¿Solo un juego de frikis?

¿Habéis probado alguna vez a jugar rol? Lo hay de muchas clases y el original, el de las cartas, los tableros de mesa y la fantasía se remonta a muchísimos años atrás. Si bien es verdad que en España no estaba igual de extendido, en Estados Unidos los juegos de cartas de rol eran algo cotidiano y lo podemos ver en “Strainger Things”, la afamada serie ambientada en los años 80 de Netflix, cuyo primer episodio comienza con los niños protagonistas jugando a rol sobre la mesa del sótano de Mike.

Desde entonces, todo ha evolucionado, y podemos encontrar juegos de mesa, juegos de cartas, rol en vivo y mucho más. El problema es que en este país, así como en otros, se ha asociado este tipo de juego a chavales que se engloban en un grupo social acuñado con el término friki o incluso nerd, y esto ha provocado que muchos de nosotros, algunos con mayor interés y otros con menos, hayamos pasado un poco del tema pensando que este tipo de actividades no iban con nosotros. Pues bien, yo hoy os aseguro que solo es un juego más y que hoy en día, las partidas de LARP (juegos de rol en vivo) son una experiencia digna de ser vivida al menos una vez en la vida.

Eso sí, estos juegos no son aptos para gente in imaginación, pues todo el juego se basa en ella, así que si eres poco creativo cambia de artículo y busca otra actividad que vaya más con tu personalidad.

El rol en vivo

Una buena partida de rol te adentra en mundos ficticios, de fantasía o no, y te hace vivir experiencias únicas. Para poner un ejemplo a todos aquellos que aún no terminan de comprenderlo hablaré de las conocidas habitaciones de escape que tan de moda se han puesto estos últimos años en nuestro país. En ellas, alguien te cuenta una historia para que te creas dentro de un mundo diseñado para que vayas pasando una serie de pruebas de agilidad mental sin las que jamás podrás resolver el enigma. Ese enigma puede ser el descubrimiento de un tesoro, de un asesinato, de la salida y de muchas otras cosas más. Pues bien, esto son partidas de rol en vivo controladas por los creadores de la actividad y de la habitación de escape room y, como veréis, hasta los grupos de chicos y chicas más cool disfrutan de este tipo de partidas.

Hoy en día, el rol en vivo está tan extendido que hay festivales muy importantes por toda Europa, los más conocidos y famosos son “Conquest of Mythoidea” y “DrachenFest”, y ambos tienen lugar en Alemania durante los meses de verano.

Drachenfest se celebra todos los años en el mismo lugar: el valle de Diemelstadt, entre Düsseldorf y Hannover, y suele durar entre cuatro y cinco días. Este festival transcurre en un pueblo real que añade ocho campamentos y en el que se libran las diferentes batallas y misiones. El juego dura las 24 horas del día y nadie puede salirse del personaje ni un instante. Los participantes deben vivir su experiencia lo más real posible y lo más ligado al gremio al que han elegido pertenecer. Cocinan, duermen y conviven en un campamento que construyen ellos mismos y que desaparecerá en cuanto termine la partida. Los diferentes campamentos deberán enfrentarse en unas batallas en las que podrán aliarse o traicionarse, infiltrarse o esconderse de sus adversarios y en las que solo uno resultará vencedor.

Ahora bien, para poder participar no solo debes llegar allí con ganas de pasarlo bien y con la mente bien despierta, sino también bien equipado. En España aún son pocas las tiendas especializadas en LARP pero tenemos una de las mejores al alcance de nuestra mano, Evil Tailors, donde encontraremos trajes de todo tipo, incluso inspirados en series de televisión tan actuales como “Juego de Tronos”.

En España el formato de rol en vivo suele durar un fin de semana y se realiza en diferentes puntos de la península. Los participantes pagan entre 100 y 150 euros, dependiendo de la época del año, por asistir a estos eventos y solo está incluido el derecho a acampar en la parcela del campamento correspondiente. Comida y demás corre a cuenta de cada participante. No obstante, la organización proporciona algunos servicios fuera de la zona de juego, como duchas, baños, zonas de recogida de basuras y aparcamientos. Las tecnologías están prohibidas, lo que hace vivir esta experiencia lo más real posible.

¿Qué, te animas a vivir una experiencia de rol? Es totalmente recomendable.

Deja un comentario