¿De vacaciones?

Si pudiera, me encantaría hacer una especie de encuesta para saber cuántas personas se van de viaje este año, dónde van y el motivo por el cuál han seleccionado ese destino vacacional. Y es que, hay cosas que por más que las pienso no me cuadran, y yo soy de pensar mucho las cosas.

Si pudiera, me encantaría hacer una especie de encuesta para saber cuántas personas se van de viaje este año, dónde van y el motivo por el cuál han seleccionado ese destino vacacional. Y es que, hay cosas que por más que las pienso no me cuadran, y yo soy de pensar mucho las cosas.

Somos una familia de tres, es decir, más bien pequeña, y unos ingresos medios de unos 1900 euros mensuales, que puede que no sea mucho pero es más que lo que muchas familias tienen, así que me siento muy afortunada y, sin embargo, lo de irnos de viaje es algo complejo en verano.

Obviamente, por un lado, tenemos el tema de la pandemia y por otro lado el factor económico y ahora mismo ambas cosas me parecen importantísimas pero a mi alrededor hay opiniones de todo tipo y sé de familias que ahora mismo jamás se irían de viaje, otras que se irían siempre y cuando no salieran del país, otras que se irían donde hiciera falta y otras que no se van porque económicamente no pueden así que realmente no sé por dónde van los tiros este año.

Y es que, normalmente suelo percibir en mi contesto social lo que en mayor o menor medida suelen decir los medios de comunicación. ¿No os pasa a vosotros también? Voy a poner un ejemplo algo absurdo: si los medios de comunicación dicen que tras una encuesta, o tras analizar los datos, se observa que hay una tendencia al alza en la compra-venta de inmuebles de obra nueva siempre encuentro a alguien que se ha comprado un piso nuevo. Puede que no sea alguien muy allegado pero al final, hablando, acabas enterándote de que el vecino, tu compi de gimnasio, el amigo de tu prima, tu ex o la mamá de una compi del cole de tu hija han decidido comprarse un piso en una urbanización nueva.

Pues bien, yo ahora no veo una tendencia clara con respecto a las vacaciones de este verano 2021 y los medios tienen clarísimo que la tendencia es a la baja.

Mi hermana se va en una semana a pasar 5 días en este alojamiento rural cerca de Santiago de Compostela y mis padres se van a alojar en estas casas rurales en el Valle del Ambroz. Otros amigos se van también de alojamiento rural a Asturias y mi prima ha alquilado una cabaña de madera en un camping resort de lujo para la semana del 15 de agosto. Todos, como veis, se van de vacaciones pero a zonas poco bulliciosas y alojándose en espacios rurales o similares pero ¿por qué?  Pues yo pensaba que lo hacían por la pandemia pero resulta que, aunque lo han tenido en cuenta, lo hace principalmente por tema económico.

¿Ofertas?

Y es que supuestamente los establecimientos hoteleros y muchos resorts no dejando e hacer ofertas para que el turista nacional pueda vacacionar reservando con ellos y paliar así la falta de turista extranjero pero la realidad es que una familia de clase económica media no puede permitirse ese gasto ni aún con ofertas.

Hago una simulación de reserva en un hotel normalito, solo alojamiento, una semana, habitación de matrimonio con cuna y ya me salen 1500 euros, a eso añádele comer y desplazamiento.

Cuando reservas en un alojamiento rural el precio final se abarata notablemente, a no ser que optemos por un alojamiento rural de lujo, que también los hay. Y es que, si vamos en familia, siempre va a salir más económico el alquiler turístico que el hotel, lo mires por donde lo mires.

Por este motivo, y sin querer ser mala, yo me pregunto ¿realmente estos hoteles y resorts pierden dinero porque nadie quiere alojarse en ellos o porque no quieren bajar los precios a unos costes razonables?

Está claro que no van a perder y tienen que pagar sueldos, gastos, impuestos y demás, pero lo que yo pienso es que no quieren bajar más el precio porque si lo hacen estarán diciéndole al cliente que podrían dar el servicio que ofrecen por ese dinero y que si no lo hacen otros años es porque quieren ganar más, básicamente. Eso no les interesa. Sería como demostrar que aunque pagan lo básico a sus trabajadores ellos ganan una pasta gansa y que podrían ganar menos pero no quieren. Por eso, aunque pagan justos por pecadores, me hace mucha gracia cuando dicen que el sector se va a pique. ¡Qué bajen los precios y verán como no se van tan a pique! pero, como digo, no interesa.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email