La carretera, tú y tu autocaravana

Viajar en autocaravana, constituye una experiencia única, que solo los que lo la conocen son capaces de describirla y que todos deberían hacer, al menos, una vez en la vida. En la actualidad, este tipo de viajes, está de moda entre gran parte de la población de todo el mundo, la mayoría, amantes del campo y de la vida al aire libre.

En los últimos tiempos, la gente está tomando conciencia sobre la necesidad de adquirir nuevos hábitos, más saludables, y las escapadas al campo, empiezan a ser habituales entre las familias españolas. Muchos, están deseando compartir su experiencia y por eso, alquilan sus caravanas a particulares a fin de que otros, puedan vivir lo mismo que han sentido ellos, conectar con la naturaleza y sentirse unidos a la tierra y al universo entero. Son muchas las personas que tienen dudas sobre el alquiler de autocaravanas o campers entre particulares, ya sea a través de particulares o de empresas. En este artículo, analizaremos las ventajas del alquiler de autocaravanas por medio de particulares, y conoceremos sus ventajas y sus desventajas.

El alquiler de autocaravanas se estila desde hace un montón de años, nos aseguran en Caravanas Cruz, que pone a disposición de sus clientes, un servicio de alquiler de autocaravanas. Cuenta con una amplia gama de caravanas para elegir, la que más se adapte a las necesidades de todos y cada uno de ellos. Su amplia experiencia en el sector, les ha demostrado que viajar en autocaravanas es mejor que hacerlo en caravanas. Si quieres vivir una experiencia única e inolvidable en la carretera, dormir bajo las estrellas, despertarte cada día con un paisaje nuevo, ya lo sabes, lo ideal es hacerlo en autocaravana. Es hiper mega recomendable por los expertos y expertas en ocio y viajes. Así mismo, lo recomiendan l@s profesionales de la salud.

Alquiler de caravanas. Asegúrate antes de comprar

El alquiler de caravanas es una tendencia relativamente reciente, y lo cierto es que las ventajas son enormes. Muchos, las desconocen, y precisamente, para todas esas personas, hemos creado este post. ¿Eres de los escépticos?, ¿de los que piensan que no hay nada como el hotel, el apartamento de vacaciones o el camping de toda la vida, con su caravana normal? Pues en este artículo te demostraremos que hay mucho más y que viajar en autocaravana será el comienzo de una nueva vida para ti. Pero, ojo, antes de alquilar, ten en cuenta estos pequeños consejos que te damos a continuación. ¡Comenzamos el viaje!

1. Calcula el espacio que necesitarás

Igual que cuando vas a alquilar un piso te fijas en el número de habitaciones que tiene, o sus dimensiones, lo mismo has de hacer a la hora de buscar autocaravanas. De esta forma, aprovecharás mejor tu inversión. Las hay desde las que parecen un auténtico palacio, hasta las que no son más que un monovolúmen con el espacio justo para un colchón doble y una mini cocina. Pero entre estas dos opciones, existen cientos de posibilidades. Piensa en las camas que vas a necesitar, ya que mayor tamaño del vehículo, mayor coste de alquiler, por no hablar del consumo de combustible.

2. Compara precios

En la red encontrarás una gran y variada oferta, así que, tómate tu tiempo y compara precios. Te recomiendo que hagas la búsqueda con meses de antelación para conseguir mejores precios. Puedes usar Skyscanner, u otros comparadores de viajes.

3. Comprueba el equipamiento

El equipamiento ha de incluir:

  • Ropa de cama y aseo: sábanas, almohadas, funda para almohadas y toallas y algunos, hasta sacos de dormir.
  • Utensilios de cocina: sartenes y ollas, cubiertos, platos y vasos, y nevera.
  • Sillas y mesa de camping.
  • Silla de bebé.

4. Consigue una guía para encontrar los mejores lugares parar a dormir

En casi todas las partes del mundo existen opciones gratis para dormir, pero lo mejor, es aparcar en una zona habilitada a cambio de un módico precio y podrás dormir tranquilo, cargar electricidad y agua y usar cocinas o aseos comunes. Los mejores países para acampar gratis son Nueva Zelanda, Australia o Escocia. Las infraestructuras pueden no ser tan buenas, pero la belleza natural que rodeas estos paisajes es incomparables.

El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que ésta no tiene opinión sobre nosotros, decía el filósofo Friedrich Nietzsche, y seguramente tiene razón. Y tú, ¿eres de los que se sienten a gusto en plena naturaleza o eres más bien urbanita?

Espeleología para toda la familia

No a todas las personas les gusta la espeleología. Antes de poder practicarla, incluso si a nivel turista, debes tener clara tu capacidad de aguante y calma en sitios cerrados y oscuro, incluso convendría saber exactamente el trazado de ruta que vas a hacer para confirmar si hay tramos con agua o tramos de altura con el fin de descartar ciertas visitas en caso de que sufras de vértigo por ejemplo. Sin embargo, si todo eso no te influye, es posible que vivas una de las mejores experiencias de tu vida en una visita guiada espeleológica.

La espeleología es la ciencia que estudia la morfología y formaciones geológicas en las cavidades naturales del subsuelo. Lógicamente, cuando hablamos de hacer una ruta o una visita espeleológica, no nos referimos a convertirnos en científicos y expertos en la materia en un solo día y acabar analizando la situación de una cueva, lo que pasa es que también se ha llamado espeleología, de forma errónea, a la actividad, más bien turística, de visitar cuevas acompañados por un guía profesional.

