Aprovecha tu tiempo de ocio para cuidar el planeta de la forma más simple, reciclando

Muchos de nosotros, a lo largo de nuestra vida tenemos diferentes momentos de ocio y es que ya desde jóvenes, más allá de la escuela, de las actividades extraescolares o de las tareas que nos manden los profesores, poco tenemos que hacer. En esta época de la vida, normalmente usamos nuestros días de ocio para disfrutar de los amigos y aprender jugando, sin embargo, a medida que nos vamos haciendo mayores, aunque los amigos siguen presentes, nuestras actividades van cambiando. Así, cuando ya somos adolescentes comenzamos a tener inquietudes, no solo por tener pareja, sino que también por enfocarnos más hacia aquello que nos gusta, por lo que algunos de nosotros tiraremos por los deportes, otros por el cine o las series, otros por la política y, algunos de ellos, por la concienciación social hacia un mundo mejor.

Es por ello por lo que a lo largo de este post os hablaremos de estos últimos y es que aprovechar el tiempo de ocio para cuidar el planeta de la forma más simple, o lo que es lo mismo, reciclando, es una de las actividades más interesantes que podemos llevar a cabo por el bien ya no solo del planeta, sino que también de la sociedad.

Y es que, aunque cada vez son más las personas concienciadas, lo cierto es que todavía nos queda mucho camino por recorrer. Por suerte, en la actualidad tenemos referentes como Greta Thunberg, quien acaba de cumplir 18 años y lo hace como icono de la lucha contra el cambio climático. Pero no solo sus acciones nos librarán de cargarnos el planeta si seguimos contaminando, por lo que nosotros mismos debemos de tener cada vez una mayor concienciación y, con ello, llevar a cabo acciones que nos sirvan para proteger el planeta. Así, sin ir más lejos, en nuestro día a día usamos bolsas de plástico que contaminan y que son difíciles de reciclar, por lo que una buena acción pasaría por usar bolsas de Bioplásticos Genil, puesto que de esta forma seguiríamos usando el mismo producto que tanta ayuda nos aporta a la hora de transportar contenidos, pero lo haríamos cuidando el medio ambiente con unas bolsas biodegradables y compostables. Y es que, además de este, los principales beneficios del reciclado de los plásticos y metales pasan por:

  • Ahorro de energía: La fabricación a partir de envases reciclados, supone un ahorro energético del 84% en el caso de los plásticos, del 95% en las latas aluminio y del 75% en las latas de acero, con respecto a la fabricación a partir de materiales vírgenes
  • Reducción de las necesidades de materia prima: Por cada tonelada de envases plásticos reciclados se ahorra en torno 1 tonelada de petróleo. Por cada tonelada de aluminio reciclado, se ahorra 6 toneladas de bauxita (elemento a partir del cual se hace el aluminio)
  • Ahorro de recursos:  Con todos los envases reciclados se podría abastecer a la industria de la fabricación de plástico en casi el 9% de los recursos que se necesitan
  • Mejora de la calidad del aire al reducir su contaminación: El reciclaje del aluminio representa una disminución de las emisiones en 9,8 toneladas de CO2 y 64kg SO2
  • Disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero
  • Descenso de los residuos destinados a incineración
  • Reducción de residuos que acaban en vertedero

De hecho, por cada tonelada de residuos reciclados que generamos y que, por suerte, estamos haciendo cada vez más, somos capaces de:

  • Ahorrar una tonelada de petróleo por tonelada de plástico reciclado.
  • Por cada tonelada de botellas de plástico PET que reciclamos se presenta un beneficio neto en gases de efecto invernadero de 1,5 toneladas de CO2 equivalentes.
  • Reciclando una tonelada de aluminio se ahorra 6 toneladas de bauxita y 4 toneladas de productos químicos y 14.000 Kwh de electricidad.

¿Qué otras cosas podemos reciclar en nuestro día a día?

Además de lo que os hemos mencionado a lo largo del post, lo cierto es que en nuestro día a día también podemos contribuir reciclando otros productos. Así, entre las acciones más frecuentes que podemos llevar a cabo están:

  • El reciclado de una lata de aluminio permite ahorrar la energía necesaria para hacer funcionar un televisor durante 3 horas.
  • El reciclado de una botella de plástico PET permite ahorra la energía necesaria para hacer funciona un televisor durante 20 minutos.
  • Reciclando 40 botellas de agua (PET) se puede confeccionar un forro polar.
  • Reciclando 80 latas de refresco se pueden fabricar una llanta de bicicleta.

Deja una respuesta