Badajoz sin niños

Aunque vivo en Madrid, este fin de semana me desplacé con mi familia a Badajoz a la celebración de la boda de una íntima amiga de la infancia. La organización de la boda fue estupenda con todo tipo de detalles por parte de los novios, incluso habían pensado en gente como nosotros que acudíamos con niños y para que todos pudiéramos disfrutar de la celebración y no estar pendiente de los pequeños contrataron un servicio de animación infantil. Al preguntarle por él, por como se les había ocurrido la idea, me dijo que allí era muy habitual y que siempre llamaban a El Unicornio, puesto que son los mejores, según me dijo ella, y prestan sus servicios por toda Extremadura para ofrecer unas animaciones dinámicas, divertidas y creativas, en las que todas las actividades son creadas y realizadas por un equipo de profesionales, adaptándose a los distintos tramos de edades y enfocando las actividades de diversas maneras según la edad y el espacio físico donde se desarrollen.

Por ello, como Badajoz es una ciudad en la que nunca había estado y, en esta ocasión, tenía la mejor disculpa para aprovechar unos días de vacaciones para acudir a la boda y prolongar la estancia, lo hice y sumé al viaje un par de días más para conocer y disfrutar esta encantadora e histórica ciudad fronteriza con Portugal, nuestro país vecino. Por ello, ya pasada la boda, volví a contactar con la empresa que ella me había recomendado y dejamos a los pequeños divirtiéndose mientras nosotros optamos por hacer turismo por Badajoz. Su gran importancia geoestratégica y fronteriza hace que fuese una plaza fuerte y amurallada que conserva multitud de edificaciones declaradas Bien de Interés Cultural, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Alcazaba. Forma parte de las grandes construcciones almohades de Extremadura que los musulmanes construyeron para frenar a los cristianos del norte. Se levanta sobre el Cerro de la Muela, controlando el paso de la Meseta hacia Andalucía y Portugal. La alcazaba era el sector donde residían los gobernantes de la ciudad y tenía su propio recinto amurallado. Se considera una de las mayores de Europa y de las más grandes del mundo en cuanto a extensión se refiere. Dentro del recinto de la Alcazaba se encuentra el Palacio de los Condes de la Roca, construido entre 1387 y 1410, una residencia señorial renacentista con rasgos medievales y mudéjares, actualmente acoge el Museo Arqueológico. 
  • Torre de la Atalaya o de Espantaperros. Es la más monumental y destacada de las torres albarranas que forman parte de la Alcazaba, constituyendo una imagen emblemática de la ciudad. Su planta es octogonal y nos recuerda a la Torre del Oro de Sevilla a la que sirvió de modelo, si bien es de mayores proporciones.  
  • La muralla, conocida como la fortificación Vaubán o abaluartada, fue construida en el siglo XVII, para defenderse de los numerosos asedios que provocó la separación de Portugal de la Corona Española. Se considera que el perímetro amurallado de Badajoz es el más largo de España.     
  • Puerta de Palmas. Es un símbolo de la ciudad. Situada frente al Puente de Palmas, ha sido una de las monumentales puertas que formaban parte de la muralla. Su construcción data de 1551 con un estilo renacentista, está franqueada por dos torreones cilíndricos que sirvieron de prisión real hasta finales del siglo XIX.
  • Plaza Alta. Es una plaza de estilo renacentista, abierta y con portales de arcos de ladrillo y piedra, que se supone se debió construir sobre las antiguas viviendas musulmanas adosadas a la Alcazaba. La configuración del aspecto que actualmente ofrece se inició sobre el año 1458 con el fin de acoger mercados, espectáculos…, de las actividades allí desarrolladas hay constancia de la celebración de carreras de caballos, autos sacramentales, representaciones teatrales, ejecuciones, etc.
  • Edificio La Giralda. Su construcción data del año 1935, siendo una réplica a escala de La Giralda de Sevilla, ha sido construida con una arquitectura neoárabe con mezcla de azulejos, forja, cerámica, etc.  
  • La Catedral. Levantada por mandato del Rey Alfonso X El Sabio en el siglo XIII, está dedicada a San Juan Bautista. Debido a la situación fronteriza de la ciudad esta catedral posee fuertes muros y almenas que nos recuerdan una fortaleza. En su interior cabe reseñar el Coro de estilo plateresco obra de Jerónimo de Valencia, discípulo de Berruguete, o la Rejería de forja de finales del siglo XVII que sigue los modelos del Alentejo portugués. 

La relación entre Badajoz y la ornitología

La ciudad de Badajoz también presenta un importante atractivo turístico para los amantes de la ornitología, puesto que es un importante enclave natural y ornitológico, siendo la única Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) urbana de nuestro país donde se pueden contemplar desde aves rapaces, hasta aves esteparias, de color o aves acuáticas. 

Deja un comentario