Esto debe quedar claro desde el principio: nadie debe entrar en una cueva que no conoce sin un guía especializado, absolutamente nadie. Los peligros de las cuevas pueden ser muchísimos, y de todo tipo, por lo que adentrarse en una sin conocimientos y sin guía puede ser una auténtica locura. De hecho, antes de hacer una barbaridad así, si tienes tentaciones, te recomiendo ver alguna película al respecto, pero no de miedo con monstruitos, sino de verdad, tipo “La Cueva” o “El Santuario”.

Una vez dicho esto he de reconocer que me encanta la espeleología. La primera vez que entré en una cueva de este tipo fue en Almería, con una agencia especializada. Y digo de este tipo, porque a las típicas Cuevas del Drac en Mallorca o a las Cuevas de Canelobre en Alicante he entrado más de una vez pero no tiene nada que ver.

Nuestra última experiencia

Mis hijos, lógicamente, no pueden hacer maravillas aún. Tienen cierta experiencia, y eso hace que haya deportes y experiencias que puedan vivir mejor que otros niños de su edad, pero obviamente son niños y, por ende, hay ciertas cosas que no pueden hacer como un adulto. Eso implica que cuando vamos a hacer alguna actividad tengamos que preguntar, antes de nada, si es apta para niños. Esto tenedlo muy en cuenta antes de reservar nada pues es muy decepcionante ir a algún sitio con una idea en la cabeza y llevarte luego el chasco de tu vida porque no puedes hacerlo. Esto, sobre todo, es primordial tenerlo en cuenta por ellos, ya que cuando tienen ilusión por algo y luego se cae la actividad por su propio peso los niños son quienes lo pasan peor.

Nuestra última experiencia espeleológica fue en Nerpio, Albacete. Tuvimos la suerte de alojarnos en El Cortijo El Sapillo, una casa rural que suele estar siempre llena por la demanda que tiene. Fuimos recomendados por unos amigos y merece la pena reservar con antelación pues no es solo la situación de la casa o lo bien conservada que está lo que hace de El Sapillo un lugar excepcional, sino también la amabilidad de los gerentes de la finca que, lejos de darte las llaves y desaparecer del mala, se ofrecen a ayudarte en lo que haga falta. Fueron ellos quienes nos pudieron en contacto con varias agencias de la zona que organizaban actividades de senderismo, rutas 4×4, tirolina y, por supuesto, espeleología.

Tengo suerte de que toda mi familia sea deportista y activa, porque de lo contrario no podría practicar ni la mitad de las cosas que hacemos en familia.

Al final, y tras mucho meditar, optamos por hacer la Ruta de la Cueva del Tejo. No es complicada, pero debemos tener en cuenta la altura a la que se realiza la ruta (1500 metros) y el desnivel que tiene, unos 153 metros. Dicho esto, repito, no es una ruta compleja, de hecho mis hijos no tuvieron problema para hacerla. Además es una ruta circular, lo que a mi me encanta porque odio pasar dos eveces por el mismo sitio.

Se supone que tiene una duración de unas 4 horas pero nosotros tardamos unas 5 en hacerla, supongo que somos algo más lentos por los peques, pero no demasiado. Eso significa que hay que llevar agua suficiente y un bocadillo o un sándwich para aguantar. También recomiendo algo de azúcar que nos dé un aporte extra de energía. Lo mejor, según mi experiencia, las chocolatinas.

La ruta hasta llegar a la cueva, por la Sierra de las Cabras, a pesar de que no ser muy espectacular guarda cierto encanto y cuenta con rincones muy interesantes, sobre todo llegando a la cueva, pues las vistas son maravillosas.

Sin embargo, lo verdaderamente gratificante para quienes hacemos esta ruta, no son las vistas panorámicas del paisaje exterior, sino las vistas del interior de la cueva.

Cueva del Tejo es angosta, estrecha y, por supuesto, oscura. No tiene dificultad, repito, no tiene dificultad, pero quienes esperen vivir una experiencia en una cueva grande es mejor que no planifiquen entrar en esta pues los espacios amplios brillan por su ausencia. Es una cueva repleta de estalactitas y estalagmitas, e incluso puedes jugar con los niños, si tienes, a buscarles formas, puede ser muy divertido.

También es especialmente interesante, cuando llegues a una zona más o menos espaciosa, optar por sentarte, junto al resto de tu grupo, en el suelo y, una vez estéis todos cómodos y seguros, apagad todas y cada una de las luces que llevéis encima, ya sean linternas de mano o de casco. Esta es la única forma de comprobar la verdadera oscuridad.

Estando en el campo, sin luces de ciudad cerca, puedes pensar que si apagas todo vivirás un momento de oscuridad, pero eso no es ni por asomo un atisbo de lo que realmente es no ver absolutamente nada. En este tipo de cuevas, una vez adentrado un poco y lejos de la entrada, no hay ni una sola gota de luz por lo que la “oscuridad” toma su forma más real y plausible.

No obstante, si no tenéis muy claro si podéis aguantar esta experiencia, es mejor no hacerla pues un ataque de pánico en esta situación podría ser bastante sencillo de obtener y eso no le gusta a nadie.

En general, tanto a los niños como a mí nos encantó la experiencia y repetiríamos sin pensarlo. Tal vez, la próxima vez, busquemos algo para hacer solo los adultos pues siempre te quedas con ese punto de ¿hasta dónde podría haber llegado sin los peques?

Hacer turismo, la mejor manera de disfrutar de tu tiempo libre

¿Cómo disfrutas tú de tu tiempo libre? Seguro que esta pregunta te la han hecho en un millón de ocasiones o has sido tú mismo o misma quien la ha hecho en alguna ocasión. El tiempo libre es algo que a todos nos gusta, que a todos nos apasiona y de lo que disfrutamos todos. Y tiene una importancia que es brutal en nuestra vida. De no ser por él, sería bastante complicado encontrar un motivo para vivir. Pero, afortunadamente, disponemos de ese tiempo y de todas las ventajas que lleva asociadas, que no son pocas.

