Decoración basada en la psicología

Es muy curioso que con la cantidad de cosas que sabemos ahora, y que antes no sabíamos, no utilicemos todos esos nuevos conocimientos en el día a día. Hace cosa de un mes, una amiga entró en una especie de bache que no voy a llamar depresión (porque eso es una enfermedad que se debe diagnosticar por un profesional) pero que provocó que no estuviera bien en ningún ámbito de su vida. Estaba apática, no quería salir de casa, no tenía ganas de quedar con sus amistades, tenía que hacer grandísimos esfuerzos para levantarse e ir a trabajar, etc. Yo decidí que tenía que ayudarla.

Antes de nada he de decir que lo primero que le aconsejé es que acudiera a un profesional especializado, es decir, a un psicólogo, pero su negativa fue tan rotunda que esa posibilidad quedó bastante desplazada. No obstante, siempre debe ser este el primer paso, pues buscar ayuda no es nada malo y puede ayudarnos a sentir mucho mejor. Esta psicóloga ubicada en el centro de Valencia, Leonor Fernández Doménech, tiene consulta online y como mi amiga no quería salir de casa le propuse también llamarla para concertar una cita a través del ordenador, tampoco quiso intentarlo. Personalmente creo que este tipo de servicio, el de consultas online, puede ayudar a personas que tienen cierta timidez o reparo ante la posibilidad de ir a un psicólogo. El problema era que en este caso siempre obtenía un “NO” como única respuesta y tampoco puedes llevar a alguien a un médico a punta de pistola, ¿no?

Intenté animarla proponiéndole de todo: vamos al cine, vamos a hacer una escapada el fin de semana, vámonos de rebajas y no conseguí una respuesta afirmativa en ningún caso, salvo cuando, hablando en su casa, me dijo que le gustaría cambiar la decoración del salón y yo me até a esa idea como loca y le propuse redecorar toda la casa. “¿Por qué no?” me contestó.

La decoración y la psicología

Inmediatamente después pensé que esa actividad podía aprovecharla en positivo pues, además de mantenerle la cabeza ocupada en algo y de conseguir que se ilusionara, yo era consciente de que existen muchas teorías sobre cómo influye la psicología en la decoración y viceversa, aunque en ese momento solo sabía a ciencia cierta que había una teoría sobre la psicología del color que quería leer atentamente.

Leí muchísimo al tiempo que visitábamos muchísimas tiendas de bricolaje y decoración. Fuimos a Bricodepot, a Leroy Merlín, pasamos horas viendo Amazon y yo, mientras tanto, leí mucho sobre psicología holística en Psycholístic y otras webs especializadas. Gracias a ello, descubrí que el baño puede convertirse en un remanso de paz gracias a una pequeña reforma y unos toques de decoración, puede ser un “spa” privado, un espacio reservado a la intimidad de una persona donde relajarse y conectar con uno mismo así que la convencí para empezar por ahí. BañoSpacio se encargó de hacer la obra porque por mucho que nosotras quisiéramos, no habríamos podido instalar la bañera que elegimos ni con todo el tiempo del mundo, pudieron cambiar la bañera por el plato de ducha en un abrir y cerrar de ojos. Pero el resto fue cosa nuestra.

El color predominante fue el blanco, con toques de azul, pues leí que esos son los colores que se asocian a  la higiene y al agua, por lo que nuestro cerebro hace que nos sintamos más “limpios” rodeados por esos colores. Pusimos velas aromáticas, y pintamos los azulejos con pintura especial para no tener que gastar en alicatado. El resultado fue sorprendente.

La segunda estancia a reformar tenía que ser el salón comedor y lo primero que le propuse es tirar un tabique que estaba en medio de la sala, supuestamente para separar ambientes, y que no tenía ningún sentido y Arca SL se encargó de la tarea porque el problema no era tirar el tabique, el problema era que luego en el espacio en el que estaba ubicado faltaba suelo y habría que arreglar ese trozo de pared en el que estaba pegado. Gracias a ellos todo quedo impecable en menos que canta un gallo, y nuestra mano empezó a redecorar toda la estancia.

Leí que una doctora en Diseño y Entorno Humano de la Universidad Estatal de Oregon (EEUU) quiso saber el efecto concreto de las líneas rectas y curvas del mobiliario en el ánimo de los usuarios  y realizó un estudio al respecto en el que concluyo que cuanto más sinuosas eran las formas, mejor se sentían los usuarios. Por eso decidí que ese mueble de televisión simple y recto debía desaparecer y, en su lugar, instalamos un pequeño mueble minimalista con dos estanterías superiores donde predominaban las líneas curvas, aunque suaves.

Pintamos las paredes de color blanco impoluto y utilizamos los textiles nuevos que compramos para dar un toque de color en amarillo, un color que la psicología dice que es muy alegre. Pusimos cojines amarillos sobre su sofá chaiselonge gris marengo, y luego conseguimos algún toque más con un jarrón de cristal con un tono amarillo suave, dos velas aromáticas amarillas que metimos dentro de un centro de mesa que hicimos nosotras mismas con arenisca y plantas de plástico y también pusimos bien visible en una vitrina una vajilla que nunca usa por ser la típica “de gala” y que tiene un color amarillo muy divertido.

El cambio fue impresionante y lo único que hicimos fue cambiar el mueble del televisor, poner toques amarillos por el salón y quitar un tabique, ya que las paredes ya eran blancas anteriormente, solo les “lavamos la cara”.

Pues bien, no creo que fuera solo por la redecoración de su casa, yo creo que fue por mantenerse activa, por ilusionarse con algo, por mantener la cabeza ocupada en cosas y luego porque el resultado fue fantástico, pero conseguimos el objetivo inicial: que ella estuviera mucho mejor.

