El sector náutico sigue creciendo en España

España es un país que tiene lugares fantásticos para el turismo, y a medida que el tiempo pasa, este sector se ha visto en la necesidad de adaptarse a las nuevas formas de conocer nuestro territorio, atrás quedaron los días en los que hacer turismo era llegar a las grandes ciudades y ver únicamente lo que aparecía en las guías o lo que ofrecían los hoteles.

En la actualidad, hacer turismo es mucho más amplio de lo que era antes, el turismo gastronómico o vinícola, ha ido tomando espacios cada vez más amplios en lo que se refiere al turista local y al internacional, pues se trata de conocer no solo los lugares más emblemáticos de cada localidad, sino de conocer y disfrutar de las tradiciones propias del lugar.

Una forma que está haciéndose cada vez más conocido, es el turismo náutico, que en los últimos años ha crecido exponencialmente y que parece ser uno de los fuertes en los próximos años, gracias a las maravillosas costas de nuestro país. Para poder extendernos en el tema, contamos con el asesoramiento de los especialistas de Náutica Jiménez, quienes desde su experiencia nos hablarán del alza que ha tenido el turismo náutico y cuales son las bondades de elegir este tipo de actividades.

Turismo Nautico

El turismo náutico es un tipo de turismo alternativo cada vez más popular que se define como vacaciones activas en contacto con el agua, mediante la realización de actividades como pueden ser la navegación en barcos de vela o yates, así como otras actividades lúdicas y deportivas que impliquen el disfrute de la naturaleza en este entorno. Además, al mismo tiempo, el turismo náutico se complementa con el disfrute de la oferta turística y recreativa de la zona.

El turismo náutico va más allá de los tradicionales cruceros, y para entender lo que alcanza, hablaremos de esta clasificación a continuación:

  • Turismo de cruceros: se caracteriza por el uso de grandes embarcaciones exclusivas para turistas, con visitas a puertos que cuentan con atractivos para ellos. Los viajes en estos navíos son realizados con fines turísticos en diferentes épocas del año, y constituyen una actividad náutica. Su duración y extensión son variables. Es un tipo de turismo con el que se obtiene un importantísimo volumen de ingresos considerando los gastos de los turistas, de la tripulación y el aprovisionamiento del buque, atraque y servicios marítimos.
  • Turismo náutico-deportivo: En este caso el turista realiza el viaje con la motivación principal de realizar actividades náuticas deportivas, bien sea una vez situado en el destino escogido o a lo largo de todo el viaje, pudiendo utilizar una embarcación rentada (chárter náutico) o en propiedad. La característica principal que distingue a esta submodalidad de los cruceros es que la actividad que realiza el turista es principalmente deportiva, por lo tanto es un turismo activo, donde el viajero desea invertir el tiempo del viaje en una práctica deportiva determinada
  • Turismo náutico-deportivo de corto alcance (ligero): implica la realización de las actividades deportivas en el mismo punto del litoral, sin existir desplazamiento del turista a otros puertos. En este tipo de turismo, el viajero se desplaza al destino elegido para realizar algún deporte náutico siempre en las inmediaciones del puerto base. Asimismo, el turista se aloja en las inmediaciones del puerto base.
  • Turismo náutico-deportivo de largo alcance: se caracteriza por la práctica de actividades náuticas en embarcaciones de recreo que permiten al turista que las realiza su desplazamiento hasta otros países, puertos o marinas, pudiendo realizar actividades allí donde hace escala.

Turísmo nautico en España

España cuenta con amplias zonas costeras, ideales para el turismo náutico que beneficia no solamente al visitante, sino que le genera grandes beneficios a la economía local y al sector turístico en general. Desde hace unos años, el sector se encuentra en un momento estable, en el que la demanda internacional se ha mantenido en un elevado porcentaje de turistas, procedentes principalmente de Europa, con una demanda potencial de 36 millones de personas y creciendo constantemente.

La gran extensión de costa que tiene España, la amplia variedad de actividades náuticas ofertadas, la buena calidad medioambiental (banderas azules y reservas de la biosfera); el clima benigno, el fomento de las competiciones y concursos náuticos, además de las buenas instalaciones náuticas, permiten que el turismo náutico sea uno de los grandes atractivos de nuestro país.