Las respuestas a esa pregunta pueden ser realmente dispares. Hay tantas respuestas como personas. Y es que el tiempo libre es algo que es tan abierto como la vida misma. Todo tiene cabida. Y, aunque en España son bastantes las actividades de las que la gente suele disfrutar durante su tiempo de ocio, lo cierto es que hay algunas cosas que son comunes a una buena parte de nuestra población. Una de ellas no es otra que la de hacer turismo, algo que va mucho con nuestro estilo de vida y que nos proporciona una energía que otras cosas ni tan siquiera pueden igualar.

Hablamos mucho de la cantidad de extranjeros que vienen a España a pasar unas vacaciones, pero a menudo se nos olvida que somos también los propios españoles los que nos movemos de un lado para otro dentro de nuestras fronteras en busca de unas vacaciones perfectas, o de una escapada cultural que realmente nos llene. Nuestra oferta turística es, en efecto, algo de lo que no todo el mundo puede presumir.

Una noticia que fue publicada en la página web de la agencia de noticias Europa Press informaba de que, en mayo de 2015, las familias de este país destinaban una media de 442 euros al mes en disfrutar de su tiempo libre, una cifra que no es para nada despreciable y que pone de manifiesto una cosa: el tiempo libre en España es sagrado y no tenemos reparos a la hora de invertir en él porque entendemos que es una buena manera de ganar en lo que a calidad de vida se refiere. Y hacer turismo es una de las mejores maneras que hemos encontrado para encargarnos de demostrarlo.

Son muchas las ciudades de nuestro país que se ven beneficiadas por todo lo que hemos comentado anteriormente, pero desde luego tenemos algunos nombres propios que son para enmarcar. Uno de ellos no es otro que el de la ciudad de Sevilla, que, según una noticia publicada por el ABC (en concreto, por la sección que la propia ciudad atesora en el periódico), vio cómo crecía un 15% el número de turistas del mes de marzo de 2018 con respecto al mismo mes del año anterior.

No cabe la menor duda de que disfrutar de nuestro tiempo libre es algo sagrado para todos nosotros y nosotras y que el turismo es una de las mejores maneras para hacerlo posible. La ciudad de Sevilla ha sido una de las más beneficiadas en este sentido con el paso de los años. Así nos lo han comentado desde Mercer Sevilla, uno de los hoteles de lujo de los que dispone la ciudad y que, según lo que nos han comentado sus profesionales, cada vez tiene más reservas de parte de personas de diferentes perfiles y procedencias.

Un ejemplo de lo que ocurre en todo el país

Lo que pasa en Sevilla es representativo de lo que ocurre en las demás zonas de España. Ciudades como Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga, Alicante o Bilbao tienen cada vez un turismo más desarrollado y que llama más la atención de la gente. Por no hablar del que tienen ciudades de interior pero con un encanto brutal como lo son Salamanca, Burgos, Granada, Córdoba o Zaragoza. Y es que lo que tenemos en España es realmente valioso y merece la pena conservarlo.

Hay que seguir trabajando en esto. El turismo es la mejor manera de disfrutar del tiempo libre y de sacarle realmente un partido importante, encontrando de este modo la manera de olvidarnos de nuestra rutina, de nuestro trabajo y de, en definitiva, todo lo que nos da problemas en esta vida. Desde luego, está claro que muchas familias han encontrado la manera de hacer esto en alguno de los mágicos rincones que nuestra geografía esconde cuidadosamente. Si el resto todavía no lo ha conseguido, ¿a qué está esperando?

La despedida ha de ser original

Las bodas son unos de los acontecimientos más celebrados en la vida. Un día realmente especial que merece la pena ser celebrado. De la misma forma, la soltería y más concretamente el fin de la misma también es celebrada por todo lo alto en las despedidas de soltero.

Por lo general, los temas de despedidas los organizan la dama de honor y también el padrino. Si encima la despedida tiene originalidad, estamos ante noche o fin de semana de lo más ilusionante.

Así que si queremos una despedida que merezca realmente la pena, el abanico que se abre es realmente amplio.  

Os queremos dar algunos puntos que a nuestro juicio pueden conformar una despedida original:

Viajar en limusina

El contar con una limusina para una despedida de soltero es todo un clásico, con independencia del seco. Alquiler de Limusinas Bilbao experta en el sector, cree que estos últimos años han sido definitivos para el sector a la hora de asentar esta tradición que provenía de los Estados Unidos y que ha terminado por triunfar también en España. Una opción donde pasarlo bien y que puede entrar en diferentes packs.

Cena espectáculo

Las despedidas también tienen que tener una cena con todo el glamur necesario. Hacer esta clase de eventos en uno de los muchos restaurantes que existen de este tipo es una manera interesante de hacer que sea una despedida divertida. 

Esta opción es de loas favoritas y algunos años ha sido por la que más se ha adoptado, pero realmente también hay otras opciones caso de las  opciones en exteriores también triunfan mucho.

Fiesta y copas

Igualmente, también como parte de la despedida, también merece la pena estar en una buena discoteca. Muchos restaurantes de espectáculos también tienen discotecas en el mismo local, por lo que muchas veces no es necesario realizar más desplazamientos. De todas formas te recomendamos que investigues bien todo, cuantos menos tengáis que moveros, mejor.

Sorprender al novio o novia en la despedida

Algunas veces es complicado sorprenderles, pero siempre es posible encontrar la ayuda de empresas que se dedican a este tipo de despedidas y sorpresas, los cuales te ayudarán a asesorarte en la mejor manera para hacerlo.