Manualidades de macramé

Si hace unos años parecía que el macramé había muerto, o por lo menos relegado a un sector de la población muy pequeño, ahora con el auge del DIY (Do it yourself) o hazlo tú mismo, ha vuelto a pegar un pelotazo consiguiendo que mayores y jóvenes se aficionen de nuevo a este tipo de manualidades. Y lo mejor de todo es que no suele tener demasiado gasto económico, pues la base principal del macramé son las cuerdas de algodón.

Las hay de muchísimos colores, no solo blancas. En la web Cuerdas Valero podemos ver que cuentan con colores verdes, marrones, grises, naranjas, rojos y muchos más. Aunque también es verdad que si en lugar de coger una web de una empresa especializada en cuerdas o manualidades, tomamos la web de una empresa más generalista como la de Leroy Merlín, comprobaremos que entonces solo encontramos cuerdas de algodón en tonos blancos o cremas. Pero ¿Qué tipo de manualidades podemos hacer con macramé?

Pues si ponemos “manualidades macramé” en imágenes de Google comprobaremos que podemos hacer casi de todo, desde bolsos hasta llaveros, hamacas o alfombras hasta lámparas, pulseras o maceteros.

Algunas ideas

Hemos encontrado en la web bricolaje10.com, algunas manualidades de macramé que nos han parecido muy buenas. Además de esas, os traigo otras que hemos recopilado en diversas webs especializadas.

  • Atrapasueños: Para hacerlo necesitarás dos anillas de metal que puedes conseguir en la ferretería. Una tendrá que ser más grande, ya que será el círculo externo y la otra más pequeña para el círculo que va dentro. En el círculo de dentro ataremos varias cuerdas de macramé y enrollaremos hasta llevar al círculo de externo. A continuación ataremos varias cuerdas de macramé en la parte inferior del atrapasueños que serán las que colgarán. Después cubriremos ambas anillas y añadiremos otra cuerda extra para colgarlo.
  • Hamaca: Una manualidad un poco más complicada pero muy bonita es hacer una hamaca para colgar en el jardín. Para hacerla necesitarás bastante cantidad del material que vayas a usar para realizar el macramé y dos barras de madera con agujeros por donde pasaremos las cuerdas. La técnica puede ser algo complicada pero el resultado es precioso.
  • Posavasos: Los posavasos de macramé también son perfectos para el hogar. Son muy bonitos y prácticos. Además, puedes hacerlos de varios colores para que sean más divertidos. Se tardan muy poco en hacer.
  • Estantería colgante: Al igual que una silla colgante, también podemos hacer una estantería colgante tanto de exterior como de interior. Para hacerla como esta que ves aquí solo necesitas dos tablones de madera con agujeros en los laterales por donde pasen las cuerdas. Es muy fácil de hacer también.
  • Tapices: Los tapices y las decoraciones de pared realizadas a partir del macramé, también se han convertido en un DIY estrella para decorar. Motivos geométricos y de inspiración étnica llenan de color cualquier espacio con delicadas creaciones que se convierten en el centro de todas las miradas. Existe la opción de los grandes tapices en colores más sobrios y que dejan toda su atención al juego de nudos. Este tipo de tapiz será perfecto para colocar en espacios más amplios como el cabecero de la cama o sobre el sofá.
  • Sandalias: para esto necesitarás la suela, pero en muchas empresas de manualidades las venden así que es fácil encontrarlas. No es recomendable usar las suelas de unas sandalias viejas, pues no aguantarán mucho y se verán desgastadas. De los que se trata es de tejer con macramé la cara del empeine del pie, y luego darle la forma que tendría una sandalia de dedo al uso. Muy elegantes para usar en cualquier evento veraniego.
  • Pendientes: compra el enganche también en cualquier tienda de manualidades especializada y luego, a base de nudos con cuerda fina o hilo grueso, ves dándole la forma al pendiente. En patronesmil.ces podéis bajaros patrones gratis.
  • Bolsos: del mismo modo que damos forma a un tapiz a base de nudos de macramé, puedes hacer lo mismo pero dándole forma a un bolso. Luego siempre puedes ponerle asas o tiradores de cuero e incluso de cuerda gruesa. Quedan genial para el verano.
  • Vestido: esto ya es más complicado pues hablamos de tener medidas y cierta idea de costura, pero el vestido playero de macramé es fantástico para cualquier evento así que si te ves con ganas anímate a intentarlo. También tienes el patrón en patronesmil.es.

Salamanca

Hay quien se empeña en pensar que lo mejor que puede hacer ahora, que aún es joven, es visitar otros países del mundo, ciudades exóticas y rincones lejanos, peor yo soy de las que piensa de manera diferente pues creo que no se puede ir a conocer otras culturas si apenas conoces la tuya propia, por eso creo que es muy interesante conocer todo aquello que te interese de tu propio país y luego, cuando ya lo tengas todo visto, puedes seguir por Europa y cambiar de continente si así lo deseas. Diferentes puntos de vista ¿no?

Ahora bien, ¿significa eso que me niegue a viajar al extranjero? Ni muchísimo menos. Tampoco es que haya visitado demasiado pero por ahora he tenido la oportunidad de viajar a Londres, a Andorra, a Roma, a París y a Berlín, que puede que no sea mucho pero ya es más de lo que viajarán muchas personas. Sin embargo, cuando se me propone un viaje para conocer cualquier pueblo o ciudad española que aún no he visitado nunca, me parece también una idea estupenda, pues el turismo nacional es algo maravilloso.

De hecho, somos un país lleno de cultura. Sin salir de nuestras fronteras podemos ver ruinas celtas, íberas, romanas, conocer la cultura andaluza, la vasca y la gallega que muy poco tienen que ver entre ellas, descubrir tradiciones nuevas e incluso hablar distintos idiomas. Somos un país muy diverso y rico, y yo soy la primera que no lo conozco aún. Por eso, nuestro siguiente viaje será a Salamanca.

La verdad es que podríamos haber elegido cualquier otra ciudad, porque hay muchísimas ciudades que tengo por ver, pero estas cosas, cuando surgen, hay que pillarlas al vuelo, y si por H o por B te sale un viaje a Salamanca pues lo coges ¿o no?