La costa española es atractiva para el turista nacional e internacional, pues la gran variedad de ecosistemas y la diferencia de temperaturas de unas zonas a otras, permiten a los usuarios disfrutar del mar durante todo el año, lo que significa que no solamente las cosas reciben visitantes durante el verano, generando así movimiento turístico constante. El paisaje costero español es muy variado y cambiante. En él se pueden encontrar marismas, playas, acantilados, cordones dunares, estuarios, plataformas de abrasión, deltas y lagunas litorales. En cada uno de estos entornos naturales se pueden practicar distintas actividades náuticas.

España también cuenta con un excelente servicio marítimo, que tiene como funciones de control e inspección de embarcaciones náuticas de recreo, entre las actividades que se encuentra el auxilio y rescate de embarcaciones, inspecciones, controles documentales, preservación de espacios protegidos subacuáticos, así como la concienciación de la importancia de la seguridad marítima a través de campañas informativas, todo esto fundamental para el desarrollo y potenciación del turismo náutico a lo largo y ancho de todas las zonas costeras de nuestro país, pues esto le da confianza y seguridad al turista nacional y al internacional.

Turismo náutico en tiempos de Covid-19

España está apostando por hacer de nuestro país un destino seguro y llamativo para los turistas, y el turismo náutico, parece ser uno de los caminos para lograrlo. Anteriormente hemos hablado de las bondades que tienen las costas y mares españoles, sin embargo con la difícil situación mundial responsabilidad del Covid-19, el turismo náutico, parece ser una buena opción para respetar el distanciamiento social.

De igual manera, para generar esa confianza, las asociaciones del sector náutico de ámbito nacional han realizado una guía de protocolos a cumplir, aprobados por la Secretaría de Estado de Turismo para que el turismo náutico, sea el más seguro posible, de forma que se proteja tanto al visitante, como a quienes hacen vida en todos los establecimientos que brindan servicios náuticos.

Mientras el turismo local está luchando por atraer a posibles visitantes, el turismo náutico ya ha comenzado a repuntar, y esto se debe a que los turistas tanto españoles como internacionales están buscando alternativas para poder seguir disfrutando de las aguas, aún cuando el alquiler de una embarcación es una opción más cara, alquilar un barco permitirá que los visitantes disfruten del sol y del mar sin tener que regirse por las limitaciones del aforo o la distancia de seguridad, pues dependiendo del tipo de viaje que se haga, se puede alquilar la embarcación ideal, sea para un grupo familiar, una pareja, o un grupo de amigos, o un viaje en solitario.

Es evidente que se necesita una preparación especial para conducir una embarcación, lo que significa que para poder conseguir un carné de capitán, se debe hacer un curso que nos eduque en lo que se refiere al manejo seguro de un barco recreativo. La demanda de este tipo de cursos también han comenzado a aumentar, pues arrendar una embarcación es ideal para disfrutar del verano, cómodamente y con menor riesgo de contagio. Los cursos para obtener una licencia de navegación, sirven para llevar barcos de hasta seis metros y motos de agua, estos se realizan en un día, lo que es cómodo y no requiere de una inversión de mucho tiempo.

El turista nacional que en otras temporadas buscaba destinos internacionales están redireccionando sus búsquedas para navegar en nuestras costas, siendo las más populares Baleares, Cataluña, Valencia y Andalucía, no solamente por la oferta de turismo náutico, sino por todo lo que ofrece en tierra.

Es indiscutible que España cuenta no solamente con miles de maravillas naturales en nuestras costas, sino que además cuenta con una estructura turística que permite e impulsa el turismo náutico, fundamental para que en la nueva normalidad, el turismo comience poco a poco a recuperar su fuerza en todos los rincones del territorio español, pues a nivel turístico, nuestro país es uno de los más solicitados por los turistas a nivel mundial.

Este momento en que el sector náutico está en crecimiento, es el ideal para la promoción turística de destinos que tal vez no sean los más populares, pero que con un poco de impulso, pueden convertirse en pilares náuticos para el visitante, logrando así que no solamente se potencie el turismo local, sino que se amplíe la oferta al visitante extranjero. Los pequeños pueblos marítimos que ofrecen tradición gastronómica y cultural española, belleza y atractivo náutico, necesitan ser promocionados por los entes reguladores del turismo de cada comunidad, de forma que no sólo se llenen de visitantes, las costas populares, sino que se tenga constante flujo de visitantes en toda la zona costera del país.

Deja una respuesta