¿Por qué optar por una despedida que sea original?

Los tiempos cambian y hay que ser conscientes de ello. Desde siempre las despedidas eran salir, cenar y emborracharse. Bueno si que es cierto que se sigue haciendo, pero también hay más actividades dependiendo de donde te encuentres, desde montar en barco a otras actividades como ir a sitios de multiaventura.

Una buena opción son los restaurantes en los que se celebran espectáculos en nuestro país. Estamos ante  una opción más para pasarlo realmente bien.

Actualmente las despedidas son un nicho muy goloso y existen por ello tantas opciones como podamos imaginar.

Internet una buena forma de encontrar ideas

Los blogs que tan de moda están sobre despedidas u otros artículos pueden también servir para darte ideas para que tu despedida sea increíble y ver como son las despedidas de distintos tipos o ciudades. Realmente se puede llegar a encontrar inspiración para que al despedida sea realmente época. Todo esto valdrá para que puedas llegar contar con una despedida realmente original.

Despedida de soltero: un evento de gran importancia

Casarse es algo especial y es algo que todos tenemos claro. El amor es lo que se celebra y la trayectoria vital de dos personas que desean vivir juntos. Eso sí, tampoco está nada mal celebrar lo que ha sido tu vida hasta ahora con tus amigos.

Las despedidas con el tiempo han ido evolucionando y modernizándose, incluso no faltamos a la verdad si decimos que son cada vez más complejas si se quiere.

Lo que buscamos en definitiva es que sean especiales y esto hay que tenerlo muy en cuenta. No solo hay que tener en mente el beber y divertirse, también debemos pensar en lo necesario que es aprovechar el momento y ese fin de semana o esa noche con todos juntos.

Por todo ello ya sabes, si tienes que organizar una despedida, deberás valorar infinidad de cosas que hay que valorar para que sea todo un éxito.

Esperamos que te haya quedado claro todo lo que debes pensar si realmente quieras una despedida original, es posible ¿no?

Gracias a las nuevas tecnologías, nadie queda exento al ocio

La distribución de nuestro tiempo libre ha cambiado de una manera radical en lo que llevamos de siglo XXI. Los que tengáis más de 25 o 30 años sabréis a la perfección de lo que estamos hablando. Mientras que durante los años 90 y anteriores solíamos pasar más tiempo en la calle, jugando al fútbol y divirtiéndonos cara a cara con nuestros amigos y vecinos, ahora eso ya se ha perdido por completo para dar paso a la diversión online, un aspecto del que incluso los pequeños y pequeñas de 5 años ya se han hecho eco.

Esto ha tenido una influencia muy grande en lo que respecta al sector dedicado al aprovechamiento del tiempo de ocio, que engloba a empresas de muy diferente consideración y que, en efecto, ha tenido que adaptarse a todos esos cambios de los que hablamos en un tiempo récord para seguir subsistiendo. Las pequeñas tiendas de chuches o de venta de juguetes se han tenido que transformar en modernos locutorios para no dejar de lado las preferencias mayoritarias de los menores.

Un artículo que fue publicado en el diario El Mundo ofrece un dato que es, desde luego, un fiel reflejo de lo que estamos hablando. Y es que, en los tiempos que corren, ya pasamos más horas conectados que durmiendo, ya sea por cuestiones relativas al trabajo o al ocio. Lo que está claro es que Internet y todas las nuevas tecnologías que han venido desarrollándose en las dos últimas décadas han venido para quedarse. No cabe la menor duda de que esto ha generado un cambio brutal en cuanto a los hábitos y en cuanto a las preferencias de todos nosotros. También de los menores.

Según otra noticia, en este caso publicada en el diario El Boletín y que trataba de poner en claro el número de horas que pasamos frente a una pantalla una vez que no nos encontramos en el trabajo, los españoles gastamos entre 2 y 3 horas de nuestro tiempo libre delante de una de estas pantallas, ya sea la de un móvil, la de una tablet o la de un ordenador. Y somos de los que más tiempo consumimos en este tipo de cosas de la Unión Europea. La primera plaza es para los griegos. Pero los países mediterráneos vamos todos de la mano en esto.

El aumento del número de horas que pasan los más jóvenes delante de las pantallas de los ordenadores ha hecho que, en lo que va de siglo, los locutorios hayan sido los negocios que más han crecido en lo que tiene que ver con el sector del ocio. Es algo que nos han comentado desde E-Ingenia, una entidad dedicada a proporcionar mantenimiento informático a sus clientes y que ha contribuido a que este tipo de negocios dispongan de una seguridad en lo que respecta a sus equipos y ordenadores. Según nos han comentado los propios profesionales de la entidad, todavía a día de hoy siguen creándose, en el interior de nuestras fronteras, negocios de este estilo.

Una fiebre que no para

Desde luego, lo que está claro es que todo lo relacionado con videojuegos de ordenador y tiempo de ocio online ha venido para quedarse. Hay que tener en cuenta que no solo son los niños pequeños los que aprovechan su tiempo de ocio para conectarse al mundo, sino que es algo que también es propio de los mayores y cada vez en una mayor proporción. No cabe la menor duda de que las nuevas tecnologías han conseguido enganchar a todo el mundo y que tienen una utilidad que a todo el mundo le parece grande.

Seguro que, dentro de algunos años, va a ser todavía más el tiempo libre que solamos pasar ante una pantalla. Hoy en día podemos ver series, películas, partidos de fútbol e incluso leer en un ordenador. Es bastante probable que, dentro de apenas unos años, como decimos, todo lo que podamos llegar a imaginarnos pueda ser desarrollado a través de una pantalla. Los datos de los que os hemos hablado un poco más arriba se quedarán pequeños ante eso.