Personalmente odio alojarme en los centros de las ciudades, pues me gusta la tranquilidad y prefiero alojarme algo más alejada (siempre y cuando haya una buena conexión de transporte público) y estar más tranquila antes que alojarme en pleno centro con todo el bullicio típico de las grandes ciudades. En este caso hemos optado por el hotel rural de lujo en Salamanca Casa Imperial, muy cerca del convento de las Carmelitas Descalzas.

El itinerario

Salamanca es la ciudad de los estudiantes, o al menos lo era hace algunos años cuando era conocida como una ciudad universitaria en todo el mundo, por eso una de las principales paradas turísticas la tenemos que hacer en la fachada de la Universidad.

Para empezar, qué mejor lugar para iniciar nuestra caminata que en la Plaza Mayor, una de las plazas más bonitas de España, y una de las más grandes. En mi opinión, que puede ser o no de utilidad, es la plaza más interesante que he visto, tanto por su tamaño como por los edificios que la rodean. Debemos tener en cuenta que es una ciudad en la que merece la pena perderse para callejear, así que lo ideal es no estar muy perezoso y llevar unas buenas zapatillas. Desde la Plaza Mayor nos han aconsejado que tomemos la calle de la Rua Mayor, una de las más turísticas de la ciudad, y desde allí podremos acceder tanto a la Casa de las Conchas como a la Catedral de Salamanca.

La Casa de las Conchas no es algo que llamara especialmente mi atención, me pareció muy poco elegante esa fachada tan ornamentada con tanta concha, pero a nivel arquitectónico supongo que será toda una hazaña. La Catedral de Salamanca es una maravilla, y eso que a mí el tema religioso me da bastante igual, pero el edificio es impresionante. Y desde allí, a través de una callejuela, a la Universidad, donde nos pasaremos un buen rato buscando a la rana y al astronauta, tal y como manda la tradición.

Detrás de la Catedral está la Casa de Lis, un museo digno de ver, y el Huesto de Calixto y Melibea, que quien haya leído la famosa obra literaria de La Celestina tendrá curiosidad por visitar.

Tampoco podemos perdernos el Puente Romano, ni el convento de San Esteban, con las Torres de la Clerecía, enormes y espectaculares por sí solas. El Palacio de la Salina, muy interesante también, se encuentra al final de la calle San Pablo, un palacio plateresco que sigue manteniendo ese aire medieval que parece que tiene todo el centro de la ciudad. Y, por supuesto, hay que ver el museo de la historia de la automoción. No es que eso sea muy costumbrista pero la verdad es que nos han dicho que es uno de los mejores museos del automóvil de España así que teniendo en cuenta que no sé cuándo voy a volver a Salamanca creo que este es un buen momento para visitar sus más de 4,000 metros cuadrados de vehículos de todos los tiempos.

¿Qué es el oleoturismo?

El oleoturismo es una actividad que en los últimos años se ha puesto muy de moda. Básicamente sirve para que se conozcan los grandes beneficios que tiene el aceite de oliva, así como que los visitantes conozcan cómo se produce y vean lo que es la cultura del olivo desde que lo usamos a nivel gastronómico, así como en las técnicas para los cuidados estéticos y el fomento de otras actividades asociadas.

En el oleoturismo, como dicen los especialistas de este sector de Centro de Olivar y Aceite están realmente bien combinadas las actividades a nivel de recreación y formación que se relacionan directamente con el aceite de oliva, lo que hace que los recorridos, hospedaje, compras y demás se puedan realizar, además de deportes tan interesantes como el montañismo y el senderismo.

Hablamos de un turismo que se orienta básicamente a conocer este producto y a difundir su uso, todo ello motivado gracias al ecoturismo y al disfruta de los atractivos naturales.

A nivel de nacionalidades, los turistas de España, Francia y Reino Unido son un sesenta por ciento de las personas que hacen oleoturismo, siendo hombres de unos 45 años de clase media alta.

Las personas que apuestas por el oleoturismo cuentan con la oportunidad de conocer sitios la mar de interesantes, especialmente Andalucía y como no, la provincia de Jaén. Aquí es donde se encuentra localizada la zona principal de producción del aceite de oliva. La Asociación Olivar y Aceite Provincia de Jaén. Cree que este tipo de turismo merece mucho la pena y sabedores de todas sus ventajas, quisieron compartir esa pasión por el aceite de oliva, que sin duda es el producto más famoso de la provincia jienense.

¿Qué debe saberse sobre el aceite de oliva?

Uno de los puntos más importantes en este sector son los diferentes tipos de aceite de oliva que se comercializan. Vamos a verlos:

Virgen Extra

Aquí hablamos de realmente calidad, pues es donde están todas sus beneficiosas características y las propiedades que lo hacen tan beneficioso para la salud. Podemos decir que no tiene ni aditivos ni conservantes, lo que hace que sea cien por cien natural y que cuente con una acidez del 0,8%.

Oliva Virgen

No lleva aditivos tampoco, extrayéndose del zumo de la aceituna y si vamos a la acidez, es menor del 2%.

Oliva

Está mezclado con otra clase de aceites refinados y vírgenes, no proviene del zumo de la aceituna y la acidez es mayor del 2%. Se puede consumir, pero cabe aclarar que tiene que trabajarse para que la acidez pueda llegar al 1%.

Orujo de Oliva

Lo pueden consumir los humanos, pero no lo podemos considerar aceite de oliva, pues es una mezcla de aceites de orujo refinado y de oliva virgen. Su grado en cuanto a acidez no logra llegar al 1%.

Muchos visitantes cuando hacen oleoturismo suelen recorrer las almazaras, conociendo así sobre el terreno cómo se extraen para la producción, lo que se puede hacer de la siguiente manera que vamos a ver a continuación:

Sistema tradicional o realizado mediante presión

Aquí lo que ocurre es que la pasta pasa a colocarse en capachos de esparto y la presión lo que hace es expulsar el mosto oleoso, que es el aceite con agua. Una vez hecho esto, lo que hace es que se separan ambos líquidos diferenciándose por la densidad.

