Organiza y encuentra

¿No os ha pasado nunca que a veces olvidamos que tenemos algo y solo lo recordamos, y nos llevamos una alegría, cuando aparece por casualidad? En mi casa eso pasa a menudo. Compramos cosas que se necesitan, se usan y se guardan, pero luego nunca jamás vuelven a aparecer y olvidamos incluso que las compramos, sobre todo cuando hablamos de ropa. A mí me ha pasado un par de veces, pero la gota que colmó el vaso fue cuando creía tener a mano un vestido perfecto para la boda de un familiar y no apareció a tiempo, ni ese vestido, ni el traje de chaqueta de mi hijo.

En los armarios de muchas familias el interior es un “Tutum revolutum”, sobre todo si hablamos de armarios en habitaciones juveniles o infantiles. Los adolescentes, y muchas veces los adultos también, para sacar una prenda mueven cinco más y luego las dejan tal cual se quedan en el cajón, o la leja, consiguiendo así que en pocos días, un armario ordenado pase a convertirse en el escenario de una batalla campal. Debido a esto, hace un par de meses cogí a mi marido y a mis dos hijos, los senté en el salón y les dije, claramente, lo que íbamos a hacer para ordenar los armarios y las consecuencias que iban a haber si un día aparecían desordenados.

Sinceramente pensé que mis amenazas iban a durar menos que un chupachup en la puerta de un colegio pero no dejo de sorprenderme cuando, a día de hoy, los armarios siguen impolutos. ¿Y cuál puede ser el motivo de esto? Pues la inversión.

Es simple, no podemos pedirle a unos niños, ni a nosotros mismos, que mantengan ordenados unos armarios en los que no cabe toda la ropa que tienen, y en los que no hay casi cajones para ordenarla, ni baldas. La mayoría de armarios tienen un déficit de espacios interiores para ordenar la ropa y esto provoca que, si ya de por sí este mueble corre peligro de acabar con todo su interior hecho una bola enorme de telas, la situación acabe siendo catastrófica en cuestión de horas.

Nuestra inversión consistió en contratar la fabricación e instalación de este tipo de armarios empotrados a medida, de Armarios Sidón, para los que solicitamos interiores de armarios totalmente meditados para cubrir nuestras necesidades. Pero ¿qué debemos tener en cuenta para diseñar ese interior de armario?

  1. Piensa en el interior antes de encargarlo: no tengas prisa, no es necesario. Piensa en aprovechar el espacio al máximo así que si lo que más usas son pantalones, piensa en cómo quieres guardarlos, ¿los quieres colgar poniendo una percha especial para pantalones? ¿Prefieres doblarlos en un cajón? ¿Y si lo que más tienes son camisetas, las querrás en cajón o en un estante? Yo lo que hice es hacer un diseño en función de lo que tenemos que guardar, básicamente.
  2. Sé práctica: por muchos cajones que queramos poner, si no tenemos espacio donde ponerlos, es mejor que te olvides. Te en cuenta que llenar un armario de lejas, o de cajones que luego te van a resultar incómodos de abrir porque no tienes espacio para moverte es un error. Piensa en el tipo de puertas que va a llevar, si son correderas no podrás abrir cajones de armario completo porque chocarán, tendrás que hacer cajones del ancho de una puerta.
  3. Piensa en las barras: si tienes muchos vestidos largos necesitarás que en el espacio en el que se instale la barra no haya nada en la parte inferior del armario o, de lo contrario, acabarás arrugando todos los bajos de vestidos. Por el contrario, si tus vestidos son cortos, o no usas, podrás poner una barra alta y cajones o baldas a partir de la mitad del armario para ganar más espacio aún.
  4. ¿Ponemos zapatero?: antes de nada debes valorar, por muy mal que suene, si tus zapatos o zapatillas huelen. Piensa que si tienes un olor fuerte sudor, tu calzado acabará oliendo “a pies”, como suele decirse, así que o tienes un spray de esos milagrosos que quita olores o tal vez es mejor no poner zapatero dentro del armario para evitar que se te atufe la ropa.
  5. Almacenaje superior: la mayoría de nosotros no solemos llegar a los altillos de los armarios pero no por eso debemos dejar de utilizarlos. Lo mejor es encargar armarios con altillos con vista a utilizarlos para guardar la ropa fuera de temporada o las mantas de la casa, así solo tendrás que subir a la escalera una vez o dos al año pero, a cambio, tendrás un gran espacio de almacenaje extra.

Comprobarás que, una vez tengas un armario en condiciones, ordenador y mantenerlo así será mucho más fácil que antes, o al menos en mi casa así ha sido. No obstante, las grandes superficies y tiendas de muebles suelen dar muy buenos consejos online para que tengas ideas de dónde sacar un buen diseño. En La Escuela de la Decoración aconsejan buscar accesorios de interior de armario para tener mayores divisiones y clasificar mejor tu ropa, usar bolsas de almacenaje para proteger aquello que no te pones a diario de la suciedad y la luz que pueda incidir en el armario y descolorear las prendas. Usar una cómoda, además del armario, para obtener mayor espacio de cajones, incluso recomiendan poner estanterías ajustables en tu armario que puedas modificar de altura en base a las necesidades de cada momento, lo cual me parece una fantástica idea que yo me arrepiento de no haber adoptado.

Y si tienes alguna idea más que aportar a nuestro blog ya sabes, escríbela en los comentarios.

Deja un comentario