Las ventajas que tiene el hecho de que hayan aparecido las nuevas tecnologías son muchas y muy diversas, ya que afectan a todos los sectores de población. Este es el principal factor que tienen a su favor las nuevas tecnologías ante todos aquellos que todavía no han dado un paso al frente en su defensa. Y es que, gracias a ellas, nadie queda exento al ocio. Es algo de lo que podemos presumir y de lo que nos tenemos que enorgullecer todos y cada uno de nosotros y nosotras.

El fútbol y el fútbol sala, los deportes elegidos para sacarle partido a nuestro tiempo libre

A menudo, los españoles solemos preguntarnos cuál es la mejor manera de disfrutar de nuestro tiempo libre. No cabe duda de que saber con certeza cuál es la respuesta a esta pregunta es una manera de potenciar nuestra felicidad y disfrutar al máximo de nuestros momentos de ocio. Y, por desgracia, muchas personas, tanto jóvenes como adultas, desconocen de qué manera podrían conseguir un propósito como ese. Esto es una verdadera lástima y se trata de una cuestión que debemos y tenemos la capacidad de corregir.

Muchas personas han decidido confiar en el deporte para cumplir con ese propósito. Y lo cierto es que es una elección realmente acertada porque, además de copar de una manera divertida y memorable nuestro tiempo de ocio, es una manera de mantener nuestro cuerpo sano y en forma, algo que no todo el mundo es capaz de hacer en los tiempos que corren. Especialmente es importante que tengamos esto en cuenta para el caso que atañe a los niños, que tienen que abandonar el sedentarismo y no contemplarlo como una opción.

El deporte es, como decimos, la salvaguarda para disfrutar de nuestro tiempo libre y para mantenernos sanos. Pero, ¿cuál es, en concreto, la actividad que los españoles prefieren dentro de este campo? La verdad es que practicamos una serie muy variada de deportes, pero no cabe la menor duda de que el que más pasiones levanta, desde el punto de vista del practicante pero también del aficionado, es el fútbol. Y es que por algo se conoce a esta actividad como el deporte rey.

Los datos ponen de manifiesto esto que estamos hablando. Según una noticia publicada en la página web oficial de la Real Federación Española de Fútbol, en 2014 había un total de 674.326 licencias de fútbol masculino en nuestro país. Además, es destacable el número de licencias de jugadoras femeninas, que se situaba en más de 28.000 pero que ha crecido una auténtica barbaridad en estos 5 años que han pasado desde entonces. Y es que el fútbol, como bien es conocido, es todo un deporte de masas.

Pero no es el fútbol el único deporte que está en pleno apogeo en España. Uno de los deportes que sigue creciendo poco a poco es el fútbol sala, una de las actividades que los españoles, con el paso de los años, siguen empeñados en realizar. La página web oficial de la LNFS (Liga Nacional de Fútbol Sala) informó de que el 63% de los alumnos que se encuentran estudiando entre primero de primaria y segundo de Bachillerato practicaba este deporte en 2011.

El aumento de la venta de ropa deportiva demuestra el interés de la gente por el deporte

El sector dedicado a la venta de ropa deportiva no para de crecer. Esta noticia es realmente buena para nuestra sociedad puesto que demuestra que la gente está concienciada con las ventajas que implica la realización de ejercicio físico y con la satisfacción que proporciona ese deporte en lo que tiene que ver con el aprovechamiento del tiempo libre. Los profesionales de Marians Sport, una entidad dedicada a la venta de artículos para la práctica del fútbol o del fútbol sala, nos han comentado que ha crecido de una manera importante el número de personas que practican estas dos actividades con el objetivo de maximizar el disfrute en sus momentos de ocio.

Desde luego, es evidente que los dos deportes de los que venimos hablando tienen una enorme tradición en España. Y la van a seguir teniendo. Solo hace falta ver los pabellones y los estadios de los grandes equipos en nuestro país. Desde luego, no cabe la menor duda de que es mucha gente la que disfruta con este tipo de actividades y que esta es una manera no solo de hacer deporte y disfrutar, sino que es una opción más que digna para hacer nuevas amistades y desarrollarse personalmente.

El deporte es salud. Salud física y salud mental. Y estas cuestiones tienen un valor que no se puede calcular. Lo reconocen todas aquellas personas que practican algún tipo de deporte y que ven en esta actividad la manera no solo de permanecer sano o la de hacer amistades, que son las que hemos comentado, sino también la posibilidad de evadirse de la rutina diaria y dejar que nuestra cabeza olvide la mayoría de los problemas a los que tengamos que enfrentarnos al día siguiente.

Un descanso sin niños

Ir de vacaciones en familia es maravilloso y yo no lo cambio por nada. Las actividades, las experiencias, las risas de los más pequeños de la casa, su carita al ver cosas nuevas… es todo fantástico. Sin embargo, de vez en cuando, nunca viene mal dejar a un lado las responsabilidades y descansar de verdad, saber que los niños están atendidos con la abuela y olvidarte un poco del “mamá” o “papá” por unos días.

Unas vacaciones en  pareja, sin niños, puede ser lo que el matrimonio necesita para superar algún pequeño bache, e incluso aunque no lo haya, a veces es necesario tomarse ese descanso sin niños. Ahora bien, cuando hablo de descansar “sin niños” hablo de hacerlo sin los tuyos y sin los del resto de turistas porque al final, aunque no tengas a los tuyos pidiéndote un helado o gritando sin parar, si tienes a otros niños saltando en la piscina a medio metro de ti mientras se lanzan agua y corretean a tu alrededor, el descanso no surtirá efecto.