Sistema industrial de extracción contínuo en tres fases (centrifugado)

Aquí se añade un litro de agua por un kilo de pasta, el cual luego se centrifuga de manera horizontal y vertical con el fin de separar el sólido del mosto oleoso.

Sistema industrial de continuo en tre fases.

De la misma manera que el anterior, pero después de que se ha centrifugado pasa a ser reciclada el agua.

En el oleoturismo recibimos sobre cómo se debe utilizar el aceite de oliva de cara a que mejore nuestra piel y luzca más hidratada, así como otros diversos para nuestra salud.

De esta forma se puede conocer en profundidad todo lo que concierne al aceite de oliva y a su producción, todo ello a la vez que se conoce un lugar donde la naturaleza es la protagonista.

Un turismo que crece año tras año

Está claro que el turismo hace mucho que dejo de mirar solo a la playa, primero fue el turismo rural y luego han ido apareciendo múltiples tipos de turismo que tienen en común el disfrute o la pasión por un determinado tipo de prácticas.

Así que ya sabes, si deseas conocer un mundo nuevo y entrar en este interesante mundo de la cultura del aceite de oliva, hay actividades turísticas que te lo permiten, además de conocer nuevas zonas de nuestro país.

Joyas personalizadas

Hoy os traigo un par de ideas para crear joyas personalizadas. Esta actividad es genial para hacerla uno mismo, porque nos guste, pero también para pasar una tarde de manualidades en familia. Normalmente a los niños y niñas les suele gustar mucho la idea de crear este tipo de complementos para regalárselos después a familiares o amigos, y de paso siempre se aprende algo nuevo.

Hoy por hoy el tema de la joyería está cambiando mucho. Siempre hay quien valora el anillo o el collar por su valor económico, de hecho todos lo hacemos pero básicamente porque a nadie le amarga un dulce, pero también son muchos los que valoran el valor del recuerdo de la joya personalizada, de ahí que muchísimas joyerías hayan optado por crear colecciones de este tipo. Una de las últimas colecciones que llamó mi atención fue la de profesiones de Joyería Lorena,  que está formada por pulseras con colgantes cuyo diseño se relaciona con la profesión a la que están dedicadas. Por ejemplo, la pulsera de la doctora tiene 4 colgantes, uno es la fachada de un hospital, otro es un fonendo, otro es un corazón con la línea del pulso encima y el último es un Vademecum. La pulsera de la profesora lleva un libro del abecedario, una regla, la fachada de una escuela y una bola del mundo. Y así muchísimas más.

Obviamente aunque nosotros queramos imitar algo similar nos es prácticamente imposible porque hablamos de un diseño y de un trabajo del acero que no todo el mundo puede hacer, tanto por falta de herramientas como por falta de experiencia, pero sí podemos crear otro tipo de joyas.

Joyas de Tela

Aunque a priori suene raro, podemos crear joyas de tela que son una maravilla. Por ejemplo, si compramos trapillo, o lo creamos nosotras a base de tiras de camisetas viejas, podemos crear collares fantásticos.

Idea 1: sobre una cadena de acero ves atando tiras de trapillo en la parte inferior hasta crear una preciosa gargantilla. El largo de las tiras lo decides tú.

Idea 2: Cobre un aro relativamente grande, ata tiras de trapillo bastante largas en un extremo. Al otro lado de las tiras puedes poner bolitas de abalorio o cualquier otro adorno que te guste, luego ponlo alrededor de tu cuello como si fuera una bufanda dejando delante el aro y los abalorios.

Idea 3: con tela, ganchillo, hijo o trapillo crea tiras y átalas a unos enganches previamente adquiriros. Tendrás una pulsera de tela preciosa.

Joyas con productos de la naturaleza

Se me vienen muchas ideas a la cabeza y en todas necesitaréis hilo grueso, o tiras de cuero o incluso cuerda fina.

Idea 1, caracolas: con caracolas o conchas de mar podemos crear pendientes, pulseras y collares. Tal vez lo menos aconsejado sean los anillos, por el tamaño que tendrían los mismos, pero aun así todo depende de lo mañosa que seas y de la creatividad que desprendas.

Idea 2: hojas de pino: como ya sabéis, las hojas de pino con estrechas y largas, muy largas, así que si las cogemos cuando están muy verdes y son más flexibles, podemos anudarlas unas a otras para crear fantásticas pulseras.

Idea 3; hojas: para crear estas joras necesitarás bicarbonato pero el proceso de muy sencillo. Primero vierte bicarbonato en una pequeña olla y caliéntalo mientras lo remueves. Poco a poco ve añadiendo agua caliente y deja que hierba, luego echa en la mezcla las hojas naturales que vayas a utilizar y déjalas un rato. Añade más agua y deja que todo siga hirviendo. Luego extrañe las hojas y viértelas en agua fría. Una vez enfriadas sácalas una  auna y con la ayuda de un pincel o un cepillo de dientes, ve retirando todo el cuerpo de la hoja, dejando solo el esqueleto. Deja secar luego el esqueleto entre las hojas de un libro por 48 horas y con barniz transparente dales una capa. Es mejor el barniz en espray. Luego añade lejía  aun recipiente y sumerge las hojas. También puedes pintaras dándoles un efecto metalizado o introduciéndolas en tinte de ropa. Y ¡Voila! Ya podrás usarlas en cadenas, tiras de tela, soporte de pendientes o lo que quieras para tener unas bonitas joyas de hojas naturales.

Otras ideas: joyas con piedras de colores, joyas con lazos de cuero, joyas de hilo, joyas con colgantes de madera tallada a mano, joyas de cuentas de abalorios, collares de pompones de tela, anillos de alambre dorado, etc.

