sector turístico en general. Desde hace unos años, el sector se encuentra en un momento estable, en el que la demanda internacional se ha mantenido en un elevado porcentaje de turistas, procedentes principalmente de Europa, con una demanda potencial de 36 millones de personas y creciendo constantemente.

La gran extensión de costa que tiene España, la amplia variedad de actividades náuticas ofertadas, la buena calidad medioambiental (banderas azules y reservas de la biosfera); el clima benigno, el fomento de las competiciones y concursos náuticos, además de las buenas instalaciones náuticas, permiten que el turismo náutico sea uno de los grandes atractivos de nuestro país.

La costa española es atractiva para el turista nacional e internacional, pues la gran variedad de ecosistemas y la diferencia de temperaturas de unas zonas a otras, permiten a los usuarios disfrutar del mar durante todo el año, lo que significa que no solamente las cosas reciben visitantes durante el verano, generando así movimiento turístico constante. El paisaje costero español es muy variado y cambiante. En él se pueden encontrar marismas, playas, acantilados, cordones dunares, estuarios, plataformas de abrasión, deltas y lagunas litorales. En cada uno de estos entornos naturales se pueden practicar distintas actividades náuticas.

España también cuenta con un excelente servicio marítimo, que tiene como funciones de control e inspección de embarcaciones náuticas de recreo, entre las actividades que se encuentra el auxilio y rescate de embarcaciones, inspecciones, controles documentales, preservación de espacios protegidos subacuáticos, así como la concienciación de la importancia de la seguridad marítima a través de campañas informativas, todo esto fundamental para el desarrollo y potenciación del turismo náutico a lo largo y ancho de todas las zonas costeras de nuestro país, pues esto le da confianza y seguridad al turista nacional y al internacional.

Turismo náutico en tiempos de Covid-19

España está apostando por hacer de nuestro país un destino seguro y llamativo para los turistas, y el turismo náutico, parece ser uno de los caminos para lograrlo. Anteriormente hemos hablado de las bondades que tienen las costas y mares españoles, sin embargo con la difícil situación mundial responsabilidad del Covid-19, el turismo náutico, parece ser una buena opción para respetar el distanciamiento social.

De igual manera, para generar esa confianza, las asociaciones del sector náutico de ámbito nacional han realizado una guía de protocolos a cumplir, aprobados por la Secretaría de Estado de Turismo para que el turismo náutico, sea el más seguro posible, de forma que se proteja tanto al visitante, como a quienes hacen vida en todos los establecimientos que brindan servicios náuticos.

Mientras el turismo local está luchando por atraer a posibles visitantes, el turismo náutico ya ha comenzado a repuntar, y esto se debe a que los turistas tanto españoles como internacionales están buscando alternativas para poder seguir disfrutando de las aguas, aún cuando el alquiler de una embarcación es una opción más cara, alquilar un barco permitirá que los visitantes disfruten del sol y del mar sin tener que regirse por las limitaciones del aforo o la distancia de seguridad, pues dependiendo del tipo de viaje que se haga, se puede alquilar la embarcación ideal, sea para un grupo familiar, una pareja, o un grupo de amigos, o un viaje en solitario.

Es evidente que se necesita una preparación especial para conducir una embarcación, lo que significa que para poder conseguir un carné de capitán, se debe hacer un curso que nos eduque en lo que se refiere al manejo seguro de un barco recreativo. La demanda de este tipo de cursos también han comenzado a aumentar, pues arrendar una embarcación es ideal para disfrutar del verano, cómodamente y con menor riesgo de contagio. Los cursos para obtener una licencia de navegación, sirven para llevar barcos de hasta seis metros y motos de agua, estos se realizan en un día, lo que es cómodo y no requiere de una inversión de mucho tiempo.

El turista nacional que en otras temporadas buscaba destinos internacionales están redireccionando sus búsquedas para navegar en nuestras costas, siendo las más populares Baleares, Cataluña, Valencia y Andalucía, no solamente por la oferta de turismo náutico, sino por todo lo que ofrece en tierra.

Es indiscutible que España cuenta no solamente con miles de maravillas naturales en nuestras costas, sino que además cuenta con una estructura turística que permite e impulsa el turismo náutico, fundamental para que en la nueva normalidad, el turismo comience poco a poco a recuperar su fuerza en todos los rincones del territorio español, pues a nivel turístico, nuestro país es uno de los más solicitados por los turistas a nivel mundial.

Este momento en que el sector náutico está en crecimiento, es el ideal para la promoción turística de destinos que tal vez no sean los más populares, pero que con un poco de impulso, pueden convertirse en pilares náuticos para el visitante, logrando así que no solamente se potencie el turismo local, sino que se amplíe la oferta al visitante extranjero. Los pequeños pueblos marítimos que ofrecen tradición gastronómica y cultural española, belleza y atractivo náutico, necesitan ser promocionados por los entes reguladores del turismo de cada comunidad, de forma que no sólo se llenen de visitantes, las costas populares, sino que se tenga constante flujo de visitantes en toda la zona costera del país.