Ojea opiniones y noticias en red

Ten en cuenta que, a no ser que haya un viaje cultural especial que siempre hayas querido hacer con tu pareja en solitario, lo normal es que en este tipo de viaje de “descanso sin niños” lo que importe no es el dónde, sino el cómo y el con quien. Es decir, queremos relajación, servicios de calidad, habitaciones espaciosas y un poco de lujo a tu alcance, pero todo eso solo se consigue encontrando un buen hotel en el que las familias con niños gritones no tengan cabida. Ahora bien ¿cómo encontrarlo? Yo os recomiendo la búsqueda online.

Encontrar opiniones de otros viajeros es, hoy en día, bastante sencillo con plataformas como Trpadvisor o Booking, pero si a eso le sumas alguna que otra noticia relacionada con el sector tendrás el éxito asegurado. Si buscamos hoteles con premios para hacer una primera selección en la que localizar hoteles con buenas puntuaciones nos aparecen, casi siempre, los premios “Traveller´s choice”, otorgados por Tripadvisor según las opiniones de los usuarios.

Personalmente me parecen los mejores premios en los que fijarnos puesto que, si el premio lo da una asociación, organización o empresa, el resultado de los mismos puede dependes (y mucho) del dinero que la cadena de hoteles haya pagado previamente. Cuando el premio lo dan los usuarios, entonces solo cuenta la opinión de los mismos y sus propias experiencias.

Además, lo bueno de estos premios, es que se dividen en categorías de hoteles por lo que, si buscas algo sin niños correteando por todo el recibidor, puedes saltarte la categoría “familiar” e ir directamente a lo que te interesa. Este año, la cadena de hoteles que ha dado el campanazo en estos premios ha sido Mercer Hoteles, que se ha alzado con ocho Traveller´s Choice, nada más y nada menos. Se trata de un grupo hotelero de lujo que cuenta con hoteles en  Barcelona, Sevilla, Donostia, Córdoba, Cerdanya (Pirineo Ctalán), etc. La singularidad de esta cadena hotelera es que los edificios en los que se enclavan sus hoteles no son de reciente construcción, sino que hablamos de edificios históricos que guardan maravillas arquitectónicas y que han sido rehabilitados y reformados para formar parte de la cadena.

Por ejemplo, el Mercer Sevilla está ubicado en la Casa Palacio Castelar, un palacete portugués del siglo XIX en el histórico barrio de El Arenal, en Sevilla. Solo tiene 12 habitaciones, y aunque al estar en pleno centro debe prescindir de grandes jardines, en su azotea han instalado una piscina con solarium y pool bar, toda una experiencia para los sentidos de los huéspedes.

Este año, además, la cadena incorpora dos nuevos hoteles. El Eme Catedral, también en Sevilla, y el Torre del Remei, que es el hotel que ha llamado mi atención. Se encuentra en el Pirineo Catalán y es un palacete de principios del siglo XX ubicado en unos jardines preciosos en medio de la naturaleza, junto al Parque Natural del Cadí. Sinceramente, me parece un lugar de ensueño que quiero disfrutar en mi próximo viaje de descanso “sin niños”. Y a esto es exactamente a lo que me refería: ¿había pensado yo en ir a Cerdanya? Obviamente no, sobre todo porque ni siquiera sabía de su existencia, pero ese hotel, con ese paraje, con esos servicios y con la atención que caracteriza a la cadena Mercer me ha ganado, y eso es lo que quiero: tranquilidad, naturaleza, relajación y que me lo den todo hecho, básicamente.

Por eso, y porque yo también lo necesito, lo más probable es que el año que viene mis hijos se vayan de campamento un par de semanas en verano, o se queden con la abuela, ¿quién sabe? Lo importante es que nosotros podamos ir al Torre del Remei a descansar ¿o no?

Enoturismo

¿Os gusta el vino? Quizás esa debería ser la primera pregunta a hacerse antes de plantearse la posibilidad de hacer algún tipo de actividad de enoturismo, aunque he de reconocer que a mí no me encanta y, sin embargo, lo he pasado muy bien en visitas a bodegas, catas y demás actividades similares. ¿Por qué? os preguntaréis algunos, pues es muy simple, porque no es lo mismo estar en casa y probar un vino fuerte en boca de un paladar no acostumbrado a él que estar bajo la atenta mirada de un enólogo y otros visitantes más esperando a ver tu reacción al catar ese sabroso líquido.

¿Sabéis cuál es el vino que yo bebo gustosamente? El blanco suave. Los dulces no me gustan, que quede claro, pero el vino blanco (espumoso o no) suele ser un buen compañero de aperitivos y comidas de pescado para mí. Los tintos, no obstante, no son mi fuerte, así que cuando tengo en la mesa un buen chuletón para comer, o una tabla de quesos, prefiero pedirme una cerveza.

El enoturismo está de moda

¿Sabéis qué cantidad económica mueve al año el enoturismo  en nuestro país? Pues estamos hablando de una friolera de 80 millones de euros con un aumento, en 2018, de un 20,5% de visitas a bodegas y museos del vino.

Y es que, por un lado, soy de las que opina que desde que aparecieron este tipo de actividades y espadas turísticas son muchos los españoles, y extranjeros, que ven en ellas un modo de hacer algo diferente que se sale de la rutina y que, seamos sincero, es muy elegante. Entre los veinteañeros queda muy bien eso de decir “me he ido a hacer rafting” o “este fin de semana he hecho un escape room”, pero entre aquellos que pasamos la treintena y rondan ya la cuarentena, queda muy elegante e interesante decir que nos hemos ido a hacer una visita enoturística a unas conocidas bodegas.