10 características que las personas buscan en los hoteles

Cada vez más, las personas buscan servicios y productos más personalizados y con mayores exigencias. Por supuesto, poderse conectar al Wifi desde cualquiera de los espacios del hotel está de mi primero en la lista de requisitos a la hora de escoger alojamiento. Más, las exigencias van mucho más allá y es importante saber que es lo que hace sentir al cliente promedio bien atendidos y cómodos para que los negocios hoteleros pueden cubrir dichas necesidades en pro de prosperar.

Los servicios más apreciados en los hoteles son:

  1. Wifi gratuito en las habitaciones

Según algunos estudios basados en encuestas de satisfacción, como la encuesta Hotel Amenities Surveyde hotels.com, los clientes reservan en función de si hay o no Wifi gratis en las habitaciones, y es que si hoy en día todo se maneja a través de Internet, elegir una habitación donde no podamos acceder a la red es como elegir alojarnos dentro una caverna.

Ya sea por viaje de negocios o por placer, contar con Internet directo en la habitación y más si es de forma gratuita es vital para que los clientes puedan sentirse cómodos. Si no, imagina a tus huéspedes intentando descargar las diferentes presentaciones de la reunión de trabajo confiando solo en su plan de datos o a los pequeños de la casa inquietos de un lado al otro de la habitación sin poder distraerse con sus tablets o sus videos de Youtube. Es un caos que nadie pagará por vivir.

2. Habitaciones del tamaño adecuado

Por supuesto, el tamaño que se considere ¡adecuado! Variará dependiendo del número de personas que se alojarán en la habitación, el número de camas que se apartó, el tipo de habitación que se reservó y en muchos casos el presupuesto que se invirtió. Es verdad que un cliente no puede esperar que una habitación sencilla sea igual de espaciosa que la habitación presidencial, pero lo que sí está en manos del hotel es que las diferentes ofertas en habitaciones sean lo suficientemente espaciosas para alojar al número de personas estipulado.

Nadie puede sentirse cómodo y disfrutar de una estadía en un hotel con una habitación en la que las puertas de los armarios chocan con la cama al abrirse o la mesita de noche no tuvo otra opción que bloquear las tomas de corriente.

3. Televisión pantalla plana

Está de más decir que así como el Wifi, la televisión es un aspecto de especial cuidado en una habitación de hotel. Aunque quizá no siempre tiene que ser la última tecnología en el mercado, lo básico es que las habitaciones cuenten con televisiones pantalla plana.

4. Sistemas de aire acondicionado o calefacción

Por supuesto, no todos los hoteles ofrecen esta comodidad, y muchos de los que lo hacen cobran lo justo por el servicio, así que los huéspedes saben que si quieren disfrutar de esta ventaja, ya es responsabilidad de su bolsillo.

Igual, en Mercer House, hotel de lujo en Barcelona, se piensa que el hotel debe ofrecer estas amenidades y los huéspedes deben poder modificar la temperatura de la habitación y regularla al gusto.

5. Servicio de limpieza a diario

En hostelería, la limpieza es la clave del éxito. De hecho, las quejas más habituales en los hoteles tienen que ver con la limpieza de las habitaciones, en particular los cuartos de baño, pero otros elementos como cortinas, alfombras, cubrecamas, cojines pueden ser otros elementos que pueden estar sucios, al igual que las sábanas.    

Por esto, es importante tener un servicio de limpieza a diario que se encargue de una limpieza profunda de las habitaciones para evitar que los huéspedes descubran manchas sospechosas o noten cierto olor a cerrado que les quite las ganas de volver a repetir estadía en las instalaciones.

6. Un colchón que proporcione un buen descanso

Una de las características principales de un hotel que nos hará sentirnos como en casa, es la comodidad y el descanso que nos ofrezca su cama.

Dormir en una buena cama es primordial, que sea ancha. Estas cada vez son de mayor tamaño, Queen and King size. La cama debe ser firme; elástica, para que no produzca dolor de espalda; y cómoda. Incluso, muchas cadenas hoteleras han realizado estudios para mejorar la calidad del descanso en sus habitaciones.

 Aunque es verdad que quizás estas no sean siempre del gusto de todos, se debe buscar satisfacer a la mayoría.

7. Habitación insonorizada

Conseguir el aislamiento acústico es primordial, ya sea con cerramientos de ventanas que impidan que el sonido de la calle se perciba en la habitación, o con el aislamiento entre habitaciones, de forma que nos libremos de librar al vecino mientras ronca o los ruidos del pasillo.

8. Iluminación

Que de día ofrezca la claridad necesaria para realizar las diferentes actividades que el huésped necesite hacer en la habitación y que por la noche más bien ofrezca la oscuridad necesaria para poder descansar con  comodidad.

Escápate por Extremadura como hizo el Emperador Carlos V

De todas las comunidades autónomas de España, una de las más desconocidas es la de Extremadura y lo cierto es que no entendemos por qué, puesto que goza de paisajes y enclaves de valor incalculable que nos sirven para llevar a cabo un bonito fin de semana o una escapada larga de desconexión. Extremadura cuenta, en sus dos provincias, Cáceres y Badajoz con zonas repletas de historia que nos harán transportarnos hasta otras épocas, así como también conseguirá que nos quedemos pasmados durante el camino con sus gentes, sus tradiciones y, por supuesto, su cuidada gastronomía. Es por ello por lo que os queremos proponer un itinerario curioso, una ruta plagada de historia para que la llevéis a cabo con vuestra familia o amigos y disfrutéis de unas zonas únicas que os harán olvidar por completo la rutina del día a día. En concreto, esta ruta cuenta con más de 500 años de historia, por lo que podéis aprovechar para leer un poco al respecto antes de iniciar el camino y así, además de aprender vosotros mismos historia, también se la podéis transmitir a los más jóvenes, en el caso de que os acompañen en esta aventura. 

