¿Qué es el oleoturismo?

El oleoturismo es una actividad que en los últimos años se ha puesto muy de moda. Básicamente sirve para que se conozcan los grandes beneficios que tiene el aceite de oliva, así como que los visitantes conozcan cómo se produce y vean lo que es la cultura del olivo desde que lo usamos a nivel gastronómico, así como en las técnicas para los cuidados estéticos y el fomento de otras actividades asociadas.

En el oleoturismo, como dicen los especialistas de este sector de Centro de Olivar y Aceite están realmente bien combinadas las actividades a nivel de recreación y formación que se relacionan directamente con el aceite de oliva, lo que hace que los recorridos, hospedaje, compras y demás se puedan realizar, además de deportes tan interesantes como el montañismo y el senderismo.

Hablamos de un turismo que se orienta básicamente a conocer este producto y a difundir su uso, todo ello motivado gracias al ecoturismo y al disfruta de los atractivos naturales.

A nivel de nacionalidades, los turistas de España, Francia y Reino Unido son un sesenta por ciento de las personas que hacen oleoturismo, siendo hombres de unos 45 años de clase media alta.

Las personas que apuestas por el oleoturismo cuentan con la oportunidad de conocer sitios la mar de interesantes, especialmente Andalucía y como no, la provincia de Jaén. Aquí es donde se encuentra localizada la zona principal de producción del aceite de oliva. La Asociación Olivar y Aceite Provincia de Jaén. Cree que este tipo de turismo merece mucho la pena y sabedores de todas sus ventajas, quisieron compartir esa pasión por el aceite de oliva, que sin duda es el producto más famoso de la provincia jienense.

¿Qué debe saberse sobre el aceite de oliva?

Uno de los puntos más importantes en este sector son los diferentes tipos de aceite de oliva que se comercializan. Vamos a verlos:

Virgen Extra

Aquí hablamos de realmente calidad, pues es donde están todas sus beneficiosas características y las propiedades que lo hacen tan beneficioso para la salud. Podemos decir que no tiene ni aditivos ni conservantes, lo que hace que sea cien por cien natural y que cuente con una acidez del 0,8%.

Oliva Virgen

No lleva aditivos tampoco, extrayéndose del zumo de la aceituna y si vamos a la acidez, es menor del 2%.

Oliva

Está mezclado con otra clase de aceites refinados y vírgenes, no proviene del zumo de la aceituna y la acidez es mayor del 2%. Se puede consumir, pero cabe aclarar que tiene que trabajarse para que la acidez pueda llegar al 1%.

Orujo de Oliva

Lo pueden consumir los humanos, pero no lo podemos considerar aceite de oliva, pues es una mezcla de aceites de orujo refinado y de oliva virgen. Su grado en cuanto a acidez no logra llegar al 1%.

Muchos visitantes cuando hacen oleoturismo suelen recorrer las almazaras, conociendo así sobre el terreno cómo se extraen para la producción, lo que se puede hacer de la siguiente manera que vamos a ver a continuación:

Sistema tradicional o realizado mediante presión

Aquí lo que ocurre es que la pasta pasa a colocarse en capachos de esparto y la presión lo que hace es expulsar el mosto oleoso, que es el aceite con agua. Una vez hecho esto, lo que hace es que se separan ambos líquidos diferenciándose por la densidad.

Sistema industrial de extracción contínuo en tres fases (centrifugado)

Aquí se añade un litro de agua por un kilo de pasta, el cual luego se centrifuga de manera horizontal y vertical con el fin de separar el sólido del mosto oleoso.

Sistema industrial de continuo en tre fases.

De la misma manera que el anterior, pero después de que se ha centrifugado pasa a ser reciclada el agua.

En el oleoturismo recibimos sobre cómo se debe utilizar el aceite de oliva de cara a que mejore nuestra piel y luzca más hidratada, así como otros diversos para nuestra salud.

De esta forma se puede conocer en profundidad todo lo que concierne al aceite de oliva y a su producción, todo ello a la vez que se conoce un lugar donde la naturaleza es la protagonista.

Un turismo que crece año tras año

Está claro que el turismo hace mucho que dejo de mirar solo a la playa, primero fue el turismo rural y luego han ido apareciendo múltiples tipos de turismo que tienen en común el disfrute o la pasión por un determinado tipo de prácticas.

Así que ya sabes, si deseas conocer un mundo nuevo y entrar en este interesante mundo de la cultura del aceite de oliva, hay actividades turísticas que te lo permiten, además de conocer nuevas zonas de nuestro país.

Deja una respuesta