Pero ¿cómo es una visita de estas características? Pues todo depende de la bodega que vayamos a visitar, yo he estado en varias con amigos y en pareja, y la cosa cambia mucho dependiendo de cómo tienen montada la visita, o la cata, y de quien es el guía y el carisma que tiene.

Una de las mejores experiencias de enoturismo la viví en Bodegas Bocopa, muy conocidos por sus vinos de Alicante y, concretamente, su vino tinto de Alicante tipo Fondillón. Tienen varios tipos de visita, yo elegí la visita gastronómica porque iba con un gripo de amigos a pasar el día y la verdad es que fue todo un acierto.

La visita consta de una explicación en video donde podemos ver el nacimiento de las bodegas y la procedencia de la vid de sus vinos. Normalmente estos vídeos suelen aburrirme, pero en este caso está bastante bien montado y no se hace nada pesado. Dura algo menos de media hora.

Tras el video a modo presentación comienza la visita guiada por las bodegas y aquí es donde el guía puede cambiar, y mucho, la percepción del visitante. En este caso hablamos de un guía ameno, con gracia y con bastante carisma que nos hizo muy amena toda la visita. Al final de la misma, nos dieron a degustar tres vinos, con sus respectivas presentaciones, explicaciones y preguntas.

Todo esto acaba sobre las 13:30, hora en la que quienes no han contratado comida se marchan y los que sí la hemos contratado pasamos al comedor, un espacio muy bien acondicionado y elegante que no desmerece en nada a los buenos restaurantes. Además, la comida en sí, estuvo muy bien. No la recuerdo exaltantemente pero sé que nos pusieron varios entrantes y luego un plato principal elegir con bebida, postre y/o café.

Yo os recomiendo que busquéis algo así porque, si solo contratáis la visita, al final la experiencia acaba demasiado pronto, por lo menos para mi gusto.

Otras bodegas que he visitado y os recomiendo: Bodegas Francisco Gómez, Bodegas Mendoza, Bodegas Emina Rueda y Bodegas Carchelo. Ahora, una que no os recomiendo nada porque a mí no me gustó, y que quede claro que es una opinión personal, es la visita a las Bodegas Protos, fue muy sosa, sin gracia y todo acabó en un abrir y cerrar de ojos.

Escapada histórica

A los niños de 12 años, por regla general, les gustan los superhéroes de Marvel, que están tan de moda, o las princesas de Disney, o los coches de carreras, o los animales… pero ¿conocéis a algún niño que sea amante de la arqueológica y la historia a esa edad? Yo sí, el mío. Pero lo extraño es que no es el típico niño estudioso que usa gafas (vivan los estereotipos) y se pasa el día conectado al ordenador. No, a él le gusta el fútbol, salir a jugar con sus amigos y pasarse las horas en la piscina de la urbanización mientras haga buen tiempo.

Es un niño normal, se pelea con su hermana cuando está viendo la tele y ella se pone pesada, hace dibujos de monstruos feos a los que les pone nombres como si fuera uno de los niños de “Stranger Things” y hubiera creado al Demogorgon.  Pero luego, cuando su padre se pone un documental de arqueología, él abre los ojos como platos, se sienta a su lado en el sofá, y se queda embobado viendo restos egipcios, romanos, griegos, íberos o lo que le echen. Pero aún hay más, y es que esa pasión por la arqueología hizo que empezara a preguntarle a su padre cosas de esos tiempos, de esa época, y él, como si fuera un cuentacuentos, le contaba los mitos griegos, la conquista de Alejandro Magno o las barbaridades que hizo Calígula. Ahora su regalo favorito para Navidad o cumpleaños son libros de historia. Si alguien le regala un videojuego lo agradece, juega, se lo pasa bien y se divierte, pero quien le regala un libro de historia tiene un hueco en su corazón para toda la vida.

Por eso, y a pesar de que el buen tiempo me tentaba a coger el coche e ir hacia el sur, a disfrutar del sol y de las terracitas del verano, el pasado puente del 1 de mayo, el día del trabajador, llenamos las maletas de ropa, las lazamos al maletero, y pusimos rumbo a Úbeda y Baeza, dos localidades con las que el pequeño está obsesionado desde que leyó, vete tú a saber dónde, que son la perfecta imagen del medievo español.

Úbeda y Baeza

Ambas ciudades están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad y se encuentran en la provincia de Jaén, así que podríamos decir que sí que fui hacia el sur, solo que en búsqueda de otras joyas que nada tienen que ver con la playa y el sol.

Las llaman joyas renacentistas y tienen razón al ponerles ese mote porque creo que son de las pocas ciudades que se conservan tan bien en nuestro país. Tienen palacios e iglesias en casi perfecto estado que datan del siglo XVI y XVII, pero lo verdaderamente magnífico es caminar por las calles de esas localidades, son estrechos callejones de ambiente medieval y arcos que dividen plazas. Ahí radica el verdadero encanto de Úbeda y Baeza.

Para detallaros mejor los monumentos debería traer aquí a mi hijo,y que fuera él quien redactara lo increíble que es la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda, o la Catedral de Baeza, pero a cambio de mi hijo, lo que os recomiendo es que reservéis una visita con visitaubedaybaeza.com, una guía turística de la zona que narra las historias de ambas ciudades con una pasión que hipnotiza. Se llama Mª Jesús Ruiz, y es un encanto.

Se cuenta que Úbeda fue fundada por un descendiente directo de Noé, el del arca. Es más una leyenda que otra cosa, pero para los lugareños es algo de lo que sentirse orgullosos. Basándonos en la arqueología, hasta ahora se han descubierto asentamientos de la Edad de Cobre, en lo que actualmente es el Cerro del Alcázar por lo que se cree que Úbeda cuenta con unos mil años de antigüedad. Se trata de la ciudad más vieja científicamente documentada de Europa occidental.