El Valle del Jerte y más concretamente la conocida como Ruta de Carlos V, fue el camino que siguió este hasta su última morada. El Emperador Carlos V, cansado de su larga travesía desde Laredo, decidió hacer el recorrido más corto entre Tornavacas y Jarandilla, en lugar de la ruta prevista que le llevaría por Plasencia. El monarca fue llevado en silla de manos y en ocasiones a cuestas por lugareños acostumbrados a recorrer estos senderos escarpados a través de lo que ahora se conoce como Puerto de las Yeguas, que une las comarcas del Jerte y de la Vera.

La ruta comienza en Tornavacas, localidad situada en la cabecera del Valle del Jerte, y nos dirige hacia la Ermita del Cristo del Humilladero, donde giramos a la izquierda y continuamos siempre en paralelo al río Jerte por un camino señalizado que pasa a través de un bosque de robles y castaños. Tras un par de horas de caminata llegamos al Collado de las Losas, donde cruzamos la pista para seguir rectos y comenzamos el descenso que nos llevará hasta el Puente de Carlos V (Puente Nuevo). El camino cruza la Garganta de la Serrá, que más abajo formará la Garganta de los Infiernos.

Desde el Puente Nuevo retomamos el camino enlosado para comenzar la subida. La fuente de Roblehermoso nos sirve de referencia para seguir hacia la izquierda en la bifurcación del camino, con destino al Collado de la Encinilla, a unos 1.590 metros sobre el nivel del mar. Si todo va bien, a estas alturas llevaremos ya unas 4 horas caminando y llegaremos a lo alto del collado, desde donde podemos ver nuestro siguiente punto de destino: el Puerto de las Yeguas. Nos adentraremos en la Garganta del Collado de las Yeguas y subiremos hasta alcanzar un altiplano situado en la parte superior. Cruzaremos la garganta a través de una pasarela y llegaremos en pocos minutos al Puerto de las Yeguas, a unos 1.480 metros de altura. El lugar perfecto para contemplar la Comarca de la Vera, aunque bien es cierto que esta ruta podría mejorar en caso de contar con alguien experto en el lugar, por lo que si vosotros, al igual que a nosotros, os gusta la historia, el turismo activo y rural y sobre todo desconectar y pasarlo bien, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Naturaccion, dado que ellos son expertos en este tipo de actividades y seguro que os servirá para hacer de las jornadas de desconexión, algo mucho más lúdico y activo, además de que contaréis con la garantía de su experiencia para no perderos y disfrutar del entorno.

Si seguimos el itinerario, hemos superado ya el ecuador de la ruta y ahora nos queda la bajada hacia Jarandilla. Por lo que comenzamos el descenso que nos llevará en primer lugar a la Garganta del Yedrón. Un lugar verdaderamente paradisíaco. Y si seguimos la ladera, atravesaremos un bosque de robles y castaños y cruzaremos la carretera de Guijo de Santa Bárbara a Jarandilla. Avanzamos unos metros a la izquierda y encontramos la el camino a la derecha que nos lleva hasta el Puente de Palo, que cruza la Garganta de Jaranda. Solo unos pocos metros más allá ya se verán las primeras casas de Jarandilla, por lo que habremos llegado al final de nuestra ruta.

El pasado romano de Mérida

Más allá de esta ruta que os planteamos, Extremadura tiene mucho más que visitar y prueba de ello es el teatro romano de Mérida, un teatro histórico levantado por la Antigua Roma en la colonia Augusta Emerita, actual Mérida (España). Su creación fue promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa y, según una fecha inscrita en el propio teatro, su inauguración se produjo hacia los años 16-15 a. C. En la actualidad, ​el teatro es Patrimonio de la Humanidad desde 1993 como parte del conjunto arqueológico de Mérida.

Accesorios para el vino de cenas y celebraciones.

Legado el mes de diciembre y tras él, el mes de enero, nos enfrascamos en las fiestas más mágicas y al mismo tiempo más consumistas del año: las Navidades. En estas fiestas es costumbre hacer un regalo a nuestros seres queridos y tener un detalle con nuestros amigos o compañeros del trabajo. Si bien es cierto que nuestros familiares nos lo suelen poner más fácil a la hora de ayudarnos a escoger el regalo más adecuado, nuestros compañeros del trabajo o algunos amigos nos dificultan la tarea al no tener claro cuál podría ser el presente más acertado.

Las Navidades son esas fechas en las que por fin conseguimos reunir a la familia entera, tanto a aquellos a los que vemos más a menudo como a aquellos que nos visitan con menos frecuencia quizás porque vivan lejos o siempre estén más ocupados para acudir a todas las celebraciones. Por eso en estas fechas es costumbre regalar un presente que se lleven consigo y que vayan a utilizar a menudo y, cada vez que lo hagan, aunque vivan lejos, siempre se acordarán de nosotros y de aquel momento en el que les hicimos el regalo. Nuestros amigos, por fin, han cuadrado una fecha y han podido venir todos, como cada año, a nuestra cena de navidad entre amigos, momento que aprovechamos para ponernos al día y averiguar qué cambios han habido en sus vidas y si son felices y están conformes con la misma. Los regalos que solemos hacernos entre nosotros en este tipo de cenas tienen que ver con el mismo sorteo que hacemos en nuestro trabajo para regalarnos algo entre nosotros con nuestros compañeros de trabajo, creando así lazos afectivos y desarrollando el compañerismo. Se trata del famosos sorteo del “amigo invisible” que consiste en cortar trozos de papel en pequeño tamaño y escribir en ellos el nombre de cada una de las personas que participarán en el sorteo, luego se introducen en un recipiente y cada uno de los participantes saca una papeleta con un nombre que guardará en secreto, pues es el nombre de la persona a la que le ha tocado hacer el regalo por Navidad. 

