Guía sobre el arte de la coctelería: técnicas, utensilios y cristalería

La coctelería es considerada casi un arte, viéndose al bartender como un artesano moldeando una obra que sorprenderá y deleitará los sentidos del público. Aquí, la presentación de la obra de arte gastronómica representa el 90% del éxito de la misma, ya que la primera probada se basa en lo apetitoso y atractivo que se muestre el coctel ante los ojos de los comensales. Luego, por supuesto, entra en juego el sentido del gusto, que evaluará el espíritu de la creación. 

Para lograr este deguste, los “artesanos” deben valerse de ciertas técnicas, emplear los utensilios adecuados y al momento de la presentación del resultado, seleccionar la copa y el decorado que servirán de toque final:   

Las 5 técnicas más conocidas en el arte de la coctelería 

  1. Enfriado de copas: se emplea para refrescar las copas o vasos donde será servido el coctel. Se debe colocar un poco de hielo dentro de una copa por algunos segundos y tirar el exceso de agua. Una vez listo el coctel, se rellena el vaso con hielo o bien se retiran los hielos y se sirve sólo la bebida. 
  2. Sacudido (shaking): es recomendado para la elaboración de tragos preparados con ingredientes de diferentes densidades como jugos, cremas, licores o destilados, así como para refrescar la bebida sin quemar el alcohol. En una coctelera se vierte hielo, luego el alcohol con mayor densidad, y por último el resto de los ingredientes. Se tapa y se sostiene con ambas manos, una debe sujetar la parte superior de la coctelera y la otra la inferior; después se sacude brevemente hasta que la parte externa del recipiente se condensa. Es importante no llenarla en su totalidad, pues los líquidos podrían escurrir. Los sours y los martinis son ejemplos de tragos elaborados bajo esta técnica. 
  3. Colado (straining): se colocan los ingredientes dentro del vaso mezclador con un poco de hielo. Se agita y se sirve con un colador, evitando así que los hielos caigan en el coctel que se servirá al comensal.  
  4. Refrescado o removido (stirring): es ideal para los tragos que se preparan directamente en el vaso mezclador. Consiste en colocar hielos en un vaso, agregar el destilado y removerlo con una cuchara mezcladora de seis a ocho segundos, con el fin de mejorar el sabor del destilado. Un ejemplo de este tipo de preparaciones es el Gin tonic
  5. Machacado (muddling): se utiliza para extraer el máximo de sabor de las frutas o hierbas. Generalmente se utiliza un mazo o una cuchara mezcladora, con la cual se machacan las frutas o hierbas, y luego se agrega el resto de los ingredientes, obteniendo así cocteles llenos de sabor y color. Un ejemplo clásico es el Mojito. 

4 utensilios para crear el coctel perfecto 

Existen distintos tipos de cucharas en la preparación de un trago: 

  1. Cuchara mezcladora: es de mango largo y se utiliza para macerar fruta, hierbas, o bien para remover el hielo y enfriar el vaso mezclador. 
  2. Cuchara torneada: tiene el mango largo y torcido, sirve para mezclar y dosificar los ingredientes. 
  3. Cuchara batidora: sirve para remover las bebidas directamente en el vaso mezclador. 
  4. Cuchara para la absenta: tiene perforaciones en la cazoleta donde se deposita el terrón de azúcar. 

Las 5 copas más populares para presentar un coctel como una obra de arte 

Copas Giona, distribuidores de copas para cocteles de calidad,  apuntan que la capacidad, dimensiones y resistencia son los aspectos clave para mostrar la mejor versión de los preparados; y por supuesto la elección de la copa ideal para cada tipo de trago: 

  1. Copa de cóctel, copa clásica o copa Martini 

Tiene una forma cónica, de cono invertido en forma de Y con un pie mediano o largo y con una boca con gran apertura. Es una copa óptima para Martini, Manhattan, Daiquiris y otro tipo de cócteles que se sirvan muy fríos  

2. Copa Margarita  

Empleada para el coctel por el cual recibe su nombre, es similar a la copa clásica o de coctel, es de tallo alto y una base mediana con una ancha apertura de la boca que a continuación se estrecha como formando una pequeña taza al final de la copa. 

3. Vaso Highball o Tumbler  

Es un vaso alto y estrecho, apto para  tragos largos. Este vaso suele ser utilizado para la combinación de destilados con agua, tónica o bebidas muy diluyentes del alcohol y en el que se añade bastantes cubitos de hielo como el clásico Cubalibre.  

4. Vaso Old Fashioned  

También conocido como Rock Glass por su utilización en el cóctel “On the Rocks”. Es un vaso ideal para servir whisky o bourbon y también utilizado para cócteles, especialmente para aquellos que necesitan una gran cantidad de cubitos de hielo, acepta muy bien el uso de adornos o decoraciones tanto dentro del cóctel como en el borde.  

5. Copa de balón 

Esta copa es apta para cócteles espumosos o cócteles con nata. También con el boom del gin tonic, lo más apropiado para prepararlo de la mejor forma es la copa de balón. 

Deja una respuesta