Baeza, por su parte, tampoco se queda atrás pues ha encontrado signos de habitantes de la zona en el V Milenio a.C., casi todo proveniente de grupos epipaleolíticos, cazadores y recolectores. 

En el Cerro del Alcázar, al sur de la ciudad, existió una de estas ciudades íberas durante al menos trescientos años. Estaba amurallada y con cabañas intramuros bajo las cuales se llevaban a cabo enterramientos. En dicho cerro se ubicaron sucesivos poblados íberos a partir del siglo IV a. C.

La verdad es que no me arrepiento de este viaje, y mucho menos de ver a mi hijo emocionado contándome todo lo que veíamos, porque se lo había estudiado previamente. Tal vez, quien sí se arrepienta sea mi otra hija, que se aburrió como una ostra y tuvo que andar “demaosado”, como dice ella. Pero imagino que también se quedaría con algo de cultura, ¿no?

Preparando las vacaciones 2019

Estamos en Junio y ya hay que tener bien claras las vacaciones porque en menos que canta un gallo habrán llegado, habrás probado el dulce sabor del tiempo libre, habrás pestañeado y habrás vuelto a la rutina probando entonces el amargo sabor de la vuelta al trabajo, y es que nos pasamos muchos meses del año esperando la llegada de las vacaciones  y muy poco tiempo disfrutándolas cuando están aquí. Así que, si no lo tienes claro es hora de que te decidas y, para ayudarte un poco, te proponemos los mejores destinos para viajar en familia.

Bueno, empecemos diciendo que todo depende de lo grande o pequeño que sea el bolsillo y, por supuesto, de lo aventureros que seamos. Esto lo aviso porque personalmente me lo he pasado igual de bien estando una semana en un camping de la costa del sol que viajando por Europa. Son viajes diferentes, no tienen nada que ver, pero cuando la economía no está como para coger aviones, lo mejor es optar por algo que nos relaje y nos aporte bienestar, ocio y tiempo en familia, aunque sea a la vuelta de la esquina.

Otra cosa a tener en cuenta es que si pensamos coger aviones, el tema del equipaje es un punto y aparte. Cuando se viaja con niños no basta con las maletas de mano, os lo aseguro, hay que llevarse media casa a cuestas, por eso a veces pienso que lo mejor es alquiler una autocaravana y llevarme todo conmigo, incluso el baño, para que no empiecen con eso de “me hago pipi”, y demás. Dicho esto, os recomiendo que paséis de facturar maletas en la compañía aérea porque a mí lo único que consiguen con todo ese tema es ponerme dolor de cabeza. Que si esto no lo puedes subir a cabina y debe viajar en bodega, que si superas los kilos permitidos, que si esto es demasiado grande… Pasando. Hace dos viajes exactamente, descubrí la empresa Maletas por Avión, quienes se llevan el equipaje con el que quieras viajar un par de días antes y te lo llevan al hotel que les indiques el día previsto. No es caro, lo digo porque más de uno se piensa que eso debe costar una pasta y la realidad es que al final sumas lo que te gastas en facturación con el dolor de cabeza que te produce todo el estrés y compensa de sobra contratar los servicios de una empresa externa como esta.

Destinos en familia

El reino de Lego, Copenhague.

Dinamarca ya de por sí es un país maravilloso, tanto por los paisajes que podemos visitar como por su cultura y su gente, pero el hecho de que en la capital encontremos el parque temático de Lego es un plus a tener muy en cuenta si quieres tener un día entretenidos a los niños de la casa, y también a los mayores  la verdad. Además de eso, por supuesto, podéis ver la estatua de la Sirenita, los Jardines de Tivoli, el parque de atracciones, etc.

Fiyi

Para ir a las islas Fiyi hay que preparar el bolsillo, es verdad. Sería ridículo que ahora os presentara este viaje como algo maravilloso sin ser consciente de que la mayoría de nosotros no podemos pagarnos algo así ni en sueños. Ahora bien, si nos hace ilusión tener algo de estas características, he comprobado que pasando de los viajes al extranjero durante unos cinco años podemos optar a algo así. Al menos yo lo hice. Es un destino inmejorable porque los papis de la familia pueden relajarse y olvidarse de todo con los servicios que las islas ofrecen, a todo lujo, y los niños jugar y pasar momentos especiales con otros niños mientras las niñeras de los resorts se encargan de ellos, literalmente. Ellos juegan, hacen gymkanas, van a la piscina infantil y alucinan con todo mientras tú te relajas en el spa. Fantástico.

Tokio

Tokio es un a ciudad para visitar una vez en la vida con bastante tiempo. A las afueras, pero sin alejarte demasiado, puedes contemplar la verdadera esencia de Japón, en sus templos, en sus palacios, es todo magnificencia. Y luego, en el centro de la ciudad, los niños encontrarán multitud de alicientes. En Tokio podemos visitar la casa de Hello Kitty, el observatorio de la Torre de Tokio desde donde veremos el monte Fuji y practicar miles de actividades tecnológicas que cientos de empresas turísticas ponen al alcance de tu mano desde que pones un pie fuera del avión.

Laponia

Este es un viaje que aún no he hecho pero que tengo que hacer en breve, antes de que mis hijos pierdan la ilusión por Papá Noel. Quiero llevarles a Laponia, en Findlandia, a conocer la casa del gran Papá Noel, y su oficina de correos. Además, he leído que podemos contratar paseos en trineo y excursiones para ver auroras boreales.

Y si buscas algo más económico hacedme caso, los campings con animadores infantiles son una auténtica maravilla.