El tipo de regalos que se suele hacer en este sorteo son artículos de broma para que la velada resulte divertida. Por ejemplo, al más mayor del grupo se le regala un bastón, al que tiene poco o nada de pelo, un peine o un juego de secador de pelo, la camiseta del equipo de fútbol rival al que sigue esa persona; o si es un compañero de trabajo que siempre pide un bolígrafo se le regala un estuche con montones de ellos, etc. Así, uno por uno, van abriendo sus regalos y los demás se ríen si el que ha hecho el regalo ha tenido sentido del humor y ha acertado. Sin embargo, tanto en estas ocasiones como con amigos o familiares, algunas veces deseamos hacer un regalo elegante y sincero, un regalo que de verdad vaya a utilizar esa persona y que nos lo agradezca con sinceridad. Podría ser el caso de que, en la cena de empresa, nos haya tocado hacer un regalo a nuestro jefe, con quien no tenemos la confianza para bromear, o en nuestra familia a nuestros suegros, o entre nuestros amigos, al que valora los detalles y de verdad los aprecia. Para todos ellos, existe el regalo perfecto: elegante, útil y de muy buen gusto.

El regalo perfecto para nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo.

El regalo perfecto es aquél que cubre una necesidad y que al mismo tiempo consideramos un lujo del que preferimos prescindir antes que comprarnos nosotros mismos. Por ello, si nuestra iniciativa es regalarlo, siempre acertaremos y será muy apreciado. Si en todas las cenas a las que acudimos no puede faltar el vino, ¿por qué han de faltar unos accesorios o detalles que complementen al mismo? Estos detalles son, por ejemplo, un dispensador de vino, algo que todos los demás invitados desearían tener en sus casas, unos bonitos decantadores que aportan mucha elegancia a la mesa y a la hora de servir el vino, un termómetro digital que nos asegure que la botella se encuentra a la temperatura óptima para ser servida o un elegante enfriador de copas. Todo esto nos lo ofrece la empresa Exportcave, quien posee un amplio abanico donde seguro que encontraremos el regalo perfecto para esa persona elegante a l que es tan difícil sorprender con un regalo útil y original. Así, estas Navidades acertaremos por fin con un regalo para todos aquellos a quienes deseemos sorprender con un regalo singular y que seguro valorarán por su utilidad y buen gusto.

Escapada histórica

A los niños de 12 años, por regla general, les gustan los superhéroes de Marvel, que están tan de moda, o las princesas de Disney, o los coches de carreras, o los animales… pero ¿conocéis a algún niño que sea amante de la arqueológica y la historia a esa edad? Yo sí, el mío. Pero lo extraño es que no es el típico niño estudioso que usa gafas (vivan los estereotipos) y se pasa el día conectado al ordenador. No, a él le gusta el fútbol, salir a jugar con sus amigos y pasarse las horas en la piscina de la urbanización mientras haga buen tiempo.

Es un niño normal, se pelea con su hermana cuando está viendo la tele y ella se pone pesada, hace dibujos de monstruos feos a los que les pone nombres como si fuera uno de los niños de “Stranger Things” y hubiera creado al Demogorgon.  Pero luego, cuando su padre se pone un documental de arqueología, él abre los ojos como platos, se sienta a su lado en el sofá, y se queda embobado viendo restos egipcios, romanos, griegos, íberos o lo que le echen. Pero aún hay más, y es que esa pasión por la arqueología hizo que empezara a preguntarle a su padre cosas de esos tiempos, de esa época, y él, como si fuera un cuentacuentos, le contaba los mitos griegos, la conquista de Alejandro Magno o las barbaridades que hizo Calígula. Ahora su regalo favorito para Navidad o cumpleaños son libros de historia. Si alguien le regala un videojuego lo agradece, juega, se lo pasa bien y se divierte, pero quien le regala un libro de historia tiene un hueco en su corazón para toda la vida.

Por eso, y a pesar de que el buen tiempo me tentaba a coger el coche e ir hacia el sur, a disfrutar del sol y de las terracitas del verano, el pasado puente del 1 de mayo, el día del trabajador, llenamos las maletas de ropa, las lazamos al maletero, y pusimos rumbo a Úbeda y Baeza, dos localidades con las que el pequeño está obsesionado desde que leyó, vete tú a saber dónde, que son la perfecta imagen del medievo español.

Úbeda y Baeza

Ambas ciudades están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad y se encuentran en la provincia de Jaén, así que podríamos decir que sí que fui hacia el sur, solo que en búsqueda de otras joyas que nada tienen que ver con la playa y el sol.

Las llaman joyas renacentistas y tienen razón al ponerles ese mote porque creo que son de las pocas ciudades que se conservan tan bien en nuestro país. Tienen palacios e iglesias en casi perfecto estado que datan del siglo XVI y XVII, pero lo verdaderamente magnífico es caminar por las calles de esas localidades, son estrechos callejones de ambiente medieval y arcos que dividen plazas. Ahí radica el verdadero encanto de Úbeda y Baeza.

Para detallaros mejor los monumentos debería traer aquí a mi hijo, y que fuera él quien redactara lo increíble que es la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda, o la Catedral de Baeza, pero a cambio de mi hijo, lo que os recomiendo es que reservéis una visita con visitaubedaybaeza.com, una guía turística de la zona que narra las historias de ambas ciudades con una pasión que hipnotiza. Se llama Mª Jesús Ruiz, y es un encanto.

Se cuenta que Úbeda fue fundada por un descendiente directo de Noé, el del arca. Es más una leyenda que otra cosa, pero para los lugareños es algo de lo que sentirse orgullosos. Basándonos en la arqueología, hasta ahora se han descubierto asentamientos de la Edad de Cobre, en lo que actualmente es el Cerro del Alcázar por lo que se cree que Úbeda cuenta con unos mil años de antigüedad. Se trata de la ciudad más vieja científicamente documentada de Europa occidental.

Baeza, por su parte, tampoco se queda atrás pues ha encontrado signos de habitantes de la zona en el V Milenio a.C., casi todo proveniente de grupos epipaleolíticos, cazadores y recolectores. 

En el Cerro del Alcázar, al sur de la ciudad, existió una de estas ciudades íberas durante al menos trescientos años. Estaba amurallada y con cabañas intramuros bajo las cuales se llevaban a cabo enterramientos. En dicho cerro se ubicaron sucesivos poblados íberos a partir del siglo IV a. C.

La verdad es que no me arrepiento de este viaje, y mucho menos de ver a mi hijo emocionado contándome todo lo que veíamos porque se lo había estudiado previamente. Tal vez, quien sí se arrepienta sea mi otra hija, que se aburrió como una ostra y tuvo que andar “demasiado”, como dice ella. Pero imagino que también se quedaría con algo de cultura, ¿no?

Es posible que el próximo viaje sea elección de la peque, quien se ha empeñado en un crucero por el Mediterráneo y aunque mi primer impulso fue decirle algo así como «¿te crees hija de millonarios o qué?» la verdad es que a mí también me hace mucha ilusión y me he enterado de que los menores pagan bastante menos que los adultos, mucho menos de lo que yo pensaba. Mi idea es salir desde el puerto de Barcelona o Cartagena, que también tiene buenos cruceros, de hecho me recomendaron que contratara los servicios de Shore Spain Tours en Cartagena si decidíamos tener ese puerto de salida porque hacen unas visitas estupendas al teatro romano y claro, mi hijo ahí fliparía. Pero bueno, esa será otra experiencia…

Estudiar, una buena manera de aprovechar nuestro tiempo libre

Tener tiempo libre es algo que resulta necesario para el ser humano. De no ser así, probablemente nadie se sentiría satisfecho en una sociedad. Es necesario, tanto para nuestro cuerpo como para el cerebro y la salud física de la gente, que haya tiempo que podamos dedicar a nosotros mismos y a nuestras familias. No cabe la menor duda de que esto es realmente mucho más que un derecho. Es una necesidad. Y tenemos que procurar que no haya nadie que se quede sin su tiempo libre. De lo contrario, estamos ante una persona que tiende de una manera realmente grande hacia el suicidio. 

Resulta que una de las cuestiones que permite disfrutar en una mejor medida de nuestro tiempo libre es estudiar. Es algo que parece estar aplicándose mucha gente en función de las muchas personas que, habiendo superado su edad lógica para estudiar, han regresado a las aulas después de haber visto en ellas una oportunidad para disfrutar de la vida y, de paso, hacer que nuestro tiempo libre también sirva para desarrollarnos personalmente. Desde luego, es algo que nunca nos cansaremos de recomendar y que parece que, por suerte, es tendencia a día de hoy. 

Hay muchas personas a las que le resulta raro que estudiar sea una de las formas preferidas por otras tantas personas para disfrutar de su tiempo libre. La verdad es que hay una cosa que está clara: mantener la mente ocupada es algo que es necesario desde el punto de vista de la salud. Es algo que han confirmado y reconfirmado un montón de profesionales de la sanidad española y que han evidenciado multitud de gente no solo de nuestro país, sino también de otros puntos de Europa y del mundo. Una mente ocupada siempre será más sana que una que prefiere evadirse de manera prolongada. 

Es una realidad que no podemos negar. Quien se ve con tiempo libre suele emplearlo en estudiar y formarse todavía un poquito más como profesional y también como persona. Los profesionales de Formatic Barcelona, una escuela universitaria de la Ciudad Condal, nos han comentado que, en una encuesta realizada recientemente en sus aulas, una buena parte de sus estudiantes manifiestan que el motivo de encontrarse estudiando es, además del de formarse, mantener ocupada su mente y, en definitiva, hacer algo útil con su tiempo. 

Seguro que muchas de las personas que estáis leyendo este artículo os preguntáis si, realmente, funciona el estudiar para mantener ocupada la mente. La mejor forma de que respondáis a esta cuestión no es que nosotros os digamos que sí a lo largo de estas líneas, sino que preguntéis a aquellas personas que se hayan embarcado en un proyecto de estas características. Serán ellas las que os puedan ofrecer una respuesta que realmente os merezca la pena conocer. Su experiencia, desde luego, será mucho más que un grado. 

Una cosa es evidente: quien está dispuesto a estudiar sabe que hay momentos en los que el estudio exige una determinada dosis de estrés. Es evidente que obtener un título no es gratis, analizando la cuestión desde el punto de vista del esfuerzo. Hay momentos malos en los que se necesita invertir muchas horas en pos de la consecución de un objetivo como lo es el obtener un título. Hay que estar preparado para ello y saber cómo afrontar los malos momentos, incluso los fracasos. Eso nos ayudará a ser más fuertes y lidiar con los problemas. Desde luego, la inversión de nuestro tiempo libre puede resultar tremendamente útil en ese sentido. 

¿Y qué pasa si se fracasa? 

Hay muchas personas que tienen miedo de que un simple pasatiempos se convierta en lo que podríamos denominar nuestra peor pesadilla. Es algo que puede pasar si fracasamos en nuestro intento de obtener un título, pero ante lo que no tenemos que tener ningún miedo en absoluto. No cabe la menor duda de que es algo que hay que saber controlar y que hay que tomarse las cosas con calma y no agobiarse. A fin de cuentas, es algo por lo cual no nos vamos a jugar la vida y que hacemos porque nos va a aportar un beneficio y ninguna pérdida. 

Aprender cosas nuevas siempre es una buena manera de disfrutar de nuestro tiempo libre. Se puede disfrutar aprendiendo y, de hecho, eso es algo de lo que cada vez se dan cuenta más personas. No cabe la menor duda de que hay que encontrar tiempo para salir, para disfrutar de nuestra familia y amigos y para descansar. Pero siempre puede ser un gran momento para aprender. Y es que eso no tiene precio. Sin duda, es el mejor hobby que una persona puede llegar a tener. Seguro que, de este modo, obtendrá una gratificación personal y profesional de la que, por desgracia, no puede presumir